| 5/23/2012 6:00:00 PM

Bob el constructor

Mientras las empresas de ingeniería ven oportunidades en el exterior, para los constructores internacionales Colombia es un diamante.

La sorpresa es que los ingenieros colombianos no se están preparando para salir al exterior. Tenemos desde hace mucho tiempo un listado grande de empresas de construcción y consultoría que están por fuera”, dice el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, Juan Martín Caicedo.

Están sobre todo en Centro y Sur América. Por ejemplo, Odinsa y Conconcreto construyen un terminal en el aeropuerto de Tocumen en Panamá, Odinsa levanta una central de generación en la costa Atlántica panameña y Conciviles un proyecto en Perú. Por su parte, Conalvías avanza en el desarrollo de proyectos de infraestructura en La Florida, Estados Unidos.

De otra parte, los consultores también operan fuera de Colombia desde hace muchos años. Consultoría Colombiana, Concol, una de las más grandes del país, por ejemplo, ahora realiza estudios de impacto ambiental en Ecuador, estudios geotécnicos en varios lugares de Centroamérica y de gestión de servidumbres en Panamá. Los administradores de proyectos de Gómez Cajiao tienen en sus registros trabajos de consultoría en Argentina, España, México, Costa Rica, Panamá y Perú.

Pero mientras esas oportunidades se abren en el exterior para los locales, la competencia en Colombia será cada vez más dura. En los próximos 10 años, el país hará inversiones por $40 billones en concesiones viales. Con esa cifra se pasará de 800 a 2.000 kilómetros de doble calzada y de 6.000 a 11.000 kilómetros de carreteras pavimentadas.

Esa inversión es más de tres veces la inversión del Canal de Panamá. Todos los nombres importantes de constructoras del mundo vendrán a Colombia a competir por ese presupuesto. Y el modelo de Alianzas Público Privadas (APP) será el instrumento clave para el desarrollo de estos proyectos. Nombres como Mota-Engil, Para Massi, Comsa o chinas como Harbour Engineering o Camc Engineering alistan sus propuestas.

Para defenderse, firmas como Conconcreto, Odinsa y ahora El Cóndor, registraron sus acciones en la Bolsa con el fin de mejorar su patrimonio y con ello su capacidad para contratar y crecer. Además, buscan alianzas, como la de Odinsa con la china Tiesiju Civil Engineering, para presentar propuestas de una APP en ferrocarriles.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?