| 7/21/2016 12:00:00 AM

Ocho batallas empresariales que están para alquilar balcón en Colombia

Los casos de Hyundai, D1 y Justo & Bueno, Ariadna Gutiérrez contra Grupo 4, y Reficar son algunos de los pleitos más sonados en el país.

El incumplimiento de contratos, la competencia desleal, la afectación al buen nombre y hasta la defensa de una marca son algunos de los motivos que más generan procesos de arbitramento en Colombia, los cuales tienen detrás a grandes firmas y abogados del país, quienes gracias a su talante y eficacia en el litigio se han convertido junto con sus clientes en protagonistas de peleas jurídicas que, la mayoría de veces, se convierten en el ojo del huracán, por ser casos que involucran a famosos o a empresas reconocidas del país.

Lea también: Los reyes del derecho en Colombia 

La gran pelea por Hyundai

Este ha sido uno de los casos más sonados recientemente. Por haber tantos frentes, hay varias firmas de abogados que participan; entre éstas, Salazar Pardo que se encarga de la demanda de los contratos de agencia comercial; también está Sergio Rojas, encargado del tema de competencia desleal, y Jaime Granados en el área penal. Entre tanto, Ibarra Abogados ha trabajado todo el tema concerniente a la integración no reportada y la competencia desleal, pero directamente contra Hyundai Motor Company.

Esta novela inició cuando Hyundai Motor Company terminó su relación comercial con el empresario Carlos Mattos, quien era su distribuidor, para reemplazarlo con la compañía Neocorp. Los estrados judiciales tomaron las primeras medidas recientemente: un juez decretó una medida cautelar señalando que la casa matriz de Hyundai sólo puede vender o promocionar vehículos a través de Hyundai Colombia Automotriz, la empresa de Mattos. El debate jurídico apenas comienza.

Sobrecostos de Reficar

Sin duda, el caso de la de Refinería de Cartagena (Reficar) ha sido uno de los más escandalosos en el país y pone sobre la mesa las decisiones de la administración y de la junta directiva. Este escándalo estalló cuando la Contraloría General de la República emitió un informe que daba cuenta de los sobrecostos de este proyecto, que llegó a representar US$8.016 millones; es decir, US$4.023 millones más de lo que estaba previsto en el inicio de la construcción.

De esta manera, dicho informe puso en evidencia graves errores en la construcción de la refinería, tales como feria de contratos y retrasos en la operación, generando con esto pérdidas económicas para el Estado colombiano, teniendo en cuenta que Reficar es propiedad de Ecopetrol. Además de las investigaciones de los organismos de vigilancia y control como la Procuraduría y la Contraloría, también la Fiscalía inició los procesos de averiguación e interrogatorios. Las indagaciones ya empezaron.

D1 y Justo & Bueno

Cuando los exaccionistas de la cadena D1 decidieron regresar al ruedo a través de la firma Mercadería, que le dio lugar a Justo & Bueno, inició la guerra fría de estas dos marcas.

Pero salió del terreno frío cuando hubo una supuesta presión por parte de Koba, dueños de D1, sobre más de 20 proveedores para que no suministraran productos a su competencia Justo & Bueno.Así las cosas, explica Gabriel Ibarra, abogado apoderado de Mercadería, con el argumento de conductas de presunta competencia desleal, realizaron una demanda ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). Luego de instaurar este recurso, el pasado 27 de junio la Superintendencia decidió decretar medidas cautelares contra Koba, ordenándole a esta compañía “abstenerse de presionar, persuadir, amenazar o intimidar de cualquier forma a los proveedores sociedades o empresas que abastecen a Mercadería”, entre otras disposiciones. Esta disputa apenas comienza.

Hotel Spiwak de Cali vs. Inversionistas

El Hotel Spiwak ha llegado a ser el mejor hotel de lujo de Colombia. Sin embargo, en medio de este panorama tan exitoso, quienes no estaban muy contentos eran sus inversionistas, que aseguraban que los réditos que recibían no eran acordes con el ofrecimiento que se les había hecho en el inicio de este proyecto, queja que los llevó a instaurar una demanda contra el hotel.

No obstante, explica el apoderado del Spiwak, el abogado Nelson Roa, en el tribunal de arbitramento el hotel argumentó que el contrato se había firmado en unas condiciones que estaban pactadas y que lo que ellos recibían como participación era lo que se había suscrito. Lo atípico de este caso es que, a pesar del tamaño de la discusión jurídica, las partes estaban abiertas al diálogo, lo que los llevó a un acuerdo económico en un escenario paralelo al conflicto legal.

Las nuevas peleas por carteles

Uno de los frentes de conflicto más importante de los últimos meses está reflejado en las investigaciones y sanciones que por cartelización ha adelantado la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). Azúcar, pañales y papel higiénico, entre otras, ya han sido sancionadas y mientras las investigaciones avanzan, hay acciones en paralelo. Por ejemplo, Carvajal Educación ha instaurado una demanda penal para que se investigue la autenticidad de una prueba clave en la investigación del cartel de cuadernos que fue presentada por Kimberly, empresa que estaría colaborando en la delación. Según Carvajal, el logo de la papelería usada es falso y no corresponde al membrete de la compañía. El proceso está en la Fiscalía 49 Seccional.

Los líos de Ariadna Gutiérrez

Luego de su paso por Miss Universo, le ‘llovieron’ oportunidades a Ariadna Gutiérrez. Esto la condujo a terminar su contrato de representación con la agencia Grupo 4 en enero de este año, que legalmente estaba suscrito hasta el 2 de julio de 2016 y cuyo incumplimiento acarreaba pagar una penalidad que estaba dispuesta a asumir.

Sin embargo, las partes no se pusieron de acuerdo y los apoderados de Ariadna, entre ellos Natalia Barrera, radicaron una demanda contra Grupo 4 ante la Cámara de Comercio de Bogotá con los argumentos de incumplimiento de la agencia de sus obligaciones contractuales. Según Barrera, salieron a la luz temas confidenciales de la exreina, causándole perjuicios en su carrera.A su vez, Grupo 4, representado por De La Espriella Lawyers Enterprise, demandó y solicitó un pago de comisión sobre las actividades de la reina, así como penalidad por incumplimiento de contrato.

Viajes sin justificación

Por el supuesto uso indebido de recursos públicos utilizados en tiquetes aéreos para viajar a Barranquilla entre 2010 y 2014, el Consejo de Estado admitió la demanda que realizó la abogada Martha Pabón, de la firma Pabón Abogados y Asociados, que busca la pérdida de investidura del congresista Efraín Torres, quien realizó varios viajes a La Arenosa y a otras ciudades sin justificación alguna.

En su defensa, el congresista no negó el uso de los tiquetes, ni sustentó la razón por las que realizó dichos viajes. Sus argumentos se centraron en defender las prerrogativas de los congresistas, escudándose en una norma que regula los tiquetes semanales que se suministran a los parlamentarios que no viven en Bogotá. Pabón explica que esa norma aplica para aquellos que vienen de otras regiones del país y deben viajar para las plenarias semanales. Sin embargo, Torres, pese a ser oriundo de Barranquilla fue elegido por representación de Bogotá. Actualmente, la decisión está en manos de los magistrados.

Bogotá Fashion Week, defiende su marca

El 13 de febrero de 2015, la compañía Creare Diseño presentó ante la SIC su solicitud de registro de la marca Bogotá Fashion Week. Sin embargo, Inexmoda se opuso, argumentando que “los elementos gráficos no son suficientemente distintivos, pues consisten en la transcripción de las expresiones concedidas en registro en una tipografía que no ofrece mayor distintividad”, dice el documento.

De acuerdo con Adriana Polo, abogada de Creare Diseño, ante este hecho la empresa presentó sus argumentos “diciendo que la marca era distintiva y coherente con los productos que pretendía distinguir, por lo que estaba conformada por un conjunto de elementos tanto gráficos como nominativos”. Finalmente, la SIC consideró que este signo solicitado no constituía una ventaja competitiva en detrimento de los demás y concedió el registro a la marca Bogotá Fashion Week en su conjunto, con una vigencia de 10 años para su uso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?