| 5/28/2012 4:00:00 PM

Análisis Bancolombia: Sectores - Servicios Públicos

El potencial expansionista que ha tenido el sector energético en los últimos años, ha generado que el gobierno nacional lo incorpore en su estrategia de transformación productiva como uno de los sectores de talla mundial, esto implica desarrollar planes para fortalecer la infraestructura del sector mejorando las condiciones para los inversionistas locales y extranjeros. 

Para el sector de gas natural se busca mejorar el almacenamiento y el transporte a través de la expansión de los gasoductos existentes y la construcción de nuevas plantas de regasificación, conjuntamente se implementará el marco regulatorio de comercialización, que saldrá en vigencia durante este año, generando mayores niveles de confiabilidad, mejores condiciones de servicio y menores costos para los usuarios finales.

Adicionalmente, el gobierno ha reaccionado rápidamente frente a situaciones adversas, hecho que, respaldado por la solidez institucional del esquema liderado por el Ministerio de Minas y Energía a través de la CREG (Comisión de Regulación de Energía y Gas), ha enviado un mensaje de estabilidad y tranquilidad a la comunidad internacional, logrando mantener el ambiente positivo de inversión que venía presentándose en el sector. Prueba de esto, es que actualmente tenemos en el mercado local la presencia de grandes grupos europeos con grandes inversiones en Latinoamérica a lo largo de toda la cadena productiva del sector energético.

Colombia ha tomado un papel determinante a la hora de liderar proyectos transnacionales que buscan la optimización de los recursos energéticos del continente americano debido a su posición geográfica estratégica. Es así como desde hace algunos años, se viene adelantando el proyecto de interconexión con Panamá que se espera que entre en vigencia el próximo año y será el paso inicial para conectar a América del Sur con América Central. Éste proyecto es actualmente ejecutado por ISA y ha requerido una inversión superior a los US$300 millones. Así mismo, en el horizonte medio de tiempo se pueden identificar que a las conexiones actuales con Ecuador y Venezuela, a los cuales se les exporta energía por el orden de los 300 Kw, se pueden sumar conexiones con Chile, Bolivia y Perú que tienen grandes proyectos de generación eléctrica.

Estos planes de expansión han mejorado las perspectivas de demanda a futuro lo cual ha permitido realizar procesos de subasta en el país asignando Obligaciones de Energía en Firme para una variedad de nuevos inversionistas y actuales generadores.

En el sector de Acueducto y Alcantarillado se ha visto un creciente interés a la internacionalización por parte de los jugadores más fuertes en Colombia. Empresas como la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) quien ya ha realizado contratos de asesoría y asistencia técnica en el exterior, Aguas de Manizales quien ya tiene presencia en Perú y el Acueducto de Pereira, entre otras, tienen dentro de sus planes de negocios incursionar en países de Suramérica como Perú, Argentina, Ecuador, Paraguay, Uruguay e incluso en países como México y Puerto Rico. Por su parte, en el sector aseo algunos actores extranjeros han participado en las grandes licitaciones de recolección de basuras en Colombia entre los cuales se destacan empresas brasileñas, chilenas, argentinas e incluso coreanas entre los más fuertes competidores.

Así, uno de los grandes retos del sector es continuar el buen desempeño del desarrollo en infraestructura y definir, entre los diferentes gobiernos regionales, la estructuración de modelos únicos de exportación e importación de energía, permitiendo el acceso de nuevos agentes que contribuyan nuevas tecnologías con mejores costos y menos impactos ambientales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?