| 10/16/2014 12:00:00 AM

Los conductores elegidos

Llevar a buen puerto cualquier empresa es un gran reto. No solo se necesitan habilidades gerenciales sino visión y astucia para prever las dificultades.

¿Cómo identificar cuándo una empresa es bien administrada? Las variables pueden ser muchas, porque medir a un equipo directivo solo por la rentabilidad podría generar incentivos que, en el largo plazo, se convierten en verdaderas amenazas para la sostenibilidad de la misma empresa. Por ejemplo, la crisis mundial de 2008 mostró que al obsesionarse exclusivamente con los resultados financieros se diseñó una trampa mortal no solo para unas compañías, sino para el sistema económico mundial.

Administrar bien es toda una ciencia: hacer más con menos, utilizar los recursos disponibles para lograr rentabilidades sostenibles y crecientes en el mediano plazo que satisfagan las expectativas de los accionistas e impulsen el bienestar de los trabajadores, los grupos de interés y las comunidades involucradas por la actividad empresarial es un gran desafío. Aunque la premisa parece ser sencilla, cumplirla no es una tarea fácil y se necesita de muchas condiciones.

De la encuesta realizada por Invamer Gallup para Revista Dinero, se puede concluir que las personas consultadas consideran como ‘bien manejadas o administradas’ a las empresas de tamaños importantes, con tradición, que no solo han crecido en Colombia sino en el exterior, cuya presencia en ciertos mercados es predominante y que tienen buenos niveles de gobierno corporativo, pues han emitido acciones o participan del mercado de valores.

Esto último parece ser importante, pues en la lista figuran nombres como Bancolombia, Ecopetrol, Argos, Nutresa, Avianca y Pacific Rubiales, firmas todas que son protagonistas de primera línea en la Bolsa de Valores de Colombia, y también, en algunos casos, en otras bolsas internacionales como las de Nueva York y Canadá. Cabe destacar el caso del sector financiero, pues cuatro compañías bancarias aparecen entre las primeras 20. 

Davivienda y el Grupo Aval entraron en esta edición del ranking de las empresas más admiradas por la manera como se percibe que son manejadas.

Asuntos como valores corporativos, transparencia, calidad de sus productos y servicios son claves hoy para lograr que la gente admire a una compañía. En eso, las firmas colombianas parecen haber encontrado la clave, pues claramente estos son tiempos en los que las buenas administraciones se destacan.

LAS MEJOR ADMINISTRADAS

Nestlé

La compañía suiza Nestlé es ya tradicional en el mercado local. No solo tiene marcas renombradas en el sector alimentos, sino que cuenta con más de 2.000 colaboradores y un negocio que ya vale cerca de $1,2 billones al año.

El presidente de la compañía, Javier Texido, tiene clara la clave en este proceso: “Sabemos que el crecimiento de nuestro negocio y el cumplimiento de nuestros proyectos se deben al desarrollo y bienestar de nuestra gente. Ofrecemos a todos nuestros empleados ventajas y beneficios para que puedan disfrutar de un equilibrio entre vida personal y profesional, y así cumplir nuestro objetivo de llevar nutrición, salud y bienestar a nuestros consumidores con productos de alta calidad”.

Según él, el esfuerzo de la compañía es ser exitosos, pero compartiendo dicho éxito, razón por la cual “medimos nuestros resultados en materia de Creación de Valor Compartido, ya que no podemos ser exitosos si no compartimos ese crecimiento con la sociedad, nuestros empleados, proveedores y accionistas. Desde hace 70 años, en Colombia Nestlé se ha enfocado en la creación de valor compartido en nutrición, agua y desarrollo rural”, concluye.

Davivienda
Varios aspectos hacen que Davivienda se le considere bien administrada. Primero, no solo ha logrado posicionarse como una entidad seria, a la par ha consolidado una campaña de divulgación con mensajes frescos que han caído muy bien entre sus clientes y en la comunidad en general. Su eslogan “su dinero puede estar en el lugar equivocado” es uno de los más recordados hoy por las audiencias de medios de comunicación.

Pero esto no sería posible tampoco sin buenos resultados. Davivienda es un banco con muy buenos indicadores: tiene activos por más de $50 billones, una cartera vigente por $37 billones y un patrimonio técnico de $6 billones.

Además, la entidad se ha venido expandiendo, gracias a la compra de los activos del Hsbc en Centroamérica, lo que significó su internacionalización. Davivienda es prototipo de una empresa bien manejada.

Grupo Aval
El grupo financiero más grande del país tiene como máximos directivos al hombre más rico de Colombia y uno de los magnates del mundo, Luis Carlos Sarmiento Ángulo y a su hijo, Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez.

Construir un conglomerado financiero de este tamaño no sería posible sin haber acertado en las decisiones de negocio.

A la expansión en Centroamérica, por medio de la compra de los activos de Bac Credomatic por US$1.900 millones se sumó la reciente emisión de ADR en Nueva York, lo que será, sin dudas, uno de los negocios del año en Colombia.

El Grupo Aval es ya uno de los conglomerados financieros más importantes de Latinoamérica. Según las cifras, al 30 de junio pasado, el Grupo dejó una utilidad de US$436 millones y tenía activos por US$86.000 millones y un patrimonio de US$10.200 millones.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?