| 7/22/2015 7:00:00 PM

Colombina, dulce embajadora

Con sus productos, esta vallecaucana llega a 70 países. Con Centroamérica como punto de expansión.

Colombina no solo ha sido pionera en el desarrollo del dinámico negocio de confites en el país. También se precia de ser la primera de su categoría en exportar a Estados Unidos –en 1946, compitiendo con la poderosa industria europea de dulces– y de estar entre los 15 mayores exportadores del país.

La compañía, fundada en 1927, se ha convertido en la dulce embajadora en países tan lejanos como la República Democrática del Congo, Macedonia, Madagascar, Qatar, Angola y Emiratos Árabes, entre 70 destinos en los que hoy hace presencia, con un portafolio que además de confites incluye galletas y pasteles, así como salsas y conservas. Desde 2013 también avanza en el diseño de una línea de bebidas con valor nutricional.

Su primera incursión con operación propia en el exterior se dio en 1995, cuando compró el Grupo Fiesta de Venezuela, creado en 1955 por la familia Mayoral. Tras casi una década, la planta cerró sus puertas pero se mantiene allí la operación a través de Colombina de Venezuela, una de las 11 filiales en el exterior.

En 2001, en asocio con el Grupo Pantaleón Concepción de Guatemala, abrió una fábrica que produce confitería y galletas en ese país y que se ha convertido en punta de lanza para el mercado de Centroamérica y El Caribe, cuyo dinamismo alienta las inversiones de la compañía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?