| 2/5/2014 8:00:00 PM

Ecuador nos lleva ventaja

Luis Andrade, presidente de la ANI, reconoce la distancia que tiene Ecuador frente a Colombia en materia de infraestructura. Este año espera adjudicar 32 de los 40 proyectos.

¿Por qué en Ecuador pueden desarrollar infraestructura con rapidez y nosotros no?

Creo que el presidente Correa tiene razón en una cosa que les dijo a ustedes (ver artículo Milagro Ecuatoriano): la mejor forma de fracasar es querer darle gusto a todo el mundo. Y en parte eso era lo que ocurría aquí. Ese tema de que el interés general prevalezca sobre el particular es supremamente importante. Allá, por ejemplo, el Ministerio del Medio Ambiente depende de la Ministra de Infraestructura.

Yo sí creo que en el país hemos ganado conciencia de la importancia de hacer las cosas más rápido y las reformas que hicimos en la ley van en ese sentido. Pero la verdad es que sí nos lleva alguna ventaja el presidente Correa.

¿Qué reflexión hace con relación a que la mejor forma de fracasar es darle gusto a todo el mundo?


¿Cuándo fue la última vez que en Colombia se hizo un gran esfuerzo en infraestructura? Fue en el gobierno del general Rojas Pinilla. Después, la inversión en infraestructura ha sido relativamente marginal. Es la famosa estadística que digo: se ha invertido menos de 1% del PIB.

¿Qué hacer?

Uno sí tiene que priorizar presupuestalmente la infraestructura. Eso es lo que han hecho estas personas con mayor capacidad de imponer sus decisiones. Y, segundo, es que una vez se toma esa decisión, los llamados Jinetes del Apocalipsis no existen (se refiere a los cuatro grandes riesgos del sector: licencias ambientales, consultas previas, predios y redes).

Pero los tiempos siempre se alargan…

Tenemos que encontrar la forma de optimizar los procesos y eliminar aquellos que no son necesarios. En el Estado colombiano hay cosas que se demoran mucho tiempo en decidirse. Tenemos que seguir avanzando en la dirección de reducir trámites. Se hizo un buen trabajo al inicio de este gobierno, hay que volver a hacerlo y luego hay que volver a hacerlo y luego hay que volver a hacerlo…

¿Cuándo aspira a ver obras y cuándo están saliendo los camiones a mover tierra o cemento?

La primera volquetada ya se está dando. En octubre, noviembre y diciembre no hubo suficiente asfalto. Colombia por muchos años consumió más o menos 30.000 toneladas de asfalto al mes y en el último trimestre se consumieron más de 40.000 cada mes. Y el año entrante el pronóstico es que se van a consumir 55.000.

Eso significa que estamos trabajando en el corto plazo, acelerando el desarrollo de las obras. Muchos de los contratos que venían de antes y estaban enredados, están avanzando. El mejor ejemplo es la vía Bogotá-Girardot. Y en el largo plazo estamos estructurando las cosas para que queden bien hechas.

Por el tamaño de los recursos hay preocupación ¿cuál es su opinión?

Este es un proceso desafiante y no es una operación sencilla. Es la movilización de capital más grande que se ha hecho en la historia de este país. Entonces, no es que no vayan a surgir dificultades, pero se han venido resolviendo. Los $47 billones del programa son más del doble de lo que se ha hecho en concesiones viales en Colombia en los últimos 25 años y se va a hacer cinco veces más rápido.

¿Cuántos proyectos piensa adjudicar este año?

Quisiera adjudicar un número muy grande de estas licitaciones, con 20 de origen oficial y 10 de origen privado. Y dos más por el mecanismo de adición. Yo creo que podemos tener 32 de los 40 proyectos contratados este año. Esa es la aspiración.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?