| 8/17/2017 12:00:00 AM

La desaceleración tiene a los abogados laboralistas ocupados

En tiempos de apretón económico se intensifica la conflictividad laboral por cuenta de reorganizaciones empresariales y entrada de nuevas empresas al país. Por ello, los laboralistas andan más ocupados que nunca.

Si existe un abogado ‘repleto’ de trabajo es el laboralista. Una prueba clara ello la relata Catalina Santos, socia de Brigard & Urrutia y quien cuenta que cuando llegó a la firma el escenario económico era completamente distinto.

“Cuando me ofrecieron la práctica laboral tenía tres abogados y en cinco años ya somos 12 asociados. Además, nuestra facturación crece 350% desde 2012, sin contar con que 85% de las tutelas que se ven en la Corte Constitucional son de carácter laboral y de seguridad social”, comenta la abogada.

Foto: Catalina Santos, socia de Brigard & Urrutia.

Se trata de un área de práctica anticíclica; es decir, que en tiempos de desaceleración de la economía, como el actual, es cuando mayor actividad reportan: las empresas aumentan las consultas laborales relacionadas con terminación de contratos de trabajo, reestructuraciones y conflictividad de los trabajadores. También se espera que, por la aprobación del proyecto que modifica los horarios en que se pagaban los recargos nocturnos –que ya no comenzarán a las 10 de la noche sino a las 9–, aumenten las consultas empresariales.

Auge en las reorganizaciones

Gracias a la coyuntura actual, la actividad de los laboralistas ha sido más intensa en el último año. Se observan incrementos en los despidos colectivos, en los planes de retiro voluntario y la reestructuración de condiciones laborales.

Recomendado: Tasa de desempleo cambia de tendencia en junio y desciende a 8,7%

Esto ocurre en un escenario en que la población ocupada ha crecido en 8 millones de personas en los últimos 16 años, con base en las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), y que muestran que, por cuenta de que hay más personas trabajando, es natural que aumenten las controversias laborales.

También es indicativa la cantidad de empresas que han entrado en reorganización empresarial: mientras en 2010 se registraron 137 procesos, a julio pasado ya se acumulan 1.747, de acuerdo con las cifras de la Superintendencia de Sociedades.

Según Luis Fernando Alvarado, abogado experto en insolvencias, es claro que las reorganizaciones y liquidaciones empresariales se están moviendo con fuerza. Él, por ejemplo, concentrado en la de Estraval, considerada como una ‘pirámide’ que se construyó sobre falsos pagarés de libranzas y que compromete recursos cercanos a los $700.000 millones.

Asesoría necesaria

Otra característica a favor de la práctica laboral está en un cambio radical que han venido teniendo los empresarios en cuanto a entender la relevancia que para el desarrollo de su negocio tiene la estructuración jurídico laboral, tanto en su dimensión individual como en la colectiva y de seguridad social.

Lea también: Standard & Poor’s da el primer golpe por fallo contra Claro y Telefónica

“El mercado se ha concientizado sobre la necesidad de contar con una asesoría legal especializada para el manejo de sus relaciones laborales, ya no solo desde una perspectiva puramente reactiva, sino bajo el entendido de que la prevención de errores en un esquema legal cambiante, permite que los proyectos sean estructurados teniendo en cuenta la realidad dinámica de la legislación laboral y facilita conocer desde el inicio los costos actuales y riesgos futuros vinculados a sus proyectos”, afirma Juan Pablo López, de López & Asociados.

Foto: Juan Pablo López, Laboralista de López & Asociados.

También surgen nuevos argumentos: “la fiscalización en materia de cumplimiento laboral se ha agudizado, con lo cual es necesario prestar una asesoría cada vez más preventiva y no simplemente de resolución y representación”, afirma Carolina Camacho, socia de Posse Herrera Ruiz.

Foto: Carolina Camacho, Socia de Posse Herrera Ruiz.

Además, la actividad sindical es más diligente, porque los sindicatos tienen mayores posibilidades de actuar y un empleado puede pertenecer a uno o varios sindicatos. “Hoy las condiciones son más complejas para los empleadores. En la década de los setenta y ochenta, cada empresa manejaba una única negociación. Hoy el proceso disciplinario debe cumplir dos instancias. Los temas colectivos son más importantes”, afirma Tatiana Garcés, socia de Baker Mckenzie. En esta firma, por ejemplo, la práctica laboral es tan relevante, que antes era un área de apoyo. “Hoy somos 25 personas dedicadas a la práctica. Hoy cualquier entidad necesita laboralistas para operar, por aspectos como: políticas de compensación, cumplimiento, reestructuraciones de contratos, traslados y acoso laboral”, comenta.

Foto: Tatiana Garcés, socia de Baker McKenzie Colombia.

Igualmente, laboralistas como Juan Pablo López destacan fenómenos como la internacionalización de la economía y una mayor inversión en sectores tales como la infraestructura y la construcción, así como la suscripción de tratados de libre comercio y el afán del país por pertenecer a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), un ‘club’ en el que sus miembros deben acogerse a unas políticas que afectan la manera de contratar.

Puede interesarle: La disputa entre dos hermanos mantiene en vilo a Servientrega

En tiempos de desaceleración de la economía, los desafíos laborales son múltiples, ya que se deben lograr eficiencias en las estructuras de empleo y mecanismos de remuneración que resulten favorables para las partes.

Motivos de consulta

El creciente ingreso de multinacionales, así como el aumento de la sindicalización, son algunas de las razones que han motivado el crecimiento de las asesorías y consultas para los abogados laboristas.

-Llegada de nuevas empresas al país con prácticas laborales diferentes.

-Homologación de políticas de casa matriz, en el caso de multinacionales.

-Manejo laboral de expatriados-Concertación con sindicatos de trabajadores.

-En el derecho laboral colectivo y de la seguridad social se han presentado cambios que exigen al empresario ya no solo conocimiento exclusivo de la ley laboral, sino de su entendimiento por parte de la jurisprudencia de las altas Cortes, lo que supone contar con asesoría más profunda que la de los departamentos de recursos humanos.

Recomendado: Hoteles españoles combaten epidemia de falsas denuncias de británicos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.