| 6/30/2015 8:00:00 AM

"El problema no es de plata": Superintendente Financiero

"Una vez entiendan los riesgos financieros, el sistema tiene la capacidad de apoyar adecuadamente a ese sector y a los demás con los que hoy trabaja”, comentó a Dinero el superintendente Financiero, Jorge Castaño.

¿Qué tanto va a cambiar el sistema financiero con las 4G?

La apuesta de desarrollo del sistema está asociada a consolidar las obras de infraestructura y nos da tranquilidad saber que las entidades lo podrán absorber y no solo los bancos, también los fondos de pensiones y las aseguradoras. Es un volumen de recursos grande, se habla de entre $14 y $16 billones que se van a requerir entre 2016, 2017 y 2018, pero si se tiene en cuenta que la cartera de infraestructura va a ser calificada como comercial y allí hoy ser originan préstamos por $200 billones, entonces la cifra ya no se ve tan grade.

¿Por qué se va clasificar como cartera comercial y no como  hipotecaria, que es la que se hace a más largo plazo?

Para la infraestructura se requieren dos financiaciones una para la construcción y otra para la operación y la sostenibilidad de las obras. La primera es a tres o cinco años, lo que es parecido al crédito comercial tradicional, la segunda será de mucho más largo plazo y es probable que se ajuste mejor a las necesidades de los fondos de pensiones o de las aseguradoras.

¿Si los créditos para 4G van a calificar como comerciales también tendrían las tasas más bajas del mercado?

Más o menos. Los créditos comerciales son los más grandes por tamaño y tienen menores tasas porque comportan menores riesgos, en infraestructura la preocupación está justamente en los riesgos, dado que no se sabía quién los iba a asumir, ni cómo. Por eso las entidades trataban de cubrir esos riegos con un interés bastante alto, pero el Gobierno ha tratado de ir minimizando los diferentes riesgos como las licencias ambientales, las negociaciones con las comunidades, la compra de predios, etc. Eso se ha acotado bastante y las entidades deberían descargar esos riesgos de las tasas de interés. No obstante, las tasas  van a depender de cada proyecto, pues cada uno tiene su particularidad. Cada entidad debe desarrollar las capacidades para entender bien el proyecto y los riesgos que se asumen.

¿Se puede afectar la oferta de otros tipos de créditos debido a que 4G requiere mucho capital?

Hicimos una evaluación sobre cuánto crédito estarían en capacidad de ofrecer las entidades que manifestaron la intención ante la ANI de participar en los cierres financieros, bajo dos supuestos: mantener la tasa de crecimiento actual del crédito, que está en 10,5% real (vivienda, comercial, microcrédito y consumo) y mantener el mismo nivel de solvencia. La conclusión es que tienen plena capacidad de financiar los $14 o $16 billones de la primera fase de construcción, además esos son recursos que no se desembolsan en un año, sino en dos o cuatro y por cuotas. Hoy el sistema financiero desembolsa $2 billones mensuales, así que esos $14 billones no tienen por qué afectar la oferta de crédito.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?