| 5/28/2012 4:00:00 PM

Análisis Bancolombia: Sectores - Agricultura

Una Mirada a la Historia

Definir el momento histórico exacto en el cuál inicia el proceso de internacionalización de la agricultura colombiana es algo complejo de determinar. Podría decirse que dicha transformación toma fuerza con las primeras importaciones de especies bovinas y el inicio de las exportaciones de café bastantes décadas atrás. Posteriormente, la diversificación de exportaciones con productos como el banano, las flores y el azúcar, junto con la apertura de la década de los 90, se encargaron de incrementar el flujo de comercio internacional en un contexto en el cual la devaluación de la moneda jugó un papel bastante relevante.

Posiblemente, el punto de quiebre más importante fue la apertura comercial de los 90 con la eliminación de muchos de los aranceles a los productos agropecuarios que fueron reemplazados por el denominado Sistema Andino de Franja de Precios (SAFP). Esta época trajo momentos difíciles para la agricultura colombiana toda vez que los precios de venta sufrieron fuertes caídas por la disminución arancelaria y el impacto de unas menores cotizaciones internacionales. El contexto en su momento se caracterizaba por una sobreoferta de alimentos y la existencia de importantes subsidios a la actividad en los países industrializados. No obstante, desde entonces las exportaciones colombianas han ido creciendo de manera sostenida, especialmente a partir de inicios del siglo XXI, con un reciente protagonismo del sector de alimentos procesados.

El Presente y el Futuro

No es precisamente el sector agropecuario el que más inversión extranjera directa ha cautivado en la historia; hasta el año 2006, según cifras del Banco de la República, esta estadística llegaba a los 15 millones de dólares en promedio con un punto máximo de 37 millones de dólares para el año 1996. El año pasado, sin embargo, el dato ascendió a 131 millones de dólares que de cualquier manera representó tan solo el 1% del total del flujo de inversión que llegó al país. Situaciones como las firmas de los Tratados de Libre Comercio, el alza en los precios de las materias primas agropecuarias, las expectativas en cuanto a la demanda futura de alimentos, y la reciente visión de la altillanura colombiana como una región de gran potencial han incrementado el interés del capital extranjero por entrar al país.

El desarrollo de una agricultura internacional es un proceso que trasciende de la mera conquista de los mercados de exportación hacia una mayor inyección de capital, transferencia de tecnología e investigación. Al abrir las fronteras al producto importado y buscar acceso externo para la producción local se incrementan las exigencias en cuanto a calidad, así como la volatilidad y la conexión con los mercados internacionales. Unidades productivas de gran escala, semillas mejoradas, sistemas de posicionamiento global, maquinaria para agricultura de precisión, entre otros, son aspectos comunes en países que han desarrollado una agricultura internacional y competitiva. 

A diferencia de lo sucedido en la década de los 90, por cuenta del crecimiento en la población mundial y el mayor ingreso per cápita de naciones emergentes, el futuro se proyecta con precios altos para las materias primas agropecuarias, especialmente aquellas relacionadas con la producción de aceites, alimento balanceado y proteínas. Sumado a esto que es hoy una realidad, existe una oportunidad inmensa para la agricultura colombiana de llegarse a desarrollar un mercado internacional de biocombustibles, del cual podríamos participar una vez hayamos logrado abastecer el mercado local.

Finalmente, ante este panorama, es importante resaltar que el país tiene en frente retos que se relacionan no solo con aspectos como el desarrollo de protocolos sanitarios y la mejora en infraestructura, sino también la necesidad de estimular la investigación, integrar la agricultura con la agroindustria, garantizar la autosuficiencia alimentaria, y lograr de manera exitosa la inclusión de los pequeños productores mediante esquemas asociativos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?