| 7/21/2016 12:00:00 AM

Gobierno corporativo, una herramienta vital para las empresas

Carlos Fradique (Socio de Brigard & Urrutia), Claudia Barrero (Socia de PPU), Andrés Bernal C. (Socio de Governance Consultants).

El gobierno corporativo deja de ser un ‘saludo a la bandera’ para convertirse en una herramienta vital y garantizar la vida de las empresas. ¿Quiénes lo hacen posible?

Hace unos años hablar de gobierno corporativo era un tema que parecía interesar solo a los vicepresidentes jurídicos de las empresas. Hoy es un asunto vital en las compañías, al punto que se constituye en herramienta para garantizar la perdurabilidad y desarrollar los negocios.

Tres de los abogados más destacados del país en temas de gobierno corporativo hablan sobre el desarrollo de esta práctica y su contribución al desarrollo empresarial.

Casos mundiales como la sobreestimación reiterada de los ingresos contables de Toshiba, los escándalos sobre la corrupción en Petrobras y la Fifa, así como los líos con los accionistas minoritarios de la petrolera Pacific Rubiales, son algunos ejemplos que evidencian la necesidad de ajustar los estándares de gobierno corporativo en las empresas, sin importar si están listadas o no.

Lea también: Mercado de abogados facturará $1billón al cierre de 2016

Junta directiva no es de papel

Claudia Barrero, socia de Phillipi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría: la junta directiva es de vital importancia para la perdurabilidad de la empresa, al ser el organismo que vela por los intereses de la compañía con independencia de los intereses de sus accionistas. Los deberes de sus miembros y la obligación que se les impone de actuar con el estándar de un buen hombre de negocios abogan por una administración independiente que, además de buscar el bienestar de la empresa, resulta ser el enlace entre los empleados y los accionistas.

Andrés Bernal, socio de Governance Consultants: la lógica es la siguiente: todas las empresas tienen serios desafíos de viabilidad hoy; el internet, la regulación, la economía global están cambiando y desafiando los modelos de negocio todos los días. Un startup de garaje puede amenazar industrias consolidadas durante décadas. Esto implica que las compañías deben estar en capacidad de visualizar, repensar y ajustar sus modelos de negocio y operación. Sin embargo, esto solo ocurre si existen las instancias para gestar este conocimiento, innovar y liderar el cambio. Es ahí donde la junta directiva toma su verdadero valor. Una empresa sin junta directiva es como un ser humano sin cerebro; puede vivir pero en estado vegetativo y sin saber para dónde va.

Lea también: Los reyes del derecho en Colombia 2016

Carlos Fradique, socio de Brigard & Urrutia: en el mundo actual, la junta directiva de una empresa es tal vez el órgano más importante y con mayor responsabilidad en cuanto al direccionamiento estratégico, cumplimiento normativo (compliance) y prevención y manejo de riesgos (incluyendo especialmente el riesgo reputacional). Entre otras razones, dados los escándalos de corrupción y quiebras de los últimos años, los reguladores y supervisores a nivel mundial han incrementado los requisitos de responsabilidad, experiencia y profesionalismo de la junta directiva y de sus miembros y les han dado preponderancia al rol de los miembros independientes y a algunos de sus comités permanentes.  

Empresas, a afanarse por altos estándares

Claudia Barrero: con altos estándares de gobierno corporativo definidos, la compañía tendrá criterios en cuanto a rendición de cuentas, evaluación de empleados y asignación de cargos que propendan por el crecimiento del negocio bajo estándares de responsabilidad social, generando de esta forma confianza en la compañía y entre los inversionistas. Si las compañías quieren atraer inversión, deben contar con altos estándares de gobierno corporativo. Los inversionistas profesionales requieren invertir en sociedades manejadas profesionalmente, con sólidos sistemas de control interno y administradores profesionales que velen por los intereses de la sociedad y de todos los inversionistas por igual.

Andrés Bernal: hay que trabajar para fortalecer las instancias donde se gesta la estrategia y la sostenibilidad del negocio. Usted puede seguir dependiendo de los mapas en papel, pero si no tiene Waze, es posible que se demore más en llegar o llegue cerca pero no exactamente donde necesita. El gobierno corporativo le permite complementar el olfato empresarial con la técnica. Las buenas prácticas son para tener las mejores herramientas para tomar buenas decisiones de negocio.

Carlos Fradique: contar con estándares adecuados de gobierno corporativo y compliance es cada vez más importante para las empresas privadas o públicas. Entre otras cosas, e independientemente de los requisitos legales o de regulación aplicables, los acreedores, los inversionistas, los proveedores y los clientes de una empresa son cada vez más conscientes de las importancia de contar con altos estándares y exigen de manera explícita su adopción y cumplimiento efectivo. Las empresas, por su parte, han encontrado cada vez más valor en la adopción de mejores prácticas y estándares de buen gobierno y compliance, teniendo en cuenta consideraciones de costo-eficiencia como factores importantes de reducción de riesgos de reputación y de cumplimiento y como una ventaja competitiva tangible en un mercado cada vez más integrado y exigente.

Casos que maneja su bufete

Claudia Barrero: en la firma cada vez contamos con más clientes que desean establecer altos estándares de gobierno corporativo dentro de sus compañías, conscientes de la realidad y las exigencias del mercado nacional e internacional. Por ejemplo, hemos asesorado compañías (algunas de familia) en diferentes sectores de la economía que, aún sin estar obligadas a ello, adoptan y acatan las recomendaciones del Código País, estructuran juntas directivas integradas en su mayoría por miembros independientes, adoptan reglamentos de procedimiento de la asamblea de accionistas y la junta directiva, y adoptan políticas y manuales contra el lavado de activos y la corrupción.

Andrés Bernal: tenemos pocos casos que pueden ser públicos, pero nos sentimos muy orgullosos de haber trabajado en Colombia con compañías líderes y tan diferentes como Grupo EPM en sus evaluaciones de junta directiva; con la Bolsa de Valores de Colombia para fortalecer sus modelos de gobernabilidad; con Compensar en la definición de su modelo de gobierno corporativo como conglomerado social de empresas; con Asobancaria para formalizar su modelo de gobierno, y actualmente con la Ocde acompañando el proceso de acceso de Colombia en el frente de gobierno corporativo.

Carlos Fradique: hemos tenido la oportunidad de asesorar a muchos grupos empresariales en el diseño, adopción, implementación y evaluación de gobierno corporativo, siguiendo la experiencia y regulaciones locales e internacionales. Cada empresa requiere un análisis individual de acuerdo con sus características y mercados relevantes, pero invariablemente nuestras recomendaciones y sugerencias han sido recibidas como factores positivos de mejoramiento continuo y como herramientas valiosas de reducción y manejo de riesgos internos y externos. De manera significativa, hemos comprobado que la revisión y actualización permanente de estándares de buen gobierno y compliance de manera preventiva es supremamente eficaz y reduce los riesgos de ocurrencia y manejo de eventos de crisis empresariales.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.