| 5/28/2012 4:00:00 PM

Análisis Bancolombia: Sectores - Hidrocarburos

La evolución que ha presentado el sector petrolero colombiano en la última década es bastante alentadora, y es que existen argumentos suficientes en el país para hablar de ‘boom petrolero’, la producción de crudo se ha duplicado, alcanzando casi el tan anhelado millón de barriles diarios, la actividad petrolera contractual ha cuadruplicado su número y la cantidad de pozos perforados se ha incrementado en casi un setecientos por ciento, todo esto en la en la última década. Para 2011 el gobierno se había propuesto superar la barrera histórica del millón de barriles diarios, sin embargo, una serie de hechos coyunturales en el transporte de crudo que obedecen principalmente a problemas de orden público y capacidad de los oleoductos impidieron alcanzar las pretensiones del país. No obstante, la meta sigue vigente y se espera pueda ser alcanzada en los próximos meses, nada mal, si se tiene en cuenta la meta de producción del país vecino miembro de la OPEP –Venezuela- de 1.6 millones de barriles diarios para finales de 2012. 

La cantidad de reservas petroleras de Colombia ha presentado variación positiva en los últimos 3 años, alcanzando en 2010 más de 2000 millones de barriles, esta cantidad es suficiente para autoabastecernos durante 8 años más en el caso hipotético de que Colombia detenga la exploración en su totalidad y deje de hacer descubrimientos petrolíferos, a este indicador de tiempo se le llama RP (reservas sobre petróleo). En México, por ejemplo, la petrolera estatal –PEMEX-, la más grande de México y una de las petroleras más importantes de Latinoamérica, reportó a diciembre de 2010 un R/P de 10 años.

Parte del gran éxito petrolero del país en los últimos años se debe a la creación de la Agencia Nacional de Hidrocarburos -ANH- en 2003, incentivada por la crítica situación que atravesaba el país a finales de la década de los noventa, creando nuevos métodos contractuales amigables con las partes involucradas, de esta manera se da comienzo a una nueva transformación, haciendo de Colombia uno de los países más atractivos para la inversión extranjera en Latinoamérica. Un punto trascendental a la hora de atraer multinacionales al país ha sido el sistema de regalías, que se basa en la producción diaria de la compañía para definir el porcentaje que ésta debe pagar por la explotación de un recurso natural no renovable, mientras menor producción se tenga menor va a ser el monto para el estado, así el país pretende ser atractivo tanto para compañías grandes como para empresas pequeñas.

La nueva cara del sector ha dado como resultado la entrada de un significativo número de grandes inversionistas que llevaban más de una década sin explorar en el país.

El auge que se ha generado, hizo que se pasara de un país al borde de ser importador de petróleo a un país exportador, pues desde que la ANH entró en operación ha realizado tres ‘Rondas Colombia’ con el objetivo de licitar territorios previamente estudiados aptos para la exploración. Una próxima ronda se tiene prevista para finales del presente año. Con miras a maximizar sus resultado, Orlando Cabrales, Presidente de la ANH junto con un grupo de representantes hizo varias sesiones de promoción en diferentes países alrededor del mundo: Canadá, Estados Unidos, Japón, China, Corea del Sur, Inglaterra, Brasil e India pudieron conocer la oportunidad de explorar suelos colombianos y la serie de ventajas jurídicas que ha generado el gobierno con el afán de convertir al país en objetivo inversionista.

Esta serie de gratos eventos combinados con la buena evolución de la economía no ha sido ajena a las grandes multinacionales de hidrocarburos y en general.

Las exportaciones petroleras vienen creciendo a razones del 20% anual, la Inversión Extranjera Directa –IED-, por su parte, arrojaba cifras cercanas a los 2.000 MM USD en 2002, de los cuales el 21% pertenecían a hidrocarburos, mientras que para 2011 se presentaron más de 13.000 MM USD, con casi el 40% pertenecientes al mismo sector. Una IED bastante prometedora, la tercera de la región después de Chile y Brasil. Éste último, por su parte tiene una IED que supera de lejos las demás de la región, sin embargo, contrario a Chile y Colombia, no se basa en la explotación de Recursos Naturales sino en servicios financieros.

Con este panorama la internacionalización del sector promete, no sólo por la inversión que las multinacionales como Pacific Rubiales puedan hacer en el país, que para 2012 asciende a los 1.200 MM USD sino por la expansión de las empresas nacionales en el exterior, hace un poco más de dos meses Ecopetrol compró una significativa participación en uno de los bloques más extensos y con mayor prospección del Perú. Hechos como los anteriores ponen a Colombia en el mapa mundial del petróleo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?