| 5/28/2010 12:00:00 AM

El EVA de las 5000

A pesar de que el sector empresarial destruyó más valor, los resultados no son catastróficos, considerando el difícil entorno de 2009.

Para alcanzar los $35 billones en utilidades que generó el sector empresarial durante el año anterior, las 5.000 empresas más grandes del país tienen un capital invertido cercano a los $450 billones. Esto significa que el conjunto de empresas obtuvo una rentabilidad sobre el capital del 7,8%. Y, dado que el costo del capital en Colombia se mantuvo estable en alrededor del 10,5%, resulta que las empresas más grandes del país destruyeron valor (Economic Value Added EVA®) por alrededor de 2,7% de su capital invertido; es decir, cerca de $11,9 billones.

Esto significa que el sector empresarial colombiano destruyó $5,5 billones más de valor económico para sus accionistas que en 2008, año en el que las 5.000 empresas alcanzaron una rentabilidad del capital de 9,1% y destruyeron 1,4% de su capital invertido ($6,4 billones).

Si bien la destrucción de valor del sector empresarial colombiano volvió a aumentar por segundo año consecutivo -después de un largo periodo de mejora continua- el resultado es favorable considerando el difícil entorno. Ante el estancamiento en las ventas producido por la crisis internacional, el cierre del mercado venezolano y el frenazo en el crecimiento de la economía, las utilidades y los márgenes de las compañías colombianas cayeron levemente. Las utilidades, tanto operativas como netas, de las 5.000 empresas disminuyeron alrededor de un 8% y el margen neto, por ejemplo, pasó de 8,5% al 7,5%.

"Las empresas pudieron contrarrestar el estancamiento de sus ventas y, por tanto, la caída en su margen bruto y operacional con una buena gestión sobre el capital de trabajo. Además, cabe resaltar que, a pesar de la difícil coyuntura las empresas no dejaron de invertir, especialmente en activos fijos, lo cual demuestra que si bien este año se generará menos valor, los empresarios le siguen apostando al futuro", afirma Luis Eduardo Otero, socio consultor de Meritum, compañía que realizó, junto con Dinero, los cálculos del EVA.

Además, aún estamos lejos de los niveles de destrucción de valor que se alcanzaron durante crisis anteriores, de más del 10% del capital invertido, y hoy la situación es bien diferente. Un poco menos de la mitad de las empresas mejoraron su generación de valor frente al año inmediatamente anterior y hoy ya una tercera parte de las 5.000 empresas más grandes del país de sectores tan diversos como azúcar, combustibles, bebidas, químicos, energía, software, entre otros, crea valor económico para sus accionistas (ver ranking de empresas).

No obstante, hay que seguir avanzando. Tan solo hidrocarburos, farmacéutico por mayor, minería y cajas de compensación generan hoy valor económico positivo y, por tanto, son verdaderamente rentables para sus accionistas. Además, el grueso de las empresas del país tiene retornos sobre el capital invertido que oscilan entre el 3% y el 8%, con lo cual aún destruyen valor y están alrededor de 5 puntos porcentuales por debajo de las empresas rentables en el mundo. Si se quiere acelerar el crecimiento y atraer la inversión empresarial, hay que mantener las ganancias sobre la eficiencia operacional, la rotación del capital y seguir invirtiendo de modo rentable.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?