| 7/20/2017 12:01:00 AM

El cambio extremo de Ecopetrol tras la caída del petróleo

Tras el proceso de ajuste por la caída en los precios del crudo, Ecopetrol se concentra en una etapa de crecimiento y búsqueda de reservas. La iguana se diversificará.

La caída de los precios del petróleo obligó a Ecopetrol a desarrollar un plan de ajuste para reducir sus costos, ganar mayores eficiencias y conseguir recursos de inversión. Entre 2015 y 2016 obtuvo ahorros por $4,3 billones y, aunque sus ingresos pasaron de $52,3 billones en 2015, a $47,7 billones en 2016, su Ebitda se mantuvo –para los dos años– en $18 billones. Tenía en caja $17 billones, prepagó deuda por más de $6 billones y ubicó la relación deuda/Ebitda en 2,3 veces. Se alista ahora a iniciar planes de inversión por unos US$13.500 millones, básicamente en exploración y producción, para aumentar sus reservas. La iguana tendrá un cambio extremo.

¿Cómo terminó el año pasado?

2016 fue el año del triángulo. El primer vértice era reducción de costos, búsqueda de eficiencias y ahorro; el segundo era disciplina de capital y el tercero crecimiento. Desde agosto de 2016 empezamos a cambiar hacia crecimiento. Durante año y medio sacrificamos el crecimiento por la eficiencia, los costos y la disciplina de capital que implicaban una reorganización interna. Ya llevamos un año en que el crecimiento ha pasado a ser el foco. Ahora es una mesa de cuatro patas.

¿Cuáles son las patas?

Una, recobro, más recobro de petróleo de campos existentes; la segunda, costa afuera en Colombia y en el Golfo de México; la tercera es compras de reservas y producción, bien sea de empresas o de campos, y la cuarta es no convencionales. En un área del Magdalena Medio hay una de las reservas más grandes del mundo de no convencionales que dicen puede ser de 30.000 millones de barriles de aceite original.

Lea también: Standard & Poor´s subió la calificación de crédito individual de Ecopetrol

¿Cómo son los planes?

Son 30 pilotos en recobro mejorado; en costa afuera ya tuvimos hallazgos en Colombia y en el Golfo de México; y ya empezamos a comprar. Esperamos hacer más compras.

¿Qué destinos tiene vistos?

Seguir enfatizando Estados Unidos –Golfo de México y de pronto en on shore–, México, Argentina y Brasil. No descartamos Venezuela. Esta es una industria de largo plazo y Venezuela puede ser una excelente apuesta. Es la Arabia Saudita de la región.

¿Actividades de corto y mediano plazo?

El año de corte es 2020. Nosotros tenemos un plan robusto a US$50 barril promedio hasta 2020, invirtiendo al menos unos US$13.500 millones –$50 billones– básicamente en exploración y producción.

¿Eso qué significa?

El foco en los últimos diez años fue refinación y transporte, donde invertimos US$20.000 millones. Ahora tenemos buenas perspectivas en exploración y producción, porque, creo, tenemos una cantidad de dinero increíble y el foco está ahí. Y tenemos los ingenieros, socios y la tecnología. Se atrasaron las reservas de Ecopetrol porque no estaba dedicada a eso.

¿Cuánta plata tiene?

Después de haber prepagado deuda, tenemos unos $10 billones. Tenemos una posición financiera muy sólida. Necesitamos que el capital que desplegamos se haga en tiempo, en costo y en calidad. Una empresa de petróleos vale lo que vale su portafolio.

Recomendado: El cambio desapercibido en las junta de Ecopetrol

¿Y en producción?

Allí hay un tema de eficiencia en costo muy fuerte. En producción ya sabe dónde está, pero necesita sacarlo y transportarlo barato, manejar temas de superficie, como comunidades, y tener disciplina de resultados y desempeño muy fuerte. La producción es un tema de desempeño y disciplina. Hicimos un centro de maduración de proyectos, porque teníamos muchos, pero no estaban maduros. Como tenemos capital, la pregunta es dónde desplegarlo y debe hacerse en proyectos maduros.

¿Y qué va a pasar en refinación y transporte?

En estos segmentos en los próximos tres años vamos a estar haciendo mantenimiento, integridad de equipos y optimizando Reficar y Barranca. Pero no esperamos grandes inversiones.

¿Qué tanto le van a golpear las depreciaciones, especialmente de Reficar, los números de este año?

Todas las plantas o los tubos, el día que acaba el proyecto y se ponen a producir, se empiezan a depreciar. Eso es bueno para la compañía, porque es una fuente de caja y malo para los accionistas porque baja las utilidades. Las depreciaciones se dispararon.

¿Para 2020 cuáles son las metas?

Dependiendo del precio deberíamos estar produciendo entre 760.000 y 840.000 barriles día. Si el precio está a US$50 por barril, unos 760.000, y si el precio está más arriba unos 840.000, que son metas muy conservadoras.

Pero el precio ha caído…

No hay forma de pronosticar el precio del petróleo. Lo único que se puede hacer es saber que a US$50 produce utilidades, a US$40 entra en modo ahorro y a US$30 entra en modo supervivencia. Ya estuvimos allí, llevamos dos años en modo supervivencia, que fue lo mejor que le pasó a esta empresa y a esta industria porque, sin eso, la transformación no hubiera sido posible. Creo que el precio se mantendrá en promedio a US$50 y a eso doy utilidades, crezco y hago esa estrategia.

¿Cuál será la tasa de crecimiento?

A 2020 será de 6% en producción, pero no quiere decir que en ingresos sea así. Como bajamos tanto los costos, los US$50 de hoy equivalen a US$75 o US$80 de hace tres años.

¿Qué viene después de 2020?

Surgen tres retos grandes: gas en costa afuera de Colombia, no convencionales en Magdalena Medio y las compras en México y Brasil. La década de 2020 a 2030 va a ser de profunda transformación de Ecopetrol, en volverse más diversificada entre petróleo y gas, entre pesado y liviano, entre Colombia y el exterior.

¿Cómo quedaría esa composición?

Hoy, la relación petróleo y gas es de 80%-20% y en 2030 podría ser 60%-40%; crudos pesados y livianos está 50%-50% pasará a 30%-70%; Colombia representa hoy 95% y en 2030 debe ser 20% por fuera y 80% por dentro. No convencionales hoy es cero y debe llegar a ser 30%. Será diferente.

Le podría interesar: Ecopetrol empieza el 2017 con buenos resultados

¿Qué piensa sobre el tema de las consultas?

No veo el problema de comunidades tan grave para producción, veo el problema para exploración en sitios donde no hemos estado nunca, y los ejemplos son Paujil y Cumaral. Pero de otro lado me fascina la actitud de La Guajira, Santa Marta, Cartagena y Barranquilla que están peleando para ver qué van a hacer por el off shore. Y también la agenda de Santander para no convencionales.

Si hay amenazas en este sentido, ¿buscarán otros destinos?

Pues claro. Somos una empresa de petróleo y gas y tenemos que velar por su valor de largo plazo. Y el petróleo hay que buscarlo donde esté y donde lo dejen sacar. Si eso es en Colombia lo haremos acá, si no, miraremos el exterior.

Le podría interesar: Llegó la hora de la remontada para Ecopetrol

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 523

PORTADA

¿Cómo llegó Jeff Bezos a convertirse en el hombre más rico del mundo?

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, llegó a ser temporalmente el hombre más rico del mundo, lugar al que volverá más pronto que tarde. ¿Cómo lo logró?