Dinero.com Revista Dinero

Roberto Junguito Pombo, Cerrejón.

| 6/18/2013 8:58:00 AM

El incluyente

Cree que su compromiso con la paz debe ir más allá de las cifras, por eso dentro de su empresa ya tiene exguerrilleros trabajando. Le preocupa la caída en los precios del carbón.

Iniciamos el año con una huelga de 32 días, que nos llevó a perder 3,4 millones de toneladas en la producción y 3 millones de toneladas en la exportación. Afortunadamente, hemos logrado volver a los niveles de productividad anteriores a la huelga.

Tenemos un proyecto para hacer una expansión de 32 a 40 millones de toneladas hacia finales de 2015. Parte del equipo que teníamos previsto para ese crecimiento ha venido llegando y estamos poniendo a total capacidad la producción, el ferrocarril y el puerto.

Los precios del carbón están 20% por debajo de 2012 y ese es un elemento que no podemos controlar, así que por ese lado no hay optimismo. La caída ha sido por motivos estructurales de la oferta y la demanda internacional y ese es nuestro principal escollo.

En la medida en que los precios se mantengan bajos, va a ser más difícil para la compañía tener utilidades y pagar regalías. En lo corrido del año, el precio puesto en Puerto Bolívar ha estado alrededor de los US$80 tonelada, mientras hace un año estaba cerca a los US$100.

Aunque frente a hace 10 años los precios son buenos, los costos de producción han venido creciendo, lo que nos preocupa, pues va a ser difícil para nosotros y para todas las mineras hacer grandes inversiones en expansión.

Me preocupa la estabilidad de las reglas de juego. Las reformas recientes nos han impactado, pues hubo un incremento en el Cree para el sector mineroenergético y han desaparecido beneficios que se tenían, como la depreciación acelerada de los activos fijos. Es un tema que frena cuando tenemos inversiones planeadas por US$1.300 millones para nuestra expansión.

Para la economía del país, vemos que mientras los precios de los commodities están tocando piso, las obras de infraestructura van a empezar a ejecutarse en varios frentes. Obviamente, como en todo año preelectoral, le afana a uno la capacidad del Gobierno de poner en marcha sus proyectos agresivos y al mismo tiempo enfrentar el dilema político de esta época.

Como empresa nos interesa que la Guajira avance no solo con carbón. Estamos invirtiendo en proyectos turísticos y agrícolas. Vamos a inaugurar un hotel de 140 habitaciones, cuatro estrellas, y certificado ambiental. La región recibe 25.000 visitantes al año. También estamos haciendo un museo.

El proceso de paz es fundamental para el desarrollo del país, pero debemos ser pacientes porque no será rápido. Las soluciones estructurales toman tiempo y no solo se requiere la desmovilización, también un trabajo social que reduzca la desigualdad y genere empleo.

Con nosotros ya trabajan exguerrilleros y uno de ellos es gerente. Estamos muy abiertos a esas contrataciones, pero es importante aclarar que para traer a cualquier persona a una compañía debe estar capacitada y competir con los demás candidatos. La transformación y educación de los desmovilizados es larga y el Gobierno la tiene que emprender.

Si nos toca pagar más impuestos tras la firma de la paz tenemos que ser capaces de producir entre todos esos recursos adicionales, pero es muy importante asegurar que ese dinero se convierta en proyectos efectivos, que terminen transformando la realidad de las regiones.

No opino sobre las peleas de expresidentes, pero lo cierto es que al final del día todos tenemos que trabajar por el país. En nuestro caso, debemos venderlo afuera ante nuestros inversionistas y clientes y lo importante es enviar el mensaje de que estamos construyendo juntos el país que queremos.

Decir que la locomotora minera no genera empleo es una forma miope de mirar esta actividad. En el Cerrejón empleamos directamente 10.000 personas pero si miramos las conexiones y trabajos indirectos, terminamos beneficiando a más de 30.000 o 40.000 guajiros.

Estoy animado con la infraestructura, no necesariamente porque vaya a tener unos resultados inmediatos, sino porque se está realizando una transformación con la cuarta generación de concesiones. Todos los proyectos han tenido desafíos grandes a la hora de los permisos, ahí tenemos un reto enorme con la reglamentación de las consultas previas.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×