| 5/11/2017 12:01:00 AM

Cuarto desafío de las 4G: la plata y las exigencias

El cuarto desafío para la infraestructura del país con las 4G, es la preocupación de cómo destrabar los cierres financieros.

Clemente del Valle, presidente de la FDN, aunque reconoce que el tema de Odebrecht generó un impacto en el proceso, considera que hay buenas señales y antes de finalizar el año habría diez cierres financieros, donde están incluidos siete de segunda ola y tres iniciativas privadas, por un valor cercano a los $16 billones en deuda, son: Villavicencio-Yopal, Chirajara-Villavicencio, Mar 1, Bucaramanga-Yondó, Antioquia-Bolívar, Mar 2, Transversal del Sisga, Ibagué-Cajamarca, Santana-Mocoa-Neiva y Rumichaca-Pasto.

Lea también: Así va el programa "Prosperidad Vial": Una inversión sin precedentes

Para Del Valle, varios hechos dinamizan el escenario. Uno, la llegada de un tercer fondo de deuda, vehículo a través del cual los fondos de pensiones y las aseguradoras apalancan los proyectos. Los dos primeros –Ashmore y CAF, y Credicorp, Sumatoria y Sura– suman $3,1 billones, y el nuevo sería BlackRock y Fiduciaria Bancolombia.

Otra buena señal es que cada vez hay más interesados internacionales en entrar a financiar proyectos en Colombia. Sin embargo, el problema ha sido la moneda, por el componente en dólares. “Trabajamos en dos estrategias: una, proveer fondeo en pesos a los bancos internacionales. Estamos en negociación con cinco bancos internacionales y las tres multilaterales para ver la competitividad del producto. Esto permitiría que pudieran aumentar su participación, que en los primeros proyectos fue de 21% y puedan acercarse a 35%”, dice Del Valle.

La segunda estrategia incluye a los bancos norteamericanos y europeos que por Basilea III no pueden participar porque los plazos no les dan, pues no pueden pasar de siete años, cuando se buscan plazos de 18 años. “En el mundo desarrollado se inventaron un producto que se llama el miniperm: es un crédito a siete años u ocho años porque, si el periodo de construcciones es entre 5 y 6 años, pueden darse unos dos años más para poder refinanciar el crédito”, dice Del Valle. Tres proyectos están pensando en esa estructura.

Y un componente adicional está relacionado con las movidas que se han dado en el mercado en compra de proyectos que ya han sido adjudicados. Por ejemplo, Shikun le vendió al fondo inglés Infrared participación en Perimetral de Oriente; Conconcreto vendió a Vinci un pedazo de Bogotá-Girardot; Castro Tcherassi y Colpatria compraron participación en Cartagena-Barranquilla; Pavimentos de Colombia e Ingeniería de Vías entraron a Alma y el fondo coreano SK entró a Pacífico 1.

Vendrían otras movidas. Se comenta que el conglomerado de los Solarte podría estar estructurando un paquete de participaciones en proyectos para sacar a la venta. “Hasta que no se hagan estos procesos es difícil que haya cierres financieros”, advierte un analista.

Le podría interesar: Las denuncias de Conalvías en el caso de la vía Bogotá-Girardot

Pero si bien hay optimismo por el lado internacional, todavía hay algo de preocupación en la banca local, que se ha traducido en más exigencias y en que posiblemente las tasas puedan subir.

Por ejemplo, según Andrade, de la ANI, algunos concesionarios le han manifestado que una de las exigencias de los bancos es que estos puedan tomar el control de la concesión en el momento en que se presente una inhabilidad originada en otro contrato y en donde participe alguna de las firmas que integran el concesionario. El banco tendría la capacidad de cambiar a uno de los socios de la concesión, previa aprobación de la ANI. Para concretar la toma solo bastaría una imputación de cargos.

Además, algunos bancos estarían analizando trasladar ese riesgo reputacional directamente a la tasa de interés. “Como este es un negocio de riesgo, la única manera de asumir más riesgos es con las tasas de interés”, esbozó el presidente de Davivienda, Efraín Forero, quien aseguró que el banco se mantiene firme en su anuncio de invertir $4 billones en el sector. En la primera ola este banco participó en la financiación de 3 proyectos con créditos por un total de $1,1 billones y están en negociación otros dos proyectos de la segunda ola.

Banca, FDN y ANI incrementan los esfuerzos para que en el segundo semestre se puedan reactivar los cierres financieros. Sin embargo, la pelota está en la cancha de los concesionarios, y así lo hizo saber el mismo Andrade. “Si no les desembolsan, tendrán que hacer las obras con su patrimonio, y si se atrasan en obras los podemos multar”, advirtió.

Recomendado: El Túnel de la Línea sigue a medio camino

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.