| 11/27/2013 6:00:00 PM

El profesor 10

Un buen docente no solo debe dominar su área y tener habilidades pedagógicas. También debe generar una relación emocional con sus alumnos. Urge mejorar incentivos a maestros rurales.

Los profesores no solo son transmisores de conocimiento: también son responsables de entre 20% y 30% del desempeño de sus estudiantes, según estadísticas internacionales. El porcentaje restante depende de variables que tienen que ver con el alumno mismo, como su perfil socioeconómico, el nivel educativo de sus padres y su personalidad.

“Pero, el hecho de que haya planteles donde el alumnado tenga un perfil socioeconómico bajo, no debería justificar que también tenga a los docentes menos preparados, más inexpertos o con menores índices de calidad”, dice el experto mexicano José Felipe Martínez, PhD en educación de la Universidad de California, y quien participó en un seminario del Icfes sobre investigación en calidad de la educación.

Esta situación es la que explicaría el rezago de los colegios públicos frente a los privados, que son los que se disputan a los mejores docentes, incentivados por salarios más altos y estabilidad laboral. A esto se suma una realidad contradictoria: en muchos casos las personas que ingresan a la carrera docente no son las de mejor desempeño en sus respectivas promociones sino que, por el contrario, los de menores resultados en las pruebas Saber, dado que las facultades de pedagogía son de las menos exigentes a la hora de recibir estudiantes.

Para Martínez, una forma de cambiar esta situación es mejorando los incentivos de quienes trabajan en colegios oficiales y, en particular, los que están en zonas difíciles de las ciudades o en el campo. “Se les debería decir: si usted se queda aquí, reconocemos que tiene más retos que sus colegas y le vamos a pagar extra por ello”. Agrega que esto debe acompañarse por mejoras en la infraestructura de las escuelas y, en su concepto, ese no es un gasto que esté fuera del alcance de un país del tamaño y los recursos de Colombia.

Opina que un buen docente es aquel que impacta a sus alumnos; ese que todos recordamos. La forma de impactar tiene que ver tanto con el conocimiento, como con factores emocionales tipo autoestima, percepción sobre el mundo y cuestiones éticas, morales y cívicas.“El buen maestro se preocupa por el bienestar de sus alumnos tanto como por su aprendizaje. El conocimiento disciplinar es indispensable, si se va a enseñar matemáticas hay que saber de matemáticas, pero la diferencia está en desarrollar ese vínculo emocional, que les genera confianza a los alumnos para que digan que no están entendiendo”.

Carlos Gaitán, decano de la Facultad de Educación de la Universidad Javeriana, añade que un buen maestro incorpora las herramientas didácticas o tecnológicas para lograr que las experiencias educativas que se produzcan en un aulasean tan interesantes y estimulantes como las que ocurren fuera de ella.

Aunque las falencias en educación en el país son muy grandes, un paso primordial es hacer un diagnóstico y definir hacia dónde se quiere ir. Ojalá que estos modelos sean tenidos en cuenta.

Volver a mejores colegios 2013.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?