| 6/10/2015 7:00:00 PM

Avianca a 'velocidad crucero' con Germán Efromovich

Germán Efromovich, uno de los empresarios que más ha invertido en los últimos años en el país y que se propuso reinventar Avianca, ve con buenos ojos el comportamiento económico del país.

Sin embargo, el presidente de la junta directiva de la aerolínea más grande del país considera importante recuperar el trabajo realizado en materia de incentivos a la inversión, una fórmula infalible para lograr estabilidad y crecimiento.

¿Cómo ve la economía para este año?

Este es un año difícil en la región. El año pasado fue complicado también. Pocos países se prepararon para enfrentar el cambio que hubo en los commodities. Todos los que dependemos de materias primas –Colombia inclusive– vamos a sufrir un poco. Sin embargo, los dos países de la región que sí van estables y no deben sufrir mucho son Colombia y Perú. El resto de la región deberá padecer, Brasil –sin duda–, por los problemas internos que tiene, deberá prácticamente ‘estacionar’ este año y una buena parte del que viene.

¿Para Colombia cuáles son los desafíos específicos?

Es importante acelerar los proyectos de infraestructura para el desarrollo del país. Creo que el Gobierno lo tiene claro, tendría que ser acelerado al máximo. La conclusión del proceso de paz sería un punto importantísimo, principalmente para que se puedan concentrar en el trabajo diario y eso ya no sea más un desvío de preocupación y una pérdida de foco. De resto, es el día a día de la economía, continuar un trabajo que creo que hemos perdido un poco y es el incentivo a la inversión, tanto extranjera como interna. Esto fue una cosa muy importante para que Colombia diera el salto que se presentó en economía y negocios internacionales y que permitió fortalecer su industria y su balanza comercial. Inclusive sacar provecho de todos los TLC .

¿Al hablar de retrocesos en incentivos a la inversión se refiere al tema tributario?

Hay que ver la cosa finalizada, dar opiniones cuando la torta todavía se está cocinando no es conveniente. No estoy en contra de que haya tributos, pero no se puede exagerar la carga tributaria, porque saca competitividad y saca el incentivo. Se ha probado en la historia que no es el tamaño del impuesto el que genera ingresos, sino el incentivo a la producción.

¿Les dio duro el impuesto al patrimonio?

El impuesto al patrimonio es una contribución de quien puede pagar un pedazo para tapar un agujero, dependiendo de cómo se determine y hasta dónde llega. Vale decir que quien tiene patrimonio ya pagó impuesto sobre eso: cuando generó el ingreso. No se puede ‘pulir’ a quien tuvo éxito y consiguió producir, generar bienes, utilidad y riqueza.

¿Cómo van los temas de infraestructura: Eldorado y el Puente Aéreo?

El Puente Aéreo lo estamos utilizando; el aeropuerto ha colaborado y como no cabíamos en el nuevo muelle nacional, tuvimos que dividirnos. Eso nos causa un costo adicional, de manera que los vuelos que no necesitan mucha conexión a nivel principalmente internacional, los mantuvimos en el puente aéreo, que hasta una cierta capacidad funciona muy bien y es eficiente. Pero la capacidad de crecer está bastante limitada. Hay negociaciones para la ampliación, no conozco los detalles, ahí vamos. Hay un problema de infraestructura, no tanto de terminal, pero sí de pistas y equipamientos. Nuestra gran competencia es Panamá y estamos haciendo todos los esfuerzos para convertir a Bogotá en el gran hub de las Américas.

Pasando a otros temas: ¿Cuál fue la peor decisión de negocios de su vida?

Fueron tantas que ni me acuerdo y las borro de mi memoria.

¿Cuál es el empresario que más admira?

Hay algunos empresarios que han sido mi inspiración. Desde el americano Jack Welch, hasta Sebastian Camargo y Amador Aguiar, aquí en Brasil. Son gente que ha hecho empresa de varias maneras. Los dos brasileros empezaron de la nada y eso es lo difícil, pues en esos años Brasil vivía problemas serios de alta inflación y un mercado cerrado.

¿Cuál es su libro de cabecera?

El arte de la guerra de Sun Tzu, porque tiene ejemplos que representan disciplina, organización y gestión. En el mundo moderno se confunde libertad con libertinaje. Lo recomiendo y es mi libro de cabecera, porque lo consulto varias veces al año. Es el libro guía en West Point. Es una buena guía para tener éxito, no solo en el mundo empresarial, sino en cualquier cosa.

¿Cuál es la mejor película que ha visto?

Tantas y tan buenas. Hay una que está muy bien hecha y que nos muestra, sin un kilo de violencia o pornografía, la realidad de una época, previa y durante la Segunda Guerra Mundial: La vida es bella.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?