| 9/18/2014 6:00:00 AM

Fondos de inversión, todos ponen

La unión hace la fuerza. Esa es la premisa con la que se crearon alternativas de inversión para que varias personas unieran sus ahorros y pudieran hacer más y mejores compras en los mercados financieros.

Aunque desde hace años en el país es posible acceder a este instrumento, aún son pocos sus usuarios –se estima que apenas 2% de la población–, mientras en economías desarrolladas son muy populares, dado que son un vehículo que le permite a un pequeño inversionista adquirir productos sofisticados o invertir en el exterior.

Todas las recomendaciones de inversión presentadas en las páginas anteriores se pueden aplicar a la hora de elegir un fondo, pues estos se concentran en un activo, por ejemplo acciones, y tienen administradores profesionales que saben el momento adecuado de comprar o vender.

Hasta 2007, estos fondos usaban otros nombres: de valores, cuando los ofrecían las comisionistas de bolsa; de inversión, cuando lo hacían las sociedades administradoras de inversión; comunes ordinarios o comunes especiales, si eran de una fiduciaria. Desde ese año se decidió unificar su nombre y llamarlos carteras colectivas, pero debido a que internacionalmente es más usado el término fondo, desde el año pasado volvieron a ser bautizados y se les llama fondos de inversión colectiva.

Andrés Piedrahíta, gerente de Fondos de Inversión de Acciones & Valores, señala que el principal beneficio de estos instrumentos es el ser administrados por profesionales que eligen las mejores alternativas dentro del mercado y así el cliente no se tiene que someter al estrés diario que se vive en las bolsas.

“En la actual era de la información, los tiempos de toma de decisión en una inversión cada vez son más cortos, ya que los datos relevantes que afectan los precios de los activos viajan cada vez más rápido. Esto significa que la toma de decisiones debe hacerse o revisarse con una mayor periodicidad. Si usted es de las personas que no tienen tiempo para realizar un análisis juicioso y detallado de las inversiones, lo más adecuado es invertir a través de los fondos”, reitera.

Economía de escala

Otra ventaja de este mecanismo es que se generan economías de escala, pues un fondo con recursos de muchas personas obtiene ahorros importantes en costos. Las comisiones son más onerosas cuando se hacen inversiones pequeñas, pero como el fondo lleva la plata de todos sus afiliados, paga una menor tarifa.

Adicionalmente, hay un beneficio clave a la hora de invertir: la diversificación. Muchos de los fondos tienen inversiones en varios activos. Esto porque se está más expuesto cuando solo se tiene un activo, un mercado o un país. Por el contrario, cuando hay diversificación entre sectores económicos, tipos de activos, países y productos, los impactos de las épocas negativas se pueden compensar.

José Miguel Santamaría, vicepresidente de gestión de activos de Credicorp Capital, aconseja que a la hora de escoger un fondo se mire no solo su rentabilidad, sino que esta supere al indicador de referencia o benchmark. Así, por ejemplo, si es una inversión en acciones, la idea es que el fondo supere el resultado del Colcap. Esa capacidad de estar por encima es la que demuestra que los administradores del fondo hacen bien su tarea.

Los fondos de inversión colectiva no solo usan el dinero de sus afiliados en los mercados financieros, cada vez están buscando más alternativas, como por ejemplo lo que se conoce como factoring, que es comprar facturas de las empresas cuyos clientes no les pagan contra entrega sino a más de 30 días. La idea es que el fondo le paga a la empresa de inmediato con un descuento y luego se espera los 30 días y cobra la factura. Santamaría dice que la clave está en escoger buenas empresas y que además tenga facturas pendientes con firmas igualmente serias.

Los fondos de inversión están creciendo también en el sector inmobiliario, usando los recursos colectivos de sus clientes para comprar lotes, bodegas, oficinas, etc. Posteriormente los arriendan y le dan un ingreso mensual al inversionista, proporcional a la cantidad de dinero que pone. Con eso la persona se evita el riesgo de la búsqueda de los inquilinos y del respectivo mantenimiento del inmueble, pues eso lo hace el fondo.

La industria de los fondos colectivos incluso motivó la creación de un portal especializado que hace comparaciones entre todos los jugadores. Se trata de Carterascolectivas.co.



Así funciona
Un fondo de inversión colectiva es un mecanismo de ahorro e inversión ofrecido por entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera, que invierte los aportes de varios inversionistas en activos que pueden ser financieros o no financieros, dependiendo de lo que se establezca en el reglamento. Cada fondo tiene un reglamento que define, entre otras cosas, la política de inversión y el perfil de riesgo, explican en Asofiduciarias.

Cuando una persona entra, compra una unidad y esta se valoriza o desvaloriza con el tiempo. Los fondos deben reportar a diario sus resultados.

En los mercados internacionales estos productos son llamados “fondos mutuos”. En Colombia, la denominación “fondos mutuos” corresponde a otro mecanismo.

Fondos abiertos: son aquellos en los que el inversionista puede retirar su dinero en cualquier momento. No obstante, en su reglamento se pueden acordar pactos de permanencia mínima para salir y, si la persona lo hace antes de ese tiempo, debe pagar penalidad.

Fondos cerrados: son aquellos en los que solo se puede retirar el dinero al final del plazo previsto como duración del fondo. No obstante, si el reglamento lo permite, se pueden hacer retiros parciales.

Fondos de Capital Privado: también son de inversión colectiva, pero son cerrados y exigen montos de ingreso más altos. Además, deben destinar al menos las dos terceras partes de los aportes a la adquisición de activos no inscritos en bolsa.

GLOSARIO

ETF: del inglés Exchange Trade Fund, son fondos de inversión que replican la evolución de un determinado índice de referencia (ya sea de renta fija, renta variable, materias primas, etc. ), y en ocasiones un sector o una cesta de acciones. Por ejemplo, existen varios que replican el Colcap o el Mila.

Colcap: es el principal índice bursátil del país y refleja las variaciones de precios de las 20 acciones que más se negocian en la bolsa. Su valor inicial fue de 1.000 puntos y el primer cálculo se realizó el 15 de enero de 2008.

TES: son los títulos de tesorería con los que se endeuda el Gobierno en el mercado local y se consideran de renta fija porque pagan una tasa de interés determinada. Sus plazos de vencimiento van desde 90 días hasta 10 años y los que más se negocian son los que vencen en 2024.

Tipos de acciones: hay tres. Las ordinarias, que le dan a su titular ciertos derechos de participación, entre los cuales está el de percibir dividendos y el voto en la asamblea. Las preferenciales: que dan prioridad en el pago de dividendos, pero no tienen derecho a voto. Las privilegiadas dan los mismos derechos de las ordinarias, pero también otras prerrogativas económicas si hay una disolución de la empresa o al repartir utilidades.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?