| 6/10/2015 7:00:00 PM

Rosario Córdoba, manos a la obra con el Grupo Argos

El buen manejo macroeconómico que se le ha dado al país no es suficiente. Hacen falta proyectos que permitan mejorar la competitividad del sector privado que se tiene que enfrentar a problemas de infraestructura, logísticos y de altos costos de energía que no le permiten ser eficiente.

Así lo considera Rosario Córdoba, presidente de la junta directiva del Grupo Argos, quien asegura que Colombia no supo aprovechar el buen momento que vivió por cuenta del crecimiento del sector minero-energético. Esta es su posición.

- ¿Cómo ve la economía?

Siempre soy optimista. Cuando miramos los indicadores macroeconómicos tenemos que reconocer que la economía se ha manejado bien y esa es parte de la razón por la cual desde afuera Colombia siempre está bien ranqueada con indicadores de deuda buenos e incluso con datos de crecimiento por encima de los vecinos. Si bien miramos y decimos que la economía se está desacelerando como consecuencia de la caída de los precios del petróleo, todavía el país está bien.

- ¿Cree que el país aprovechó el buen momento petrolero?

Desafortunadamente no aprovechamos mejor esos buenos años de recursos del petróleo para hacer cosas que de todas maneras se tienen que llevar a cabo y que tienen que ver con la competitividad. Eso es muy importante para que cuando vengan esas épocas difíciles se tengan las herramientas con qué competir. Vivimos muy bien de los recursos del petróleo pero nos dejamos enredar pensando que iban a ser eternos.

- ¿Cuáles son esas cosas que es urgente hacer?


Todo el tiempo, desde el Consejo Privado de Competitividad, pedimos que se hagan otras cosas que el país requiere para ser competitivo. No basta con un buen manejo macroeconómico porque este se sostiene sobre otros pilares que son clave. Por ejemplo, se requiere de una logística adecuada, los puertos no funcionan bien y los costos de energía no son competitivos. Esto es importante para que Colombia pueda crecer de manera sostenida y creciente en el tiempo.

- ¿Dónde están los mayores retos para el país?

El país crece si tiene las condiciones necesarias para ser productivo y eficiente. Colombia está muy mal en lo que es infraestructura y en capital humano falta mucho por hacer, especialmente en materia educativa. Otro aspecto en el que también estamos mal es en la institucionalidad; es decir, la calidad de las instituciones, no solamente las públicas, sino en general el Congreso y la Justicia. Estos también son inhibidores del crecimiento.

- ¿Qué sectores cree que pueden sacar la cara en ente momento?

Hay unos sectores que ya vienen empujando, como son el de infraestructura y construcción. Uno quisiera que hubiera más sectores exportadores y más crecimiento, pero no se hizo la tarea en los años anteriores.

- ¿Qué reformas considera urgentes para el país?

La primera es una reforma tributaria integral en la que se haga una revisión de todos los tributos. Es necesario reorganizar el sistema tributario, no solo para que sea más equitativo y progresivo sino que adicionalmente garantice la eficiencia económica. El país no puede tener un sistema tributario que va en contravía de la inversión, porque se frena el crecimiento. Es muy importante que las cargas tributarias se repartan de forma adecuada en la sociedad. También la reforma pensional, porque va a llegar el momento en que no va a ser financiable todo lo que toca pagar. Se requiere incorporar más gente al sistema, tanto tributario como pensional. De igual forma, considero importante hacer una reforma laboral que flexibilice la contratación y liquidación de la gente con la idea de que haya mayor movilidad en el mercado laboral. Hoy en día es costoso contratar y eso desestimula el trabajo formal.

- ¿Cómo ve a los vecinos?

Si bien a la mayoría de países de la región la caída de los precios de las materias primas los golpea, Colombia ha sido juiciosa desde su perspectiva macroeconómica y, aunque vamos a tener un crecimiento menor al de años anteriores, no tendremos un dato negativo. A Venezuela, por cuenta de que no ha hecho esa tarea, le está yendo mal y Ecuador tiene su propio problema como consecuencia de una economía dolarizada.

- ¿Cuál cree que ha sido la mejor decisión de negocios que ha tomado el Grupo Argos?

Grupo Argos ha ido creciendo no solo en el negocio cementero, hoy en día también está en el de energía, puertos e inmobiliario. Se ha convertido en una holding de infraestructura muy sólida con un crecimiento importante en los últimos años. Al mismo tiempo, ha tomado decisiones oportunas de inversión en el exterior. Por ejemplo, su incursión en Estados Unidos es muy positiva porque es un mercado que está creciendo y particularmente el negocio de finca raíz y de venta de viviendas nuevas se está moviendo.

- ¿Cuál es el empresario que más admira?

José Alejandro Cortés, por su compromiso y todo lo que le ha entregado al país.

- ¿Cuál ha sido el mejor gerente del Banco de la República?

Cada gerente del Banco y cada Junta deben afrontar situaciones y momentos muy diferentes. El buen comportamiento macroeconómico del país es el resultado de una institucionalidad que ha permitido ser consistente en el manejo. La independencia del Emisor ha garantizado que el país vaya bien.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?