| 10/19/2014 6:00:00 AM

Con toda la energía

EPM avanza en su camino de convertirse en una poderosa multilatina de servicios públicos. Dentro de su ADN está la sostenibilidad de las zonas donde opera.

En 1997, cuando se midió por primera vez la admiración que tenían los empresarios en las firmas que operaban en Colombia, Empresas Públicas de Medellín (EPM) apenas alcanzó 5%. Sin embargo, casi 18 años después, ese índice se triplicó y en los hogares –cuya medición anterior se hizo en 2009– no baja del Top 5.

Pero no solo es admiración lo que los encuestados del estudio de Invamer Gallup sienten por esa empresa de la entraña antioqueña. También se destaca como una de las más innovadoras, con servicios de calidad, sostenible, y una de las más atractivas para trabajar y con una estrategia clara para retener el talento.

¿Qué ha pasado en estos años? EPM creció –hoy es la primera empresa de servicios públicos del país y la segunda en tamaño– rompió las fronteras antioqueñas y empezó una expansión nacional y luego incursionó en los mercados internacionales. De hecho, su portafolio de ingresos es diversificado: la tercera parte de ellos proviene de sus operaciones fuera del país y se está consolidando en negocios claves –como energía y gas– y busca nuevas opciones en basuras, tratamiento de aguas residuales y manejo de residuos sólidos.

Su visión es clara: para 2022, su meta es alcanzar ingresos por US$16.000 millones –la mitad de ellos provenientes de la operación internacional–, US$5.000 millones en Ebitda y posicionarse en el ranking de las 50 empresas más grandes de América Latina.

Para lograrlo viene con un agresivo plan de inversiones entre $2,5 billones y $3 billones cada año en los negocios que tiene en marcha, sin contar los recursos que requiere para los procesos de adquisiciones y fusiones. Tiene en su portafolio proyectos emblemáticos y retadores para su futuro: la central hidroeléctrica de Ituango, que será la más grande del país y estará en operación al finalizar esta década, ya está en 27% de avance; la planta de tratamiento de aguas residuales de Bello entrará en operación en 2015; y el parque eólico en Chile con 110 megavatios de capacidad ya está en operación. Solo estos proyectos suman inversiones por US$6.300 millones, de los cuales la mayor parte se destina a Ituango: US$5.500 millones.

La agenda de su expansión internacional ya tiene objetivos claros: Costa Rica, Perú y Brasil son los mercados en los que piensa entrar próximamente. Además, quiere consolidar su presencia y capitalizar oportunidades en otros donde ya opera, como México, Chile y Centroamérica.

Pero más allá de estas ambiciosas iniciativas y estrategias, dentro del ADN de EPM está la consolidación y sostenibilidad de las zonas donde opera. “No es otra cosa que generar valor en los territorios”, dice Juan Esteban Calle, gerente de EPM. “Donde llega EPM o una de sus filiales, los usuarios deben tener la tranquilidad que se trata de servicios del primer mundo”, agrega.

Por eso, la empresa busca siempre innovar en el servicio y desarrollar programas que les permitan a los usuarios acceder a ellos, más allá de su nivel socioeconómico. De hecho, EPM fue la primera empresa en generar la cultura del prepago en servicios públicos, primero en energía –donde tiene más de 170.000 clientes–, avanza el piloto para agua y ahora desarrolla el programa ‘Paga a tu medida’, para el segmento de la base de la pirámide, que facilita el pago a usuarios, quienes lo pueden hacer en cinco desembolsos al mes.

Su estrategia de sostenibilidad le permitió ingresar al anuario del Índice de Sostenibilidad del Dow Jones, aunque no puede hacer parte del índice pues su acción no se transa en la bolsa, pero presenta la información y se somete a esos indicadores.

Calle tiene claro que en todas las regiones donde opera, en Colombia y en el exterior, EPM debe ser motor no solo de su crecimiento sino del desarrollo de sus entornos. Más ahora, en tiempos de grandes retos por las exigencias de los mercados y los consumidores y los cambios en los entornos de negocios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?