| 12/30/2009 9:00:00 AM

Terpel más que combustible

Terpel era un grupo de siete empresas regionales en Colombia y cuenta con negocios en seis países. Esta compañía estaría entre las 100 mayores empresas de la región. Su presidente, Amaury de la Espriella le cuenta a los lectores de Dinero.com, cómo Terpel se ha convertido en una máquina creadora de valor.

Hace unos días estaba en mi oficina reflexionando sobre la velocidad con la que transcurrió el 2009 y cómo a pesar de la desaceleración de la economía global que nos impactó durante varios meses, en Terpel entendimos ese dinamismo y lo aprovechamos para grandes logros. En ese momento, recibí una invitación para escribir en esta edición especial y son el principal motivante de estas líneas.

El fin de año representa el cierre de grandes proyectos y para Terpel es el despegue de nuevos y grandes horizontes. 2009 fue para nuestra Organización el año de la consolidación, más que ocupar primeros lugares en los ranking logramos un fortalecimiento en los mercados donde operamos, hoy nuestro sol brilla con más carácter en Chile, Ecuador, Panamá y Colombia. Con orgullo podemos afirmar que Terpel es una empresa traslatina que aún en medio de una economía inestable, basó el logro de los objetivos estratégicos en metas crucialmente importantes.

El sector combustibles en Colombia este año se caracterizó por la diversificación de los mayoristas y la reducción de la demanda, entre otros, por el impacto de la crisis económica mundial en la economía local y las restricciones de movilidad en las horas pico de las principales ciudades, a esto, se unen los 300 pesos que se redujo en promedio el precio de los combustibles líquidos que aún no alcanza a nivelarse con los precios internacionales y que aliviana el bolsillo de los consumidores.

En cuanto al dólar, las ya existentes normas del gobierno que regulan de precios del combustible, atan los márgenes de los mayoristas a esta moneda que en 2009 tuvo una notoria caída lo cual se reflejó en los estados de resultados.

Pese a este panorama, en Colombia Terpel logró una participación de mercado de 39,61 por ciento, cifra que supera los porcentajes de años atrás y que reflejan las ventas mayores a 3 mil millones de dólares. Los lubricantes, otro importante segmento de negocio, también presentó excelentes resultados, Oiltec, único lubricante con titanio líquido en Colombia, demostró la gran aceptación en el mercado al duplicar las ventas. Seguido está Chile, una operación que en poco menos de dos años nos ha permitido entender que las diferencias culturales no son barrera para grandes negocios y la muestra clara son los más de 730 mil millones de dólares en ventas y una participación de mercado de combustibles del 10,5 por ciento. Adicionalmente, el país austral le abrió las puertas a nuestros lubricantes que hoy impulsan los motores de los vehículos chilenos y a los combustibles marinos que se distribuyen en los principales puertos de este país. En Ecuador, con ventas de más de 110 mil millones de dólares, mantuvimos el ocho por ciento de participación en el mercado de combustibles. Por su parte Panamá, lo más de 160 millones de dólares representan el incremento del 13 por ciento de las ventas en estaciones de servicio frente a 2008. Este país también se prepara para recibir Va&Ven el nuevo concepto de tiendas de conveniencia que ya funciona en más de 90 estaciones de servicio de Chile y Ecuador.

En GNV pese a la desaceleración causada por los pronósticos de escasez de gas, la disminución de precios de los combustibles convencionales y de las conversiones de vehículos a gas, Terpel a través de la marca gazel sigue liderando el mercado de distribución de este combustible alternativo que en 2009 tuvo incremento de ventas del 5 por ciento y manteniendo la delantera con el 40 por ciento de participación en el mercado colombiano.

Pero los resultados en ventas no es lo único que hace grande a Terpel. En 2009 construimos relaciones más cercanas y fuertes con nuestros clientes y gracias a una oportuna detección de sus necesidades estamos ofreciendo un servicio diferenciador. La atención en puntos de venta y el posicionamiento de programas dirigidos a nuestros clientes de combustibles como Mundo Terpel con beneficios por la lealtad del consumidor final y Tesos Terpel, con beneficios por la lealtad de nuestros recomendadores de lubricantes, además de los programas de capacitación a la fuerza de ventas en estación de servicio, nos ha permitido llegar a diferentes públicos que entienden que el buen servicio a nuestros clientes además de ser nuestro diferenciador es un imperativo estratégico.

El crecimiento del sector también está atado a temas legislativos, además de los ya mencionados, entrarán a actuar las necesidades regulatorias que beneficien a los mayoristas que participan de manera legal en la cadena de suministro y que ven afectados sus márgenes por el contrabando ordinario y el contrabando del interior.

En términos financieros, otro logro importante para Terpel fue poder completar el proceso de restructuración total de la deuda que desde febrero y durante ocho meses, se hace realidad a través de un crédito sindicado a siete años con la banca colombiana. Este logro, que es comparable con operaciones de empresas con excelentes calificaciones crediticias en el mercado de capitales, representó para la organización la segunda operación más grande del sistema financiero colombiano en lo corrido del 2009.

Todos estos logros habrían sido mucho más complicados de alcanzar de no contar con un talento humano comprometido. Este año en Terpel se marcó un hito en la gestión del capital humano que moviliza nuestra empresa, pues además de garantizar la estabilidad laboral, contamos con gente que trabaja bajo el modelo los Siete Hábitos de los Gerentes Altamente Efectivos e implementamos para toda la Organización, el modelo de bienestar para equilibrar la vida y el trabajo de nuestros empleados, y el modelo de competencias Terpel que nos permite contar con un talento de clase mundial, otro de nuestros objetivos estratégicos. Igualmente nuestro compromiso social trascendió a un compromiso integral enfocado en empleados, comunidad, economía y ambiente, cuatro premisas que marcaron el norte de lo que para nosotros implica ser responsables y que involucra a todos los grupos de interés que nos permiten ser líderes en la distribución de combustibles en Colombia.

Aunque este año también tuvo altibajos y la economía mundial marcó la pauta del desempeño empresarial, en Terpel siempre hablamos de oportunidades y fue precisamente el positivismo que pusimos a cada una de las iniciativas que emprendimos y esa visión clara y compartida en equipo, lo que nos permite cerrar el 2009 con éxito y anticiparnos a un 2010 retador.


Amaury de la Espriella, Presidente de Terpel.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?