| 8/17/2017 12:00:00 AM

Así son las firmas de abogados más grandes de Colombia

Radiografía de un sector que factura cerca de $1 billón y en el que las alianzas y la apertura de nuevas áreas de práctica se convierten en tendencia.

La industria legal se está conviertiendo en una poderosa máquina de negocios.

A pesar de la desaceleración, su peso es cada vez mayor y el ajuste en su oferta, ante la coyuntura, es más evidente. Así se desprende de una encuesta realizada por Dinero a más de un centenar de firmas en el país, entre el 12 de junio y el 22 de julio. Según la encuesta, en 2016 la facturación de los bufetes contactados fue de cerca de $1 billón, aunque varios de ellos no respondieron.

La mayor parte de los ingresos se concentra en las primeras 15 compañías, en su mayoría full law services; es decir, aquellas que ofrecen una variedad de áreas de práctica.

Solamente estos 15 bufetes, que corresponden a los más grandes del país, obtuvieron ingresos superiores a los $600.000 millones en 2016, con un incremento mayor a 19% frente al año anterior. Esto demuestra que, pese a una desaceleración de la economía, la industria legal puede aprovechar un ciclo más complejo y retador.

La encuesta de 30 preguntas se realizó a 102 bufetes de abogados del país y entregó hallazgos relevantes.

El más grande de ellos, Brigard & Urrutia, reporta ingresos por $101.974 millones, con un incremento de 18% frente al año anterior. A este le sigue Philippi PrietoCarrizosa Ferrero DU & Uría, que creció 33,77% y el internacional Baker McKenzie hizo lo propio en 15,61%.

Según la encuesta, las áreas que generan mayores ingresos a las firmas provienen de litigios (19,12%); derecho comercial (16,91%) y en menor medida fusiones y adquisiciones y propiedad intelectual.

Además de las tradicionales áreas de práctica, los bufetes se han abierto al desarrollo de otras en los últimos tres años, bien sea por demandas del mercado o por ‘herencia’ de las casas matrices de las firmas. Después de la opción Otras (20,7%), se destaca el área de compliance (13,5%), que viene ganando popularidad en las empresas como consecuencia de una mayor conciencia empresarial por fortalecer las áreas de cumplimiento y de alguna manera ‘blindar’ a las compañías de situaciones de corrupción, fraudes o sobornos, por ejemplo.

“Un buen programa de cumplimiento de norma le sirve a cada empresario, no solo como una herramienta para reducir el riesgo de incurrir en una infracción normativa que le puede acarrear sanciones o problemas reputacionales, sino también para saber cómo manejar la situación en caso de que se presente una infracción por parte de alguno de sus empleados”, afirma José Miguel de la Calle, socio de Garrigues.

La práctica laboral también es popular (9%) ante la mayor urgencia de acuerdos de formalización, revisión de su estructura y el día a día de las empresas.

Las áreas de práctica fuera de lo usual también se hicieron notar en la encuesta, en la que se destacaron temas como: variedades vegetales (Olarte Moure), entretenimiento (Márquez Barrera Castañeda Ramírez), emprendimiento y ciberseguridad.

Ante la desaceleración de la economía, algunas de las firmas encuestadas advirtieron que los ingresos se mantendrán estables y casi 28% considera que se disminuyen.

A continuación se presenta una radiografía del sector legal en Colombia y la dinámica que trae.

¿De dónde son?

Antes de 2010 era muy poca la actividad de firmas internacionales en el mercado colombiano. Hoy nombres como Norton Rose Fulbright, Holland & Knight, Garrigues y negocios como Dentons con Cardenas & Cardenas, PPU, Posse Herrera Ruiz con Cuatrecasas y Rodríguez Azuero con Contexto legal y luego con CMS se convierten en una evidencia de la importancia que le dan las firmas a su crecimiento a través de pares internacionales.

78% son nacionales y 21,5% son internacionales.

Entre supermercados jurídicos y boutiques

29,41% de los bufetes encuestados son full service; es decir, firmas que ofrecen todos los servicios y que buscan crecer a través de la incorporación de nuevos socios, áreas de práctica, vinculación a redes internacionales de abogados y, en ocasiones, con mayor número de asociados.

Entre estas firmas se encuentran Brigard & Urrutia, Posse Herrera-Ruiz, Lloreda Camacho, Dentons Cardenas & Cardenas, CMS Rodríguez Azuero, Baker & McKenzie, Gómez Pinzón-Zuleta y Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría.

Estas firmas se enfrentan a la fuerza de las áreas de práctica de las denominadas big four y a los propios bufetes de las empresas.

Por su parte, las especializadas también abundan en el mercado legal colombiano (40,20%), así como las boutique, que tienen un número inferior a los ocho socios.También se incluyen los bufetes single practitioner: los que son reconocidos por un solo abogado. Por ejemplo, penalistas como Jaime Lombana, Jaime Granados y Ramiro Bejarano.

¿Cuestión de género?

En el ejercicio también se detectó la prevalencia del género masculino en la dirección de los bufetes: existen 294 socios hombres, frente a 103 mujeres, lo que significa que hay espacio para la inclusión de género. Entre las mujeres destacadas como socias están: Mariana Posse (Posse Herrera- Ruiz), Tatiana Garcés y María Carolina Pardo (Baker Mckenzie); Adriana Zapata (Cavelier); Carolina Camacho (Posse Herrera-Ruiz); Catalina Santos (Brigard & Urrutia), Ximena Zuleta (Dentons Cardenas & Cardenas) y Claudia Barrero (PPU).

Ximena Zuleta, socia Dentos, Cárdenas & Cárdenas.

La cifra total de abogados en los bufetes encuestados llega a 1.757 juristas, que están detrás de los grandes negocios que se hacen a diario. Para el año pasado, el valor promedio de un semestre en el pregrado de Derecho fue de $3’451.157, según el Sistema Nacional de Información de Educación Superior (SNIES).

El total de socios de firmas llega a 397, frente a 379 reportados hace un año. ¿Esto qué significa? Que existe un mayor interés por promover al asociado a tener un rol más protagónico y garantizar la perdurabilidad del bufete en el tiempo. Según un estudio de la consultora de servicios legales Adam Smith, hay una tendencia de las empresas a preferir ser atendidas directamente por el socio, en lugar de un asociado, dependiendo de la complejidad de la operación.¿Se avecina la era ‘milennials’ en los bufetes?Actualmente la población de socios de firmas está dominada por abogados entre 37 y 52 años de edad (60,87%), mientras que los baby boomers, es decir, los que se ubican entre los 53 y 71 años de edad tienen 13%. Sin embargo, llama la atención el crecimiento de personas menores de 36 años de edad y que empiezan a hacer parte de los grupos de socios de las firmas. Esa ‘nueva sangre’ le imprime una dinámica diferente a la actividad legal, mediante la incorporación de nuevas tecnologías y mayor uso de herramientas de servicio al cliente.¿Cómo reclutan a un asociado? 50,98% lo hace por recomendación y 31,37% se vale de la universidad de la que fueron egresados los socios. Solo 6% recurre a una firma cazatalentos.

A innovar se dijo

Parte del desarrollo del mercado legal se asocia a la simplificación de procesos y aprovechamiento de la tecnología para que exista un mayor acceso a estos servicios. 57, 84% de los bufetes cuenta con una iniciativa de este estilo.

La importancia de comunicar

La llegada de firmas internacionales y la presencia de un mayor número de competidores lleva a que las firmas de abogados se preocupen por fortalecer sus áreas de comunicaciones y mercadeo. Incluso, dentro de estas comunicaciones tienden a destacar los casos probono, teniendo en cuenta que 62,75% de las firmas cuenta con una estrategia de este tipo. 52,94% de las firmas cuenta con área de meradeo o desarrollo de negocios.

De todo para todos

Las 15 firmas que generan más ingresos en el mercado colombiano de bufetes cuentan, en promedio, con 11 áreas de práctica. Es importante tener en cuenta que este indicador se enfoca más en los bufetes multiservicios: aquellos que diversifican sus ingresos en áreas de práctica que van desde lo laboral y tributario hasta fusiones y adquisiciones.

Según la encuesta, el bufete con mayor concentración de áreas de práctica en Colombia es Garrigues, con 20. Le sigue Brigard & Urrutia, con 16 y Baker McKenzie, con 14.

En la actualidad es normal reenfocar los esfuerzos en áreas de práctica como laboral, tributario y financiación (especialmente por los proyectos de infraestructura del Gobierno) y que haya menor dinamismo en áreas como hidrocarburos y minería.

Cuestión de educación

La Universidad Javeriana es la más popular, ya que 25% de los socios afirman haberse graduado de dicha institución educativa. En el mismo nivel está El Rosario (25%) y en tercer lugar Los Andes, con 21%.

La especialización más popular de los socios de firmas es impuestos, con 13,86% de participación, y derecho comercial, con 12,77%.

Los preferidos por las empresas

Dinero realizó un sondeo en línea con los representantes de las vicepresidencias jurídicas de 18 de las empresas más grandes del país. El ejercicio sirvió, en primer lugar, para identificar los nombres de los abogados más reconocidos a la hora de escoger un asesor externo en cada área de práctica; y, en segundo término, para determinar los criterios y factores para esta escogencia. Estos son los abogados más importantes para las vicepresidencias jurídicas.

Litigios

Eduardo Zuleta, Arturo Solarte, Alberto Jubiz, Antonio Pabón, Carolina Posada, César Julio Valencia, Daniel Posse, Bernardo Salazar, Fernando Silva, Hernando Larios, Hernando Parra, Jairo Parra Quijano, Javier Tamayo, José María Neira, Juan Carlos Velandia, Juan Luis Escobar, Marco Velilla, Maximiliano Londoño, Néstor Camilo Martínez, Rafael Llano Odone, Ramiro Bejarano, Rodrigo Durán y Uriel Amaya.

Fusiones & Adquisiciones

Jaime Herrera, socio de Posse Herrera-Ruiz; Jaime Robledo (estaba en GPZ y ahora es socio de Brigard & Urrutia), Sergio Michelsen (Brigard & Urrutia), Patricia Arrázola (GPZ), Martín Acero (PPU), Manuel Quinche (Brigard & Urrutia); Juan Carlos Rocha (PPU); José Alejandro Torres (Posse Herrera-Ruiz); Jorge Torrado Angarita (Torrado Angarita & Pinzón); Jaime Robledo (Brigard & Urrutia); Jaime Cubillos (Posse Herrera-Ruiz); Gabriel Sánchez (Posse Herrera-Ruiz); Felipe Quintero (Garrigues); Daniel Londoño (GPZ); Claudia Barrero (PPU) y Carlos Fradique (Brigard & Urrutia).

Impuestos

Juan Guillermo Ruiz (Posse Herrera-Ruiz) y Santiago Pardo.

Laboral

Juan Pablo López, Felipe Álvarez, Iván Darío Quintero (Quintero & Quintero); Julio César Carrillo; Julieta Rocha; Francisco Buriticá (Godoy Córdoba); Gloria Restrepo, Germán Valdés Sánchez; Germán Plazas (Plazas & Asociados); Gerardo López ; Felipe Álvarez; Darío Ramírez; Charles Chapman (Chapman & Asociados); Carolina Camacho (Posse Herrera-Ruiz); Carlos Hernán Godoy (Godoy Córdoba); Beatriz Vélez y Ana María Giraldo (Barrios Montenegro Abogados).

Financiero

Carlos Fradique (Brigard & Urrutia), Sergio Rodríguez Azuero (CMS Rodríguez Azuero), Segismundo Méndez (independiente); Rafael Acosta; Luis Humberto Ustáriz; Luis Gabriel Morcillo (Brigard & Urrutia); Lucas Fajardo (Brigard & Urrutia); Juan Pablo González (Esguerra Asesores Jurídicos); Juan Carlos Varón (Silva, Varón & Asociados); Jorge Pinzón Sánchez (exsuperintendente bancario); Hernando Parra; Hernando Padillla (PPU); Germán Abella; Camilo Martínez (hijo del Fiscal, Néstor Humberto Martínez y quien está al frente de DLA Piper Colombia); Andrés Flórez (exdirector de Fogafin) y Alberto Velandia (secretario general de la BVC).

Propiedad intelectual

Alicia Lloreda (Lloreda Camacho & Co); Mauricio Jaramillo (GPZ); Mauricio Pinzón (Pinzón Pinzón & Asociados); Martín Bermúdez Muñoz ; María Clara Múnera; Juan Pablo Cadena (Brigard & Castro); Danilo Romero (Holland & Knight); Cristina Matiz (Baker Mckenzie); Alicia Lloreda y Adriana Zapata (Cavelier).

Comercio exterior

Se destacan juristas como: Rogelio Perilla (Peña Mancero Abogados); Nicolás Potdevin (GPZ); Martín Gustavo Ibarra (Araújo Ibarra); Mariela Tamayo (EY); Ingrid Díaz (PwC); Gabriel Ibarra; Emilio Wills (Lewin & Wills) y Eduardo Mantilla.

Competencia

Sobresalen los juristas: Gabriel Ibarra (Ibarra Abogados), Pablo Márquez (Márquez, Barrera, Castañeda, Ramírez), Martín Bermúdez Muñoz, José Miguel de la Calle (Garrigues), Jorge Jaeckel, Jaime Humberto Tobar, Felipe Serrano, Andrés Jaramillo, Ana Lucía Parra y Alfonso Miranda.

Penal corporativo

Es un área que viene cobrando fuerza y que por lo regular es tercerizada. Sobresalen nombres como los de Yesid Reyes, Mauricio Pava, William Monroy, Sebastián Naranjo, Pablo Elías González, Miguel Córdoba, Juan David Riveros, Jacques Simhon Rosenbaum y Carlos Mario Molina.

Infraestructura

La iniciativa del Gobierno de impulsar los proyectos de infraestructura del país trajo consigo la creación de áreas de práctica relacionadas con este negocio en el que se destacan abogados como: Manuel Quinche (Brigard & Urrutia); Jaime Herrera (Posse Herrera-Ruiz); Hernando Padilla (PPU); Felipe Quintero (Garrigues); Daniel Posse (Posse Herrera-Ruiz); Carlos Fradique (Brigard & Urrutia) y Alessia Abello (Posse Herrera-Ruiz).

Medio ambiente

Es una de las áreas de práctica con más futuro. Nombres como el de Luis Fernando Macías (Macías Gómez & Asociados); José Vicente Zapata (Holland & Knight); Gloria Álvarez Pinzón, Claudia Mora y Álvaro José Rodríguez (Posse Herrera-Ruiz).

Compliance

A raíz de escándalos empresariales como Odebrecht, se perfila como un área de práctica que cobra fuerza. En ella fueron destacados: Mauricio Pava Lugo, Matteson Ellis (de un bufete en Washington llamado Miller & Chevalier), Daniel Rodríguez (CMS Rodríguez Azuero) y Claudia Barrero (PPU).

En la onda del cumplimiento

61,1% de los consultados afirman tener una unidad de compliance independiente de la vicepresidencia jurídica de la empresa. Lo que indica la tendencia es que existe un mayor interés de las compañías por contar con planes de cumplimiento para ponerles freno a fenómenos como la corrupción, sobornos, violaciones y otros. De hecho, todas las empresas consultadas cuentan con la figura del oficial de cumplimiento, así como un plan de difusión de las políticas de cumplimiento y una línea del denunciante. “La idea, y en línea con las recomendaciones de la Ocde, las empresas deben inclinarse a hacer su propia auditoría”, afirma María Carolina Pardo, socia de Baker McKenzie y miembro del comité directivo de compliance en América Latina de la firma.

¿Más charlas anticorrupción?

A la pregunta: ¿cuántas charlas sobre política anticorrupción ha dado el presidente de la empresa? 46,67% de las respuestas se concentraron en de 1 a 3 charlas, mientras que 33% afirma que 3 o más y 20% señala que ninguna.

El reto es que la administración se involucre en estos temas y no los delegue en el área de cumplimiento, porque se trata de un asunto transversal a todas las áreas de la compañía y en donde se juega la prevalencia en el largo plazo de la organización.

El precio no es lo más importante

En el ejercicio realizado con un grupo de 18 grandes compañías del país, se detectó que el precio no es un factor determinante en la escogencia de un abogado o bufete externo a la organización.

A la pregunta: ¿con base en qué criterio selecciona una asesoría externa en servicios legales? (siendo 1 la más importante y 5 la menos) se detectó:

El mayor peso es la trayectoria del abogado, con 14 votos. La decisión de la junta directiva ocupa el segundo lugar, lo que muestra que cada vez más los organismos colegiados intervienen en decisiones estratégicas para la compañía. Le sigue el tamaño del bufete de abogados, el estar en un directorio internacional y, por último, el precio.

La región manda

Las empresas domiciliadas fuera de Bogotá prefieren contratar asesores legales de su misma región. Si bien los capitalinos gozan de muy buena reputación, a la hora de escoger, las compañías prefieren al local.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.