| 12/12/2011 6:00:00 PM

El mundo

Europa entrará en recesión, Estados Unidos seguirá convaleciente y China se debilitará. Todo eso en medio de elecciones en 40 países.

Predicciones fatales
Pocas veces los pronósticos sobre el comportamiento de la economía mundial para el año siguiente habían coincidido tanto y de manera tan pesimista, como en 2012. La ONU, a través de su departamento de asuntos económicos, alertó un crecimiento mundial de 2,6% que algunos califican de ‘anémico’, mientras analistas como Goldman Sachs, Standard and Poor’s y Morgan Stanley aseguran que habrá una recesión más profunda en los países de la Eurozona y sus cálculos sobre el comportamiento de estas economías van entre 0,2% y 0,8%.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), que ya en septiembre revisó a la baja su pronóstico de la economía para 2012, acaba de anunciar que en enero, volverá a bajar la previsión. La jefe del FMI, Christine Lagarde, anunció que “muchos países acudirán al Fondo” en busca de apoyo. La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde) ha advertido que la economía mundial no está fuera de peligro.

La incógnita europea
Con elecciones en Francia, Finlandia, Grecia y probablemente en Italia, la Unión Europea enfrentará en 2012 un año crucial, pues no solo tiene su economía resentida (prevén un crecimiento de 0,6%), sino que además su moneda única y su misma unión penden de un hilo.

De la forma como el Banco Central Europeo decida salvar a los gobiernos quebrados dependerá la recuperación, pero mientras eso se logra, los seis países que aún mantienen la calificación AAA, como Francia, que preside Nicolás Sarcozy, harán lo necesario para no perderla, pese a tener amenazados a sus grandes bancos.

Mientras encuentran una solución, las autoridades comunitarias seguirán insistiendo en aumentar la integración. Es más, think tanks como el belga Bruegel creen que la clave está en tener un solo ministro de finanzas de la Eurozona que pueda tomar medidas en todos los países. Amanecerá y veremos si en vez de separarse logran unirse más.

¿Repetirá Obama?
El 50% de probabilidades que le dan los mercados de predicciones a la reelección del presidente Barak Obama en 2012, muestra lo divididos que están los estadounidenses para la escogencia de su nuevo líder. Aunque Obama ha decepcionado a muchos de sus electores, al punto que algunos han propuesto que le ceda el turno a su secretaria de estado, Hillary Clinton, lo cierto es que entre sus competidores republicanos no existe ninguno con el perfil para ganarle.

Los problemas económicos que enfrenta (en particular, un desempleo pegado en el 9% y una proyección de crecimiento que no supera el 2%), sumados a su falta de liderazgo legislativo son los lunares que opacan la gestión de Obama.

No obstante, para algunos analistas, con su estrategia de culpar a los republicanos de frenar los planes para generar empleo y de no querer gravar más a los ricos, busca asegurar votos para una nueva victoria.

Chávez: ¿para o sigue?
Si las elecciones fueran hoy, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, repetiría en el cargo por cinco años más, según la última encuesta electoral de Hinterlaces, que indica que el mandatario tiene una aprobación de 49%, frente a 38% de sus opositores. Pero las elecciones en Venezuela se cumplirán el 7 de octubre de 2012.

Tres temas benefician la candidatura de Chávez: los altos precios del petróleo, la abultada chequera que facilita el gasto público y la falta de unidad de sus opositores. Pero los adversarios de Chávez también tienen lo suyo: una fuerte campaña para buscar un candidato único y la creciente inconformidad por el deterioro de las condiciones sociales y económicas. Al margen de la discusión electoral, también será determinante el estado de salud del mandatario, un tema sobre el que sigue reinando la incertidumbre por la escasa información.

Año electoral
Las campañas políticas coparán buena parte de la agenda de 2012 en cerca de 40 países alrededor del mundo, donde están previstas elecciones legislativas y presidenciales. En el continente americano se destacan las elecciones en Estados Unidos, la primera economía del mundo, el 6 de noviembre; en Venezuela, donde Hugo Chávez define su suerte en el poder, que se cumplirán el 7 de octubre, y en México el primero de julio, cuando será elegido el sucesor de Felipe Calderón. Pero también definirán el nuevo rumbo de sus políticas países como Francia, que el 4 de marzo realiza la primera vuelta para conocer si Nicolás Sarkozy repite mandato o deja el poder; Rusia, cuyo actual primer Ministro, Vladimir Putin, aspira a quedarse el 4 de marzo con la presidencia, y una de las mayores economías emergentes, India, donde se escogerá el 15 de julio el sucesor de la actual presidente, Pratibha Patil.

China, debilitada
Todo apunta a que el Año del Dragón traerá una disminución del crecimiento en China, que podría ubicarse alrededor de 8,5%. Y, aunque las exportaciones caerán por una demanda global más floja, la apreciación del reminbi y la pérdida de competitividad –por el aumento en salarios–, estos mismos factores sumados al proceso de migración del campo a la ciudad, mantendrán sólido y creciente el consumo interno. No es probable que la fuerte expansión crediticia y el boom del mercado inmobiliario deriven en una crisis a corto plazo, aunque son factores para estar atentos, pero se espera una corrección en los precios de la finca raíz. El próximo año también habrá cambio de gobierno pues termina el periodo del Presidente Hu Jintao y del Premier Wen Jiabao, seguramente serán sus segundos quienes los reemplacen.

Brasil, a media marcha

La desaceleración de la economía brasilera en 2011 hace prever que el crecimiento del próximo año se ubicará alrededor del 3,5% –lejos del 7,5% de 2010– y estará jalonado por el sector minero y petrolero. Dos temas marcarán la agenda: crecimiento e inflación.

Ante la alta liquidez mundial seguirá la revaluación del real, que impacta sus exportaciones y su industria. El gobierno de Dilma Rousseff espera acelerar inversiones en energía, infraestructura y logística para impulsar el crecimiento.

A pesar de que el Banco Central ya acumula dos recortes sucesivos de 50 puntos básicos en las tasas de interés para impulsar la economía, la inflación sigue por encima del límite, por lo que se esperan nuevos recortes en tasas. Las acciones podrían recuperarse en 2012 tras el desplome de 18% este año. Pero esto dependerá de la evolución de la crisis europea.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?