| 2/27/2009 12:00:00 AM

Retos en construcción para el 2009

¿Qué tiene que hacer el Alcalde Moreno para que se recupere la construcción en Bogotá? Las propuestas de Camacol.

Durante el año 2008, la actividad edificadora de Bogotá no fue ajena a la situación común a toda la economía nacional, lo que se reflejó en un proceso de desaceleración en sus indicadores.

 

En el 2008 se iniciaron 3,37 millones de m2, cifra inferior en 25% a la de 2007. De este total, la vivienda participó con 2,8 millones de m2, lo que implica un decrecimiento de 33%. Los restantes 550.095 m2 correspondieron a área iniciada para destinos no habitacionales, que creció 86% en el año.

En Vivienda de interés social (VIS) hubo un decrecimiento del 2007 al 2008 del 61%, llegando tan solo a 11.000 unidades, resultado más bajo en los últimos 9 años. Por su parte, en el segmento No VIS se iniciaron 19.500 unidades, cifra inferior en 30% a la del año anterior, pero que se mantiene 23% por encima del promedio histórico que es de 15.000 unidades.

Así, el desempeño de la construcción de edificaciones no habitacionales contribuyó a mantener la dinámica de la actividad en la ciudad. Así mismo, la contracción de la construcción de vivienda; refleja que la actividad edificadora atraviesa por una fase descendente de su ciclo.

Para Camacol, dada la importancia económica y social del sector constructor, resultado de su capacidad de dinamizar la economía y generar empleo, es de gran importancia que se genere un entorno favorable para el desarrollo de la actividad formal de construcción, de forma que esta se convierta en una herramienta contracíclica en esta época de desaceleración económica.

Para esto, dicen, se requieren acciones de política pública que permitan superar las imperfecciones del mercado de vivienda VIS, y en particular del VIP, y que contribuyan a mantener una dinámica favorable en los segmentos de vivienda No VIS y de destinos no habitacionales.

También destacan la necesidad de que se mejore la gestión de la administración distrital, la habilitación de nuevas áreas para construcción y la urbanización POZ Norte.

Acciones publicas necesarias


A finales del 2008, dadas las dificultades que se vendrán en el 2009, los miembros de la junta de Camacol Bogotá y Cundinamarca se reunieron con el Alcalde Mayor de la ciudad de Bogotá, y le expresaron la importancia de adelantar las siguientes acciones:

Planes parciales
En la ciudad hay actualmente 17 planes parciales en trámite que suman 500 hectáreas, los cuales llevan en promedio tres años en proceso. En este sentido, el Gobierno Nacional expidió en octubre de 2008 el Decreto 4065, el cual elimina el requisito de plan parcial en suelo urbano.

De aplicarse este decreto, la ciudad podría agilizar el proceso de habilitación de estas áreas, cuyo potencial es de al menos 21 mil viviendas VIS o 6.000 VIP.

Desarrollo Prioritario para VIS
El Alcalde Mayor, en el Programa de Ejecución del POT, contenido en el Plan de Desarrollo “Bogotá Positiva para Vivir mejor” incluyó el desarrollo prioritario de una serie de predios, como instrumento de generación de suelo para programas VIS/VIP.

Sin embargo, señala Camacol, a la fecha no ha sido posible la ejecución de ese mecanismo, por cuanto la resolución presenta una serie de inconsistencias jurídicas, además de que el inventario contenido evidencia varios errores que hacen inviable la figura.

La solución es la expedición, por parte de la Administración Distrital, de una resolución en la que se clarifiquen temas jurídicos y se presente el inventario definitivo de los inmuebles a los cuales se aplicará. Adicionalmente, señala el gremio, se debe analizar la coherencia de este instrumento con otros como la plusvalía, que se aplica en el Distrito, la cual no permite que en los predios declarados de desarrollo prioritario se desarrollen proyectos VIS.

Urbanización POZ Norte
Para el gremiio de la construcción, la Adopción del Plan Zonal (POZ), zona consagrada como zona de expansión urbana, representa una oportunidad de generar un proceso de urbanización ordenado orientado a consolidar el modelo de ciudad densa dentro de un marco de respeto por el medio ambiente, en la medida que contempla la adecuación de más de 30 hectáreas de zonas de manejo y preservación ambiental de quebradas y humedales, así como la construcción del futuro Parque Metropolitano Guaymaral, que tendrá más de 360 mil m2, lo que sumado a las áreas libres ya existentes y a las cesiones correspondientes permitirá que esta zona alcance altos estándares de calidad urbana.

Si el decreto que lo adopta, garantiza las condiciones para que su implementación sea viable en el corto plazo, y no mantiene los parámetros que han generado una ineficaz política de gestión de suelo en los últimos años, como se evidencia en la adopción de los Planes Parciales en la ciudad.

Trámites
El Plan Distrital de Desarrollo consagra como meta reducir a 11 meses el tiempo requerido para adelantar los trámites exigidos para el desarrollo de la actividad constructora. En este sentido la Administración ha adelantado acciones como la Mesa de Soluciones y el convenio firmado con el Banco Mundial.

Actualmente a pesar de los esfuerzos se mantienen cerca de 60 trámites que se surten en un tiempo de 18 meses, esto sin contar con los tiempos de Planes parciales que se mantienen en un promedio de 3 años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?