| 7/20/2017 12:01:00 AM

Diana Corporación se proyecta más allá del negocio del arroz

Diana Corporación trabaja para consolidarse como uno de los grandes jugadores en el negocio de alimentos y bebidas. Así opera esta empresa de origen tolimense.

Lo que empezó como un molino de arroz hoy es una de las grandes empresas de alimentos del país, con participación en las categorías de aceites, margarinas, gaseosas y aguas.

Se trata de Diana Corporación, una firma que en 2016 vendió $1,2 billones, 12,18% más que en 2015, según datos de la Superintendencia de Sociedades y que se prepara para conquistar a los consumidores con productos basados en la innovación y el valor agregado. Andrés Murra, su gerente general, habla de los planes y de cómo es hoy la operación de la empresa.

Dicorp inició como “Molino Murra” en el Tolima. ¿Hoy, cómo es la operación de la compañía?

Así es. La compañía empezó como un molino de arroz hace 53 años con la planta de Espinal, Tolima, comprándole arroz paddy verde a los agricultores de la zona para luego transformarlo y empacarlo en bultos de 50 kg y ser vendido a los mercados cercanos del Valle, Antioquia y Bogotá. Hoy es Diana Corporación, con presencia en todas las ciudades y poblaciones del país con distribución directa. Somos líderes en arroz, así como un jugador importante en aceites y margarinas. También participamos en gaseosas y agua a través de Embotelladora de Bebidas del Tolima, con “Glacial”, empresa que pertenece al grupo Diana.

Visite: No se deje engañar: en Colombia no se comercializa arroz plástico

¿Está integrada verticalmente?

No estamos integrados verticalmente. Sin embargo, tenemos un rol importante como uno de los principales motores de la cadena del arroz, acompañando a los agricultores durante su cosecha mediante programas de asistencia técnica, transferencia de tecnología, capacitación, financiación de capital de trabajo, financiación y venta de insumos agrícolas, propuesta de valor para cultivos alternativos para la rotación y, finalmente, con la compra garantizada de su cosecha.

¿Cuántas plantas de producción tienen y en dónde están ubicadas?

Actualmente la operación de arroz cuenta con 12 puntos entre plantas de producción y puntos de acopio. Las plantas están en Tolima (Espinal, Saldaña, Lérida, Venadillo y Meseta de Ibagué); Huila (Rivera y Campoalegre); Casanare (Yopal y Aguazul); Meta (San Martín) y Atlántico (Barranquilla). Los aceites se producen en la planta de Santandereana de Aceites en Bucaramanga y Glacial tiene su planta en Mariquita, Tolima. Además, contamos con 13 centros de distribución.

¿Cuántos empleos generan?

Generamos 2.400 empleos directos e indirectos.

Recomendado: Consejo de Estado confirmó sanciones por ‘Cartel del Arroz’ en 2005

¿Cómo está compuesto el portafolio?

Tenemos la línea de arroz tradicional con Arroz Diana, Arroz Carolina y Arroz Caribe. También participamos en la línea de arroces premium y especiales como Diana Premium, Diana de sabores, Diana Fibra y Arroz Castellano. La marca más consumida de alimentos en Colombia es “Arroz Diana”. En aceites vegetales está Aceite Diana, recién lanzado al mercado, Ricapalma, Búcaro y Nutricanola; y en margarinas para mesa y cocina está Gustosita y Sabrina. Por último, en bebidas manejamos la línea de gaseosas y agua con la marca Glacial. En todas la categorías tenemos una línea de maquilas de marcas propias para supermercados y grandes cadenas. Y, finalmente, la línea de subproductos derivados del arroz para las fábricas de cerveza y concentrados para animales.

¿Qué peso tiene cada una de esas líneas en los ingresos?

El arroz sigue manejando el pareto de las ventas, dado el gran volumen de consumo en Colombia; sin embargo, las otras categorías se han vuelto muy importantes para nuestro portafolio y se han convertido en un gran complemento del arroz en la distribución.

¿Cómo es el sistema de distribución y qué relación tienen con las cadenas de descuento duro?

Nuestro sistema de distribución cubre todos los canales, tiendas, supermercados independientes, minimercados, grandes cadenas, mayoristas, formatos de hard discount, distribuidores e institucionales. El canal tradicional es el más importante, con una participación de 55% y para Diana tiene la misma importancia. Estamos participando del crecimiento de los hard discount, en algunos con maquilas de sus marcas propias y, en otros, tanto con maquilas como con nuestras marcas.

¿Cuál es la mega de la empresa para los próximos años y cuáles serán las estrategias para lograrla? ¿Será con crecimiento orgánico o con adquisiciones?

La meta es seguir consolidándonos como una gran empresa de consumo masivo en alimentos. Seguiremos creciendo nuestro portafolio, tanto en las categorías actuales como en categorías nuevas que lo complementen. Estamos trabajando internamente para salir con nuevos lanzamientos y hemos contemplado adquisiciones.

¿Cuál es el aporte de la empresa a cada una de las regiones en donde hace presencia?

Yo resumiría este impacto en dos frentes: primero, en las zonas donde tenemos plantas de producción. Allí hemos sido uno de los motores de desarrollo generando empleo. Hemos sido pieza clave del desarrollo agrícola, apoyando a los agricultores con programas agrícolas y absorbiendo las cosechas, además de incentivarlos en su crecimiento. Nuestra operación en zonas históricas de conflicto nunca fue un obstáculo para seguir creciendo y generando empleo y bienestar.

Lea también: Multa a Roa-Florhuila por violar la libre competencia

Hoy, por ejemplo, en el Tolima trabajamos con más de 2.000 parceleros y medianos y grandes agricultores y en el Casanare no ha sido diferente. En 2004 tomamos la decisión de hacer una planta en Yopal, cuando el departamento había quedado muy golpeado por la violencia y solamente se sembraban 45.000 hectáreas de arroz. Desde entonces empezamos a trabajar con los agricultores y hoy el Casanare siembra 150.000 hectáreas de arroz. El segundo frente es que le llegamos al consumidor nacional de todos los estratos en todas las regiones. Diana llega a más de 200.000 tiendas.

¿Cuáles son las perspectivas para el segundo semestre?

Tenemos una buena, a pesar de que venimos de un primer semestre golpeado en el consumo. La confianza del consumidor ha estado en niveles muy bajos y la economía no ha tenido un buen desempeño, lo que ha afectado el ingreso de las personas. En lo que queda del año, todo lo que viene es recuperación de los indicadores económicos, incluyendo la confianza del consumidor. Probablemente el último trimestre debe ser el mejor del año.

¿El paro de los arroceros tuvo algún impacto para ustedes?

No tuvo ningún impacto en las operaciones como tal; sin embargo, sí es motivo de preocupación para nosotros, dado que el tema de fondo es la competitividad del sector a largo plazo a la luz del tratado de libre comercio con Estados Unidos. Este ya empezó su desgravación arancelaria y necesitamos avanzar más rápido en conseguir esa competitividad, ya que nuestro mayor interés es que nuestros agricultores sean competitivos frente a los americanos.

Visite: Las marcas más populares para las compras del hogar

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.