| 12/12/2013 6:00:00 PM

Creativos II

Van por el Oscar
Una productora colombiana independiente ha logrado incursionar con éxito en los mercados audiovisuales de India, Catar, Canadá y Brasil.

La firma 4Direcciones logró el más importante premio al que pueda aspirar una firma de este tipo en la industria de la TV para público infantil. Se trata del primer lugar en The MIP Junior International Pitch durante su participación en Mipcom, en Cannes. El galardón fue por una serie animada, basada en el libro Ommmoo, yoga para niños de las autoras María Villegas y Jenny Kent. Quienes están detrás de esta empresa son los artistas plásticos Diana Rico (42) y Richard Decaillet (38).

La serie ha sido un éxito en rating. El programa se emite en India, a través de SunTV, el canal más grande del sur de ese país. Igualmente se transmite en Globo TV en Brasil, donde se convirtió en uno de los más comprados en pay per view. La serie está en Argentina y Chile. Otra serie que ha sido exitosa es Figúrate, pues además de ser transmitida en Ecuador y Argentina, cuenta con una licencia para el desarrollo de una aplicación en Canadá. La compañía trabaja otros proyectos. Desarrolló para la televisión de Catar la producción The sand and the rain y actualmente trabajan con la estrella Bruce Parry en el largometraje Quest. Igualmente, trabaja en dos largometrajes con Peter Weber el director de la película La joven con el arete de perlas, que fue nominado a los premios Oscar.

Soñador de utopías
Electrolux reconoció a un joven paisa, estudiante universitario, como el gran diseñador de 2013.

La vida de este estudiante antioqueño de diseño industrial de la Universidad San Buenaventura, de Medellín, está rodeada de quimeras por un futuro mejor. Lo demuestra la obra con la que acaba de ganar el concurso mundial Electrolux Design Lab 2013, tras derrotar a 1.700 aspirantes de 60 países.

Se trata de Mab, un sistema de limpieza integrado por 908 mini-robots que asean suelos, paredes u objetos y cuyo nombre proviene de la reina de las hadas, que según los ingleses aparece mientras las personas duermen y les cumple sus sueños.

“Siempre estoy pensando en un proyecto nuevo. Podría definirme como un soñador de utopías que vive en un mundo donde los productos las hacen posibles”, dice Adrián Pérez Zapata (23). Ahora trabaja en un revolucionario módulo de ventas informales que será instalado a orillas del río Medellín, con componentes auto-sostenibles. “Mi pasión gira en torno a la actividad de crear e imaginar escenarios futuros que mejoren la calidad de vida del ser”, dice.

El secreto de la colonización

Un arqueólogo está redescubriendo la historia de colombia y abriéndole una oportunidad al turismo.

El arqueólogo Ernesto Montenegro Pérez (40) y su equipo de investigadores hallaron en un paraje de la vereda Santuario, de la población chocoana de Ungía, los vestigios de Santa María la Antigua del Darién, la primera implantación urbana de los conquistadores españoles en América. En esa ciudad, Vasco Núñez de Balboa y Pedrarias Dávila discutieron sus modelos de colonización.

El hallazgo tendrá, además de un inmenso valor histórico, un rédito cultural y económico. Ya existe un plan de manejo y protección para promocionar el sitio como la mejor vitrina turística del Urabá chocoano. Varias universidades europeas quieren vincularse al proyecto.

Ojos en la realidad
Una nueva mirada a la violencia juvenil podría dar luces sobre las nuevas políticas para alcanzar la paz.

La ganadora de la primera edición del Premio Unesco/Juan Bosch para la Promoción de la Investigación en Ciencias Sociales en América Latina y el Caribe, es colombiana. Se trata de Karen Nathalia Cerón (26), autora de ¿Hijos de la guerra o huérfanos del Estado? Un estudio sobre la violencia juvenil representada en las maras, bajo las características particulares del Estado y del contexto guatemalteco, tesis con la que obtuvo su máster en Estudios Políticos e Internacionales de la Universidad del Rosario.

“Espero que este estudio ofrezca una caracterización del fenómeno de las pandillas y una serie de políticas sociales para enfrentarlo, herramientas que también podrían ser útiles para el caso colombiano”, explica.

Arquitecto del éxito

Roma, Azerbaiyán y Sarajevo son algunas de las ciudades que cuentan ya con obras maestras de este nortesantandereano.

Hasta comienzos del siglo XXI el nombre de Renzo Piano era sinónimo de grandeza para la arquitectura italiana. Hoy, uno de sus pupilos, Hembert Peñaranda (44), colombiano y nortesantanderano de tiempo completo, está convirtiendo sus obras en íconos. Su impronta se encuentra en los centros comerciales y de negocios más grandes de Roma, en el Acuario de Génova, en el principal centro de convenciones de Azerbaiyán y en el Museo de Arte Contemporáneo de Sarajevo, entre otras obras relevantes. Ahora es un maestro consagrado, con su propio estudio en Milán.

Bajo el aforismo bíblico según el cual nadie es profeta en su tierra, Peñaranda hizo renombre en Europa, mientras que en Colombia los centros de formación comienzan ahora –nunca es tarde para hacerlo– a reivindicar su arte. La Universidad Icesi de Cali lo tuvo como invitado para inaugurar una cátedra en su honor.

Sacaron las uñas

Dos jovencitas ya tienen éxito en los negocios ofreciendo a sus clientas toda una experiencia de manicure.

A su corta edad, Daniella Moscarella (24) y Andrea Novoa (23) ya son empresarias exitosas. Gracias a su idea de un “bar para uñas”, se ganaron la primera edición en Colombia del Premio al estudiante emprendedor, que les dio derecho a representar al país en el encuentro mundial de estudiantes emprendedores que se realizó en Washington.

 Allí había experiencias de todas partes del mundo, como la de un joven ruso que ya factura al año US$15 millones y otros que fabrican robots. La idea es, aparentemente, muy sencilla y concreta un sueño de sus propietarias. “Desde los 12 años, yo amo pintarme las uñas. Iba y me hacía el manicure y me iba a la casa y me hacía diseños. Descubrí que ese es un plan ideal para compartir con las amigas”, explica Moscarella.

Esa fue la oportunidad de negocio que vieron: crear un espacio donde, bajo el pretexto de pintarse las uñas, las personas se encuentren. Así nació We Love nails, un ‘bar spa de uñas’. Actualmente la empresa factura $350 millones al año y esperan abrir sucursales en Medellín, Bucaramanga y Cali. “Nosotras vendemos una experiencia, nos enfocamos en eso. Buscamos que nuestras clientas, desde que entran hasta que se van, se sientan como princesas. Tenemos más de 3.000 diseños en uñas”.

A la medida
Esta arquitecta bogotana logra que sus diseños se construyan en Estados Unidos, Dubái y Catar.

Marta Lucía Gallo (47) es ya una marca de la arquitectura colombiana. Especializada en el diseño interior corporativo y comercial, hace 17 años fundó, en compañía de su colega Juliana Fernández (46), Arquitectura e Interiores, empresa con la que ha realizado proyectos no solo en Colombia; también en Estados Unidos, Dubái y Catar.

La construcción de espacios que se adapten a las necesidades de los clientes empresariales es la esencia del trabajo de esta arquitecta.

“Nos ocupamos de conocer a profundidad a nuestros clientes”, dice Gallo, quien produce soluciones a la “medida del cliente”, para contribuir con el mejoramiento de la producción de las empresas. A futuro, el objetivo es fortalecer su reputación en Colombia y el mundo.

Creadores de futuro
Transformó el modelo de inversión en educación superior y postgrados para estudiantes con alto potencial, pero de escasos recursos.

El boom que vive hoy Estados Unidos con la proliferación de fondos de inversión que financian capital humano ha puesto en primer plano una iniciativa lanzada en 2001 por el barranquillero Felipe Vergara (44) y el bogotano Miguel Palacios (40). Se trata de Lumni, un fondo diseñado para invertir en educación de estudiantes con gran talento.

Lumni apoya a los estudiantes durante sus pregrados de carreras técnicas, tecnológicas y universitarias, o los postgrados y doctorados, y una vez el graduado obtenga un trabajo, paga con parte de su salario.

Arrancó en Chile y hoy está en Perú, Colombia, México y Estados Unidos. Ha financiado a 5.000 estudiantes y la meta es apoyar a 50.000. Los recursos son de inversionistas privados, que obtienen tasas de retorno interesantes. El modelo ha sido reconocido en The Economist, Washington Post y The New York Times, y en el Foro Económico Mundial en 2011. Forma parte de la Red de Emprendedores de Bavaria y acaba de obtener el Premio de Innovación Empresarial en Perú.

Mister hamburguesa
Mentez fue la plataforma no solo para generar nuevos negocios en internet sino también los recursos para tener la franquicia de El Corral en la Florida.

Un grupo de emprendedores en el que participa Juan Roldán (30) logró hacer en internet en 5 años lo que en una empresa del sector real se demora 20 años. Todo empezó como una empresa de aplicaciones y juegos que se transformó en una holding con dos empresas: Mentez, en el negocio de juegos, y PayMentez, que es el desarrollo de plataformas de pagos.

Eso abrió la puerta para la llegada Insight Venture Partners, firma de capital de riesgo en Nueva York, que se quedó con 37% de la holding. Luego crearon dos firmas –Demereo y Cuponidad– para atender casinos y el mercado de cupones en la región, respectivamente. Sus más recientes iniciativas están enfocadas en retail.

Ya se quedaron con la franquicia de Hamburguesas El Corral para La Florida, en Estados Unidos. Abrieron el primer local y antes de finalizar el año abrirán otros dos. Y la segunda es la creación de una nueva plataforma de compras virtuales. Van detrás de la participación en un negocio que en Colombia puede mover más de US$600 millones.

Toda una nota
Inició su carrera grabando las composiciones de Shakira. Hoy es uno de los productores musicales más creativos del país.

En Sónica, el estudio de grabación de Camilo Montilla (43), han sido creados los jingles más recordados del país. Lo mismo ha hecho con los cabezotes de las novelas y los programas de concurso de mayor audiencia nacional. Pero quizás su mayor fortaleza está en el diseño de audio para películas.

En este campo ha ‘parido’ los diseños sonoros de las cintas Cuando rompen las olas(2006) de Ricardo Gabrielli, El colombian dream (2006) de Felipe Aljure, El man (2009) de Harold Trompetero, El arriero (2009) de Guillermo Calle, La sociedad del semáforo (2010) de Rubén Mendoza y Lo azul del cielo (2011) de Juan Uribe. Es un modelo que combina exitosamente el arte con la rentabilidad en los negocios.

Pequeño gigante

Alejandro Molano es el creador del Mini-chocoramo, un producto que revolucionó el mercado de las golosinas para niños
.

Sin campaña publicitaria y sólo con el poder de la marca de su hermano mayor, Ramo logró desarrollar uno de sus más recientes éxitos: el Minichocoramo. La tarea fue adecuar la tradición del Chocoramo a las exigencias de los compradores y a la forma del consumo. La investigación encontró que lo que más quiere el consumidor son las esquinas del Chocoramo, el producto estrella de la compañía y del que se venden 600.000 unidades cada día. “Y empezamos a ver cómo podíamos ‘darles’ esquinas y se le hizo un ‘zip’ al producto”, dice Alejandro Molano (38), de Ramo, y quien ha estado liderando este proceso. Hoy se venden cada día 300.000 unidades de Minichocoramos que la empresa solo comercializa en supermercados.

Esta innovación, y lo que representa, hace parte de una nueva etapa de la compañía. “La innovación en producto será una de las principales fuentes para nuestro crecimiento, como lo fue en los 70, 80 y 90, pero que en los últimos años se había silenciado”, agrega Molano. De hecho, de aquí a 2017, 25% de los ingresos de la compañía debe llegar vía innovación, que hace parte de la visión de esta organización familiar.

Pero no será la única forma de crecimiento para la compañía. La internacionalización del producto también será una de las banderas en el futuro cercano, por dos caminos: producto congelado y núcleos de premezcla, que permitan llevar la esencia de las marcas de Ramo y preparar los productos en los diferentes países. El objetivo es estar el año entrante en al menos tres mercados: Estados Unidos, España y un país de Suramérica. La siguiente etapa sería una apuesta industrial fuera del país. Toda una reinvención para una de las marcas más tradicionales del país.

Energía prepago
Juan David Arango es el creador de los servicios públicos prepago de EPM, una genial innovación tecnológica hecha en Medellín.

Una de las ideas más luminosas que ha tenido Medellín es el sistema que les permite a sus habitantes prepagar el consumo de energía para sus casas. Se trata de una creación que salió de la cabeza del ingeniero industrial Juan David Arango (60), fundador y gerente de la empresa Excelec, que lleva 30 años en el campo de la electrónica. Bajo su dirección se crearon productos tan innovadores como los datáfonos Conavitel, que revolucionaron el mundo de las transacciones en la época de la abejita Conavi.

Ahora, la tarjeta prepago de energía y el respectivo medidor de consumo, desarrollados en alianza con las Empresas Públicas de Medellín (EPM), han recibido varios reconocimientos por su innovación. “Hay usuarios que lo definen literalmente como una bendición de Dios”, dice este ingeniero paisa, egresado de la Bolivariana de Medellín y para quien lo más notable de este producto es su contenido social. “El promedio de recargas es de seis al mes y por $2.000”, señala, para agregar además que los datáfonos y las tarjetas son fabricadas con plástico reciclable, y que hasta las soldaduras de los circuitos son de un material que no contiene plomo.

En estos momentos, Arango ya piensa en otra invención. Lleva un año de pruebas de un sistema de tele-gestión de las lámparas de alumbrado público que permitirá medir exactamente su consumo y realizar su correcto mantenimiento.

La fuerza del delirio
Con un espectáculo único en el mundo, este grupo ha puesto a medio planeta a bailar salsa. Un modelo de industria cultural.

La apuesta de la administradora de empresas Andrea Buenaventura, especialista en imagen y mercadeo, pero sobre todo acreedora de “un profundo sentimiento y arraigo de ser caleña”, según confiesa, no es ninguna locura. “La innovación de Delirio tiene dos miradas –dice–: una desde la idea misma de convertir la cultura popular en un camino económico viable, y la otra a través del montaje de nueve puestas en escena en siete años de existencia”.

Ese objetivo cumplido de la Fundación Delirio, que dirige, lo reconoce la mayoría de los colombianos. El propio presidente de la República, Juan Manuel Santos, declaró que esa entidad es “un modelo de industria cultural que funciona bajo una mágica y cautivadora carpa de circo”, y la puso como ejemplo en el marco de celebración del primer aniversario de la agencia del gobierno nacional, iNNpulsa Colombia, que promueve la innovación empresarial y el emprendimiento.

La Fundación Delirio genera más de 3.000 empleos directos e indirectos y le ha permitido mostrar su talento a más de 20 escuelas.

A toda velocidad
Un airbag para motociclistas es la sensación en un mercado que crece aceleradamente.

Entre 2008 y 2012, el mercado de motos en Colombia creció 60% y llegó a 5 millones de unidades. Pero esa dinámica también representa riesgos: en 2012 murieron en accidentes más de 2.500 motociclistas.

Para proteger a los motociclistas, Germán Acevedo (42), un capitán de fragata retirado, diseñó un elemento que permite absorber los impactos, proteger las zonas vitales del cuerpo y tener un precio accesible: un airbag para motos. En 2007 registró su primera solicitud de patente, en 2009 se lanzó al mercado y ya avanza en la cuarta generación de sus productos. Ha exportado a México, Chile, Ecuador, Estados Unidos –vía Amazon– y Costa Rica y estos países pesan el 30% de sus ingresos. Sus ventas se han duplicado año tras año y los planes incluyen la expansión a mercados con los que el país tiene tratados de libre comercio. Gracias a su producto y modelo de negocios fue destacado por el programa Destapa Futuro de Bavaria. Hacia el futuro sus ventas en Colombia pesarán 20% y 80% se generará en el exterior.

Coco pa’ todo
Un nariñense está demostrando que la agroindustria es un negocio rentable y creativo.

Tumaco no solo es responsable de 50% de la producción nacional de coco, sino la cuna de innovadores como Cristian Caicedo Laurido (37), quien le dio vida a Agroprocesos, empresa que procesa y comercializa derivados de esta fruta y que fue reconocida por el programa Destapa Futuro, de Bavaria.

Este ingeniero agroindustrial –líder empresarial de Nariño– creó una gama de productos como el coco deshidratado natural o el coco rallado tostado, con los que se ha ganado mercados en Colombia y Ecuador. “Transformamos esta materia prima en productos diseñados, conservando la esencia de lo natural”, dice Caicedo.

Su empresa emplea a 280 familias.

Estudiante atómica
Una colombiana tiene éxito en EE.UU. con investigaciones que pueden transformar el transporte y la medicina

En 2005, con el premio a la mejor tesis de doctorado en física en Estados Unidos, Ana María Rey (36) se abrió un espacio en el mundo de la investigación en ese país. Luego trabajó en la Universidad de Harvard.

Esta física atómica de 36 años es investigadora y profesora asistente del Departamento de Física de la Universidad de Colorado, considerado el número uno en esta disciplina en ese país.

La esencia de su investigación es la manipulación de los átomos a temperatura muy baja lo que permite, según explica, comprender de mejor forma el comportamiento de los sólidos y en una de sus aplicaciones poder crear un simulador y un computador cuántico.

En octubre fue una de las ganadoras de la Beca MacArthur, que financia proyectos innovadores. “Es un orgullo para mí haber sido seleccionada”, sostiene.

‘Libreteando’ ando
Durante 15 años, este sociólogo ha hecho los libretos de uno de los programas más escuchados y rentables de la radio colombiana.

Jairo Chaparro (43) es tal vez uno de los profesionales que más hace reír a los colombianos. Él es el encargado de escribir los libretos del programa más exitoso de la radio desde hace dos décadas: La Luciérnaga.

Según el más reciente Estudio Continuo de Audiencia Radial (Ecar), La Luciérnaga mantiene el liderazgo con un total de 811.000 oyentes, un crecimiento de 8% frente a la última medición. “Este es un programa de opinión, pero el hilo conductor es el humor, en todas sus facetas: desde los chistes de Pedro González y Alerta, hasta el humor político. Lo que yo hago con mis textos es desenmascarar la realidad, hacer carnaval en radio. En el carnaval el mendigo se puede disfrazar de rey y el rey de mendigo”, explica.

Chaparro fue libretista del programa Los Reencauchados, cuando era producido por Cenpro Televisión, y argumentista de la exitosa serie juvenil De pies a cabeza, que fue un éxito de audiencia en los 90. Llegó a La Luciérnaga en 1998, en plena crisis del gobierno Samper. “Yo creo que fui de los pocos colombianos que se lucró del Proceso 8.000”, asegura. Según él, el ritmo de radio es vertiginoso. “Esto no se detiene. Es necesario seguir innovando siempre. Ahora mismo estamos estrenando nuevos personajes como el Tuiterpam o Justo de la Calle”, explica.

Chaparro es una muestra de cómo es posible mantenerse vigente en la radio, un medio en el que las audiencias, para seguir cautivas, exigen de innovación permanente.

VOLVER A LOS 101 GENIOS DE LOS NEGOCIOS
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?