| 4/14/2016 12:00:00 AM

El gran negocio de las actividades extracurriculares

Empresas de refuerzos académicos, deportes, artes o atención psicopedagógica se disputan con los colegios el tiempo libre de los estudiantes. Informe de Semana Educación.

Aunque en Colombia no existen cifras oficiales sobre la cantidad de niños que toman actividades extracurriculares, la creciente oferta de cursos en deportes, artes, refuerzos académicos y atención psicopedagógica es una prueba de que cada vez más estudiantes recurren a este tipo de ayudas, bien sea por necesidades académicas o para emplear su tiempo libre.

A esto se suman los horarios de los niños, que por lo general terminan clases hacia las 3 de la tarde, mientras que los padres salen de sus trabajos a las 5 o más y se demoran en llegar a casa por los trancones. Durante ese tiempo, los niños están sin nada que hacer.

Esta situación se ha convertido en un catalizador para empresas como Kumon que, según las cifras de la Supersociedades, ya factura en el país unos $8.000 millones anuales con sus clases de refuerzo en matemáticas y español. Es una compañía de origen japonés, creada hace 58 años, con presencia en 49 naciones y que funciona bajo el esquema de franquicias.

En Colombia tiene unos 134 locales y en el mundo alcanzan 4,2 millones de alumnos. Según la revista Entrepreneur, es la franquicia de educación extracurricular más grande del mundo.

Otras empresas como Ipler y Técnicas Americanas de Estudio también le sacan provecho a la creciente demanda de cursos extracurriculares. Al mismo tiempo, escuelas de fútbol, música y artes, así como profesionales independientes de sicología y terapeutas, están haciendo su agosto con los refuerzos para los niños.

Esta industria tiene a su favor estudios que sostienen que las extracurriculares afinan algunas habilidades motrices y de coordinación, y otras, de concentración, al tiempo que les sirven a los niños para hacer un uso más eficiente de sus horas libres o, al menos, para separarlos de la tecnología. No obstante, el lunar del negocio está en el hecho de que está muy atomizado y que tiene mucha competencia informal.

Ese es el caso de universitarios que acomodan su horario académico para dar clases particulares de matemáticas, español, ciencias o inglés.

A esta competencia se suman los colegios, que ofrecen diferentes alternativas de extracurriculares y refuerzos, con precios más económicos que los externos y la facilidad del transporte; además, se pueden pagar con la pensión mensual. No obstante, las alternativas de los colegios a veces no son tan variadas como las que se consiguen por fuera. El lío está en que en muchas ocasiones los refuerzos no son opcionales sino obligatorios y se convierten en una carga económica adicional para los padres.

La consultora Privco sostiene que en Estados Unidos tan solo el mercado de las extracurriculares académicas equivale a unos US$1.000 millones. A nivel global se calcula que las franquicias de refuerzos educativos generan ingresos anuales de US$40.000 millones y se proyecta que para 2020 alcancen US$196.300 millones, de acuerdo con el informe de Global Industry Analysts.

La necesidad de cursos adicionales crece en un mundo cada vez más competitivo y con hogares en que ambos padres trabajan. Una oportunidad para hacer negocios, pero también para formar mejor a los niños.

¿Cómo elegir?

La amplia oferta de actividades extracurriculares tiende a confundir a los padres y, por eso, la recomendación de la psicopedagoga Juana Chacón es escoger la que se cree puede hacer feliz al niño o le puede ayudar a desarrollar sus habilidades.

Las extracurriculares son claves cuando los menores presentan alguna dificultad de aprendizaje, deben reforzar un área específica o requieren potencializar un talento.Chacón recomienda no sobrecargar con actividades al niño, pues también debe tener tiempo para jugar y compartir con su familia. Además, la actividad debe ser consecuente con la edad del niño y sus gustos, para que no se frustre o se aburra.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?