| 8/17/2011 12:00:00 AM

“Nadie me va a presionar” : ministro de Transporte, Germán Cardona

“Nadie me va a presionar” : ministro de Transporte, Germán Cardona

El funcionario Insiste en no utilizar el retrovisor. Sin embargo, ya empezó a responder duro a quienes le han lanzado dardos por su trabajo al frente de esa cartera.

Señala que no está preocupado, pues al Ministerio de Transporte no se viene a “ganar prestigio, sino a gastar prestigio”. Reconoce que encontró demasiados problemas y asegura a sus críticos que si extrañan a Andrés Uriel, pues que le pidan al presidente Santos que lo vuelva a nombrar. En entrevista con revista Dinero, el ministro Cardona explica en qué quedaron las propuestas chinas y la situación futura del aeropuerto Eldorado.

— ¿Qué le dice a Germán Efromovich, propietario de Avianca, cuando dice que Eldorado se va a quedar pequeño?

Que tiene toda la razón y que eso lo sabemos desde hace mucho rato. Es una demostración que a Colombia la atropelló el éxito.

— Pero, ¿qué hacer?

Estamos haciendo gestiones para adquirir unos predios aledaños al aeropuerto para futuros desarrollos, son áreas que no han sido construidas y que nos permitirán pensar en otra pista. Estamos haciendo los estudios con el Agustín Codazzi.

— ¿Qué pasó con los proyectos chinos?


No van en nada. A principios de este gobierno ellos plantearon unos proyectos como el canal seco, pero no han ahondado en el tema.

— ¿Cuento chino?

Eso lo dice usted. Quedaron de pasar una propuesta férrea de Buenaventura al río Magdalena, en eso sí han adelantado un poco más.

— En el primer año estuvo concentrando en solucionar ‘chicharrones’ del anterior gobierno, ¿Por qué no se ha defendido con el retrovisor?

Lo hago porque yo también fui funcionario y no me gustaba que los que llegaran hablaran mal de la anterior administración. Uno cuando llega a estos cargos lo que debe hacer es gestión. Indiscutiblemente encontré demasiados problemas en este Ministerio. Pero si la solución fuera salir a enumerar los problemas a toda hora pues en esas andaría. Preferí guardar silencio y buscar soluciones y es lo que estoy haciendo en este momento.

— ¿Así lo crucifiquen?

A mí no me preocupa porque yo tengo otra frase ‘a estos cargos no se viene a ganar prestigio sino a gastar prestigio’. Si el paso mío por este Ministerio deja una entidad técnica y una verdadera ANI, me voy satisfecho. Eso sí, y con todo el respeto, pero muchas de las obras que se iniciaron no tenían estudios y diseños, sino que se prendía el buldózer y en el camino se iban solucionando los problemas. Hicimos un alto en el camino y actuamos con mucha responsabilidad.

— No le importa que la gente no hable bien de usted. Incluso dirigentes gremiales, como Javier Díaz, de Analdex, dicen que comenzaron a extrañar a Andrés Uriel Gallego, su antecesor.

No me importa eso y si el director de Analdex dijo eso pues que le diga al presidente Santos que nombre otra vez a Andrés Uriel Gallego. Me da risa que empresarios tan destacados no entiendan que lo que se necesita en este tipo de actividades es una buena estructuración. Si cree alguien que me va presionar para hacer obras a la topa tolondra, simplemente para que este tipo de comentarios no se hagan, están sencillamente equivocados. Yo tengo claro cómo hay que hacer las cosas y no quiero pasar a la historia como un Ministro que hacía las cosas a la topa tolondra.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.