Revista Dinero

Alfonso Gómez, Telefónica Colombia.

| 6/17/2013 11:23:00 AM

El hiperconectado

Al frente de la operación de Telefónica, Alfonso Gómez tiene grandes esperanzas en la subasta de internet de 4G. También tiene fe en el avance de los proyectos de infraestructura.

En general, el sector tuvo un comienzo de año positivo. Los indicadores están muy ligados al consumo privado. Hay promociones en el mercado y eso ha generado una dinámica positiva.

A 2012, el sector sumó $21 billones, con un crecimiento de 7%. Estamos creciendo, como sector, dos o tres puntos por encima del PIB. Y, como empresa, entre 5% y 10% dependiendo de la línea de negocio.

Para el sector, el mayor reto es calidad. Las telecomunicaciones hacen parte de la vida cotidiana de todos los colombianos y, como parte de esa dinámica, ya pasamos el umbral en el que significábamos progreso. El colombiano da por descontado que tiene el servicio y exige calidad. Eso es bueno y nos impone a todos a ser mejores.

Lo que ha ocurrido en Colombia es que el regulador no ha actuado oportunamente. La razón por la cual nos vimos discutiendo una ley antimonopolio es porque no se habían tomado medidas en la posición de dominio que había sido declarada de años atrás. Y en la medida en que el regulador no actúa, actúa el Congreso.

Estamos a la espera de
las decisiones del Ministerio en el tema de la terminación de las concesiones y sus renovaciones. La Ley 1341 plantea escenarios claros en que lo que revierte es el espectro. Tenemos abierto el debate ante la Corte Constitucional sobre esta Ley, que atenderemos y esperamos que sea resuelto lo más pronto posible.

La subasta de 4G ha generado una gran expectativa. Las condiciones de participación son exigentes e imponen inversiones muy altas. Pero estas inversiones deben venir acompañadas de una mayor certeza jurídica. Para todo el sector es necesario tener las reglas del juego claras y que esté claramente definido todo lo que tiene que ver con renovación y discusión de reversiones.

La economía crecerá este año por encima de 4%. Lo que está pasando en infraestructura me pone optimista. Soy consciente de que los tiempos de la infraestructura son distintos a los de otros sectores. La infraestructura se está desatascando y, al hacerlo, mueve la economía. Es el reto más grande del Gobierno y creo que la infraestructura nos va a dar noticias positivas.

El precio del dólar tiene un balance neutro para el sector. Sin embargo, ha permitido una mayor gama de dispositivos en Colombia a unos precios razonables.

Es preocupante la situación
de las exportaciones y la industria. Es necesario que le pongamos más atención, no solo desde el Gobierno sino también desde el sector empresarial.

El proceso de paz es positivo.
Cualquier colombiano quiere la paz y es necesario mantener una expectativa optimista sobre lo que puede pasar en un escenario de paz. Y cualquier esfuerzo que se haga por lograr ese equilibrio en el proceso es importante porque debe conducir a una sociedad más unida y no polarizada.

En nuestra operación no hemos sentido que la inseguridad se haya deteriorado. A nivel regional registramos algunas preocupaciones puntuales que han sido atendidas por las autoridades.

Considero que el expresidente Uribe
es una persona que siempre hace reflexiones importantes. Una figura que ha generado un cariño especial en los colombianos y es importante oír su punto de vista.

El presidente Santos ha conformado un gobierno de primera línea. Ha ejercido un liderazgo importante nacional e internacionalmente y al frente de las locomotoras. El reto, desde la perspectiva del Gobierno, es ejecución.

Los resultados que ha demostrado el Gobierno
en materia de prosperidad social son importantes. Debemos acompañar esos esfuerzos porque allí se están atacando las mayores inequidades que vive el país.

Mauricio Cárdenas, en la cartera de Hacienda, le ha dado un dinamismo importante a la economía, entendiéndola no solo desde la perspectiva central, sin olvidar las regiones.

Justicia, sin duda, es la reforma más urgente. El aparato de justicia es uno de los elementos fundamentales para el funcionamiento de la democracia.

Al presidente Santos le diría que hay que confiar en los tiempos de maduración de las agendas que planeó. Hay una agenda, hay unas locomotoras, hay que persistir, hay que creerles.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×