| 8/21/2013 6:00:00 PM

El primer ensamblado

En 1962, General Motors ensambló el primer vehículo en Colombia y el pasado 10 de julio de 2013 inauguró la primera planta de fabricación en Bogotá.

Un jeep Austin llamado ‘Montañero’ pasó a la historia como el primer vehículo ensamblado en Colombia, el 16 de febrero de 1962 por la Fábrica Colombiana de Automotores S.A. hoy, General Motors Colmotores.

El momento, presenciado por el príncipe Felipe de Edimburgo, “coincidió con la salida de los primeros 20 o 30 jeeps y… ¡caminaron!”, dice entre risas y recuerdos Germán Montoya Vélez, fundador de la Fábrica Colombiana de Automotores S.A., Colmotores, ensambladora que dio origen a la industria automotriz.

La fábrica fue fundada el 27 de julio de 1956 y para el 28 de noviembre de ese mismo año ya había firmado el contrato para ensamblar con la inglesa British Motor Corporation Limited (BMC). Pero el primer carro sólo arrancó seis años más tarde.

La planta se construyó en un lote de 280.000 m2 y produjo los primeros vehículos, camiones y jeeps, en medio de una escasez de divisas para importar el material CKD –unidades desarmadas para producir el vehículo–.

No obstante esas dificultades, en 1968 ya se registraba una producción de 4.000 unidades. Un año después comenzó a operar en el país la primera ensambladora de vehículos Renault, que en 1970 produjo el primer modelo de Renault 4L y se convirtió en uno de sus principales competidores.

El ingreso de General Motors a Colmotores, en 1979, le dio un nuevo aire a la compañía y mayor músculo financiero. Dos décadas después, se incorporó en la razón social de General Motors el nombre inicial de la fábrica: Colmotores, y producía 36 versiones de 12 modelos de vehículos.

Hoy la compañía cuenta con 2.000 colaboradores, registró ventas por $3 billones en 2012 y tiene una participación cercana a 30% del mercado colombiano, estimado en 300.000 vehículos.

Su nueva planta, inaugurada el 10 de julio pasado, tiene capacidad para producir 60.000 vehículos al año, fabricará las carrocerías de los modelos SailCo y Cobalt y también seguirá ensamblando, porque, como dice Germán Montoya a sus 90 años, “en Colombia todo está por hacerse”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?