| 12/12/2013 12:00:00 PM

Creativos I

La nueva generación
Un ejecutivo de 32 años es el genio detrás de la club colombia roja y negra, dos categorías que dispararon el consumo de esta marca en el país.

¿Cómo hacer para que una marca tradicional con 50 años en el mercado siga siendo relevante para los consumidores de las nuevas generaciones? “Entendiéndolos”, responde Thor Borresen (32), director de Marcas Premium de Bavaria, y quien tuvo a su cargo el ingreso al mercado de las nuevas cervezas Club Colombia Roja y Negra, estrategia que obtuvo el Premio Accenture a la Innovación.

“Nos apalancamos en una marca con altas credenciales de calidad y reconocida como una de las mejores del mundo, para competir con bebidas espirituosas premium, como vinos, whisky o ginebra”, señala este ingeniero caleño, cuyo abuelo noruego Thor Borresen, llegó al Pacífico colombiano en los años cuarenta, y de él y su padre heredó el nombre que recuerda al dios del trueno de la mitología de los vikingos.

Este ejecutivo asegura que su producto salió primero para mantener vigente la marca al presentársela a jóvenes adultos, para quienes Club Colombia era la cerveza del papá o del abuelo y, segundo, con el objetivo de desarrollar la estrategia de la marca denominada Maestría Cervecera, que busca enseñar a los colombianos a consumir esta bebida. “Esta innovación permitió darles una nueva visión a los consumidores, al brindarles un nuevo sabor, color y experiencia, al punto de que hoy nos piden que estas ediciones especiales se queden en el mercado de forma permanente”, explica.

Y eso es precisamente lo que la marca intentará lograr este diciembre, cuando lance al mercado la Club Colombia Reserva Especial, una cerveza premium en botella de 900 ml que sólo saldrá en las navidades.

Los genios del videojuego
La crisis inmobiliaria se convirtió en una oportunidad para esta empresa que hoy es una estrella de los videojuegos.

Cerca de 500.000 descargas a nivel mundial ha tenido Vampire Seasons, un videojuego para dispositivos móviles destacado por Apple y creado por el arquitecto Alejandro González (37) y el ingeniero Jairo Nieto, socios de Brainz.

En 2000, González había creado con otros socios Zio, una empresa enfocada en servicios inmobiliarios con fuerte presencia en Estados Unidos, pero tras la crisis financiera, en 2009 se reenfocó hacia los videojuegos y se convirtió en Brainz. AudioNinja, otro de los productos de Brainz, llegó al número uno en 57 países en la tienda Apple.

Actualmente desarrolla dos juegos en coproducción con la japonesa Square Enix –la misma de Tomb Rider y Final Fantasy– y otro con la coreana Game Vil, bajo el modelo de coinversión. También trabajan en expandirse hacia dispositivos Android y Microsoft.

El Zuckerberg colombiano
Andrés Barreto, fundador de Grooveshark, promueve la creación de empresas en el país.

La agencia de relaciones públicas Socialatom Group, la plataforma de música Grooveshark, el portal de medios PulsoSocial; Onswipe, que permite compartir aplicaciones, y Atom Accelerator, una aceleradora de nuevos negocios, son algunas de las empresas creadas por Andrés Barreto (26), un joven que emigró a Estados Unidos a los 12 años y hoy es uno de los empresarios colombianos más promisorios en el mundo digital.

Solo Grooveshark está disponible en 30 idiomas y tiene 35 millones de usuarios. Barreto fue elegido por la revista INC como uno de los 30 emprendedores clave menores de 30 años. Cree que para hacer empresa lo importante es identificar problemas, solucionarlos y pensar globalmente.

El Caribe de moda
Un diseñador colombiano se está imponiendo en el mercado gringo, con diseños muy caribe.

Las últimas tendencias del vestir femenino lucen hoy un color caribe. Lo acaba de reconocer una autoridad en la materia en los Estados Unidos, al concederle hace un mes al diseñador y publicista barranquillero Juan Carlos Obando (37) el premio Vogue Fashion Fund Award/CFDA (Council of Fashion Designers of America) en la categoría de ropa de mujer.

Este artista ya es una marca. Vive en Los Ángeles, California, desde 2008, y su estilo es reconocido por combinar colores extraños y tropicales, no necesariamente compatibles. La modelo Kim Kardashian usó sus prendas, compradas en una tienda Barney, precisamente por esa curiosa armonía caribe. “Cuando una mujer tiene caderas, lo más importante es resaltarlas”, explica Obando, un fanático del pastel de pollo del Brooklyn Diner.

El premio le sirvió a este exdirector de arte de agencias como Saatchi & Saatchi y Young & Rubicam para confirmar que su alma es aún muy costeña.

El animador
En su oficina han nacido los personajes animados de películas como Mi villano favorito y Un monstruo en París.

Carlos Felipe León (32) es una de las mentes más brillantes de Colombia en materia de animación digital. Su vertiginosa carrera comenzó en la segunda mitad de la década pasada cuando decidió estudiar animación en la escuela Supinfocom de Francia, país en donde se quedó para trabajar como artista de desarrollo visual en largometrajes de animación como Un monstruo en París, Mi villano favorito, Ruby Tuesday y The Lorax.

En 2010 desempacó maletas en Jerusalén y allí tuvo la suerte de trabajar como director artístico para Paul y Gaëtan Brizzi, dos de los directores franceses más renombrados del planeta. Ahora vive en San Francisco, donde dedica sus días al desarrollo visual en DreamWorks Animation. La película en la que hoy trabaja es Mr. Peabody and Sherman, que saldrá a los cines en la primavera de 2014.

Innovación ultra-pasteurizada

Esta ingeniera química es la responsable de la innovación en una de las compañías de alimentos más comprometidas con estos procesos: La Alquería.

La Alquería revolucionó el mercado de la leche en Colombia, cuando trajo la tecnología Ultra High Temperature (UHT) para ofrecer leche larga vida. Desde hace seis años, Andrea Johanna Bejarano (33), está encargada del área de Investigación y Desarrollo de la compañía. Según ella, el éxito ha sido “no concentrarnos en innovar en procesos simplemente, sino que pensamos en el consumidor: qué necesita él”, explica.

El más reciente desarrollo es el producto ‘La Alquería Selecta’. “Con él –dice– innovamos en tema de tecnología y hasta de acopio para dar leche premium al consumidor. El producto tiene un sabor diferente, porque viene de fincas seleccionadas con bajas cargas microbianas, ubicadas cerca del sitio de producción y con un empaque supremamente innovador”.

Bejarano es ingeniera química de la Universidad Nacional y cuenta con una maestría en tecnología de alimentos de la Universidad Tecnológica de Múnich. Trabajó durante un año en Kraft Foods en Alemania.

TV independiente y rentable
Una productora independiente se ha convertido en un ejemplo de emprendimiento exitoso y millonario.

Lali Giraldo (41) y su socio Juan Carlos Beltrán (51) crearon hace 10 años una pequeña productora de televisión que buscaba abrirse campo en ese competido mercado. Y lo ha logrado con lujo de detalles. DirektorFilms, como se llama la productora, factura hoy al año $10.000 millones y le realiza comerciales para televisión a por lo menos “90% de los anunciantes de Colombia”, dice Giraldo. “Nosotros nos atrevimos a crear una empresa sostenible. No éramos únicamente un director y una productora buscando hacer comerciales, sino que decidimos apostarle a una empresa que evolucionara al ritmo al que evolucionan las nuevas tecnologías. Hemos innovado con equipos, formatos y contenidos y nos hemos atrevido a producir de una manera diferente”.

La compañía no para de crecer. Dentro de sus nuevos proyectos está producir un largometraje para cine, una serie para TV y otra para web. Su meta es seguir innovando con formatos digitales.

El buen hijo vuelve a casa
Un físico colombiano sigue acumulando éxitos, galardones y experiencia. sus hallazgos tienen aplicaciones industriales.

Haber ganado el Premio Martin Deutsch a la excelencia en Física Experimental en MIT en 2005 y el Premio Alejandro Ángel Escobar en Ciencias Exactas, Físicas y Naturales a la mejor investigación mundial de un científico colombiano en 2009, no desvela a Juan Manuel Pedraza (38).

Lo ve como “cosas que se van acumulando y cada una le abre la puerta a la siguiente”. Y, en efecto, luego hizo su posdoctorado en la Escuela de Medicina de Harvard y de vuelta en Colombia montó un laboratorio en la Universidad de los Andes para orientar a las nuevas generaciones de científicos locales.

Ahora, el reto es investigar sobre los circuitos artificiales, entre otros temas. Entrena a sus pupilos para usar esas nuevas tecnologías en la solución de “problemas de relevancia para el país”, dijo.

Los nuevos páramos
Colombia por fin empieza a saber cuántos páramos tiene. un hallazago fundamental para el futuro de la industria minera.

Cuando se creía que Colombia disponía de 1’960.000 hectáreas de ricos páramos, una investigación del Instituto Humboldt ha revelado que hay 900.000 hectáreas más. El estudio acaba de recibir el Premio de Ciencias 2013, en la categoría de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Fundación Alejandro Ángel Escobar, y fue adelantado por un equipo encabezado por el geógrafo Carlos E. Sarmiento Pinzón.

La investigación fue coordinada por la directora del Instituto, Brigitte Baptiste, y Jerónimo Rodríguez, subdirector de Servicios Científicos y Proyectos Especiales. Participaron además Diana Ramírez, Victoria Sarmiento, Jimena Cortés, Jessica Zapata, Camilo Cadena, Luisa Fernanda Pinzón y July Medina.

De piel a piel
Keraderm es la mezcla perfecta del desarrollo de biotecnología con amplias posibilidades de negocio.

La pregunta que los cirujanos plásticos Jennifer Gaona, Juan Carlos Zambrano y Rodrigo Soto se hicieron a finales de la década pasada era cómo tratar problemas de piel con esquemas diferentes a los injertos –que son más costosos, dolorosos y de duración más larga–.

 Desarrollaron un producto que consta de láminas con células cutáneas que se generan a partir de células del mismo paciente, cultivadas para cubrir defectos de piel por quemaduras, traumas o tumores, en un proceso más rápido, económico y menos doloroso. Esta iniciativa ganó el premio de emprendimiento Ventures y eso le abrió la puerta para la llegada de inversionistas, como Jorge Soto (38) –hermano de Rodrigo (37)–, que les permitieron montar el laboratorio y empezar a ‘operar’. Su más reciente éxito fue quedar entre los 15 finalistas del concurso Mass Challenge en Boston, donde compitieron contra más de un centenar de nuevas empresas del mundo.

Keraderm fue la única ‘extranjera’ entre las finalistas, pues todas las demás tenían origen norteamericano. Aunque inicialmente en su plan de negocios estaba el desarrollo de otros laboratorios en Colombia, la experiencia en Boston les abrió los ojos para llegar a otros mercados.

Los representantes de Keraderm participaron en Chile en el foro de innovación y emprendimiento de la Alianza del Pacífico buscando nuevos destinos.

Tapas antivándalos
La ETB se ganó un galardón mundial por un novedoso mecanismo para impedir el hurto de tapas.

La pérdida de tapas de alcantarilla se volvió todo un problema para la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB). Para resolver el lío, apareció la tapa con tornillo central de seguridad. Los inventores de este producto fueron Rubén Darío Pulido (40) y Héctor Suárez (40), ingenieros de la Gerencia de Alistamiento de Red y Acceso de la ETB.

En la última década se construyeron e instalaron 14.000 unidades en Bogotá. Gracias a esto, se redujo 43% el reporte por vandalismo y el erario distrital se ahorró $28.020 millones al año.

La empresa acaba de crear la tecnotapa, elemento que cuenta con dos motores que accionan pasadores que solo se abren con llaves especiales. Este avance fue destacado por los premios Accenture.

Bocado celestial
El Cielo se ha convertido en uno de los más importantes restaurantes de Latinoamérica. Detrás de este proyecto está un joven paisa que utiliza hasta la neurociencia para desarrollar sus menús.

Ser considerado uno de los 50 mejores restaurantes de Latinoamérica es el más reciente logro de El Cielo, un proyecto del chef y empresario paisa, Juan Manuel Barrientos (30). El reconocimiento le fue entregado por Restaurant Magazine. Según él, “el Cielo son varias cosas a la vez: primero, un restaurante de cocina moderna colombiana; un espacio de creatividad e innovación y un proyecto con el que generamos tejido social”.

Barrientos explica que el éxito de su restaurante radica en su forma de trabajar. Viaja por todo el país buscando platos e ingredientes típicos colombianos con los cuales experimentar y ofrecer menús novedosos a sus clientes. Los resultados más recientes son: sopa de cebolla con chocolate blanco; empanadas de morcilla y bocadillo; pandeyuca de tomate y albahaca; croquetas de ropa vieja con plátano verde o nigris de huevo. Estos platos son testeados a través de técnicas de neurociencia que permiten establecer si generan reacciones o sentimientos favorables entre sus comensales. Sus propuestas han sido un éxito. Hoy es uno de los restaurantes más reconocidos en Bogotá y Medellín, ciudades donde tiene sede.

Pero no se dedica sólo a producir gratos momentos a sus clientes. Barrientos también tiene un profundo compromiso social. Para ello creó la Fundación El Cielo, donde les da capacitación en cocina y no violencia a indígenas, soldados heridos en combate, desmovilizados y sordomudos.

Al salto de la liebre
En 2012 fue destacado por el MIT Technology Review como el mejor innovador colombiano menor de 35 años.

A sus 14 años, Alexander Torrenegra (35) obtuvo un crédito por $850.000 del Banco de Bogotá para comprar un computador. Inició así su carrera en las grandes ligas del emprendimiento tecnológico. Desde entonces, no ha parado.

El año pasado fue reconocido por el MIT Technology Review como el mejor innovador colombiano menor de 35 años por sus tres empresas: Torrenegra Labs; Bunny Incs –el mayor banco de voces del planeta– y WeHostels –de aplicaciones móviles para turismo–, considerada la primera compañía de tecnología colombiana vendida a una firma estadounidense. Con su esposa Tania Zapata promueve un modelo de aceleración de inversión en proyectos con alto potencial.

Marimbas remasterizadas
ChocQuibTown renovó la música del Pacífico, mezclándola con sonidos modernos.

Gloria Martínez (Goyo) (29), su hermano Miguel (Slow) (27) y Carlos Valencia (Tostao) (30), no solo lograron triunfar en la música urbana; pudieron mezclarla con los sonidos y los instrumentos tradicionales del Chocó.

Su grupo ChocQuibTown creado hace 13 años forma parte de una camada de nuevos artistas que triunfan dentro y fuera del país. Su sonido es original y los ha hecho merecedores de muchos premios, entre ellos un Grammy Latino. Su último disco Eso es lo que hay (2011) ganó disco de oro en ventas físicas y digitales.

Genio tecnológico
Este caso de éxito muestra que Colombia es ya una potencia en creación de aplicaciones para smartphones.

Su nombre suena fuerte en los círculos de la tecnología en Estados Unidos como un innovador que, con su empresa Koombea, se ha convertido en un aliado del sector productivo con la creación de aplicaciones.

Jonathan Tarud (29), ingeniero espacial, inició su carrera en la Boeing, pero problemas de visado lo obligaron a regresar al país. No cesó en su empeño y creó un emprendimiento que hoy cuenta con más de 30 clientes.

“Hemos dado un gran salto al pasar de las startups de Sillicon Valley a las compañías que hacen parte del Fortune 500, que representan la mayor parte de nuestro trabajo hoy en día”, dijo Tarud.

Servicio a la carrera
Dos jóvenes ejecutivos le aliviaron la vida a miles de usuarios de taxi y convirtieron su proyecto en una rentable empresa.

Su innovación fue un banderazo para el éxito: hace un año, cuando recién habían creado la aplicación Tappsi, previeron que para diciembre de 2013 iban a tener asociados 5.000 vehículos. Hoy están afiliados más de 13.000. “O somos muy malos pronosticando, o la aceptación ha sido increíble”, señala Andrés Gutiérrez (31), uno de los fundadores de este sistema.

 “Si tenemos en cuenta que hay unos 52.000 taxis en Bogotá, uno de cada cuatro de ellos ya usa Tappsi”, agrega Juan Salcedo (37), el otro emprendedor.

Pero las cifras poco los impresionan. “Más allá de ello, el hecho de que ahora, gracias en parte a Tappsi, esos conductores estén siendo alfabetizados digitalmente y usando el poder de internet a diario, es un gran acontecimiento que nos enorgullece desde la perspectiva social”, explica Gutiérrez. A la fecha, han ayudado a transportar más de 7 millones de personas, han registrado más de 700.000 descargas y un promedio de 40.000 personas usan Tappsi a diario.

La niña genio del diseño
Una joven bogotana es la nueva revelación en la industria del diseño y la moda en Colombia.

Manuela Álvarez (26) es la nueva consentida de la moda en Colombia. Este año se hizo acreedora a los dos más importantes reconocimientos que se les entregan a los nuevos talentos del mundo del diseño. Primero se llevó el premio “Se busca diseñador” que organiza la Revista Fucsia y cuyo galardón le fue entregado durante la versión de Colombiamoda de este año. En dicho evento hizo su primera pasarela sola. Además, le acaban de entregar el Premio Infashion a mejor nuevo diseñador.

Esto la ha convertido en una de las nuevas figuras de la industria. Sus prendas ya son comercializadas por varios almacenes del país y espera que el próximo año sus diseños se empiecen a vender en las vitrinas internacionales.

Según Álvarez, empezó a trabajar en el diseño desde antes de estudiar. “Comencé a los 17 años, con Bettina Spitz, aquí en Bogotá”, explica. Luego viajó para estudiar diseño en el Instituto Marangoni, una de las escuelas de moda más reconocidas del mundo. Allí estuvo tres años, donde siempre se destacó por sus altas calificaciones, y luego pasó a trabajar para el diseñador italiano Tomaso Stefanelli. En 2010, se devolvió a Colombia donde trabajó con Olga Piedrahita. El éxito para esta diseñadora apenas comienza.

VOLVER A LOS 101 GENIOS DE LOS NEGOCIOS
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?