| 4/2/2009 12:00:00 AM

Inversión extranjera en 2008 desbordada

En 2008, Colombia registró los niveles más altos de inversión en su historia económica, al alcanzar US$10.564 millones, para un crecimiento de 16,7%. Este crecimiento equivale al 4,4% del PIB.

Según el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, se trata del monto más alto de inversión extranjera en la historia económica del país, ya que supera los US$10.252 millones de 2005, que se lograron como resultado de la inversión de SabMiller en Bavaria.

En su concepto, en los últimos años el crecimiento ha sido superior al promedio del 2003, cuando las cifras no superaban los US$1.500 y US$2.000 millones. En 2006 y 2007, los montos por este concepto fueron de US$6.900 millones y US$9.028 millones, respectivamente.

“Se trata de un resultado bien importante si tenemos en cuenta el entorno de crisis mundial que está ocasionando la reducción de este tipo de recursos”, dijo el Ministro, al tiempo que recordó que ésta se agudizó desde mediados de septiembre con la quiebra de Lehman Brothers.

A partir de ese momento, sostuvo Plata, los analistas pronosticaron caídas de los flujos de inversión extranjera hacia las economías en desarrollo, en lo que restaba del año, y de ahí que sea importante el crecimiento. Además de la confianza, el Ministro atribuyó el crecimiento de la Inversión Extranjera Directa al mejoramiento de las condiciones en temas como seguridad, negociación de nuevos TLC, la aprobación de más zonas francas, así como de Acuerdos Internacionales de Inversión, y de contratos de estabilidad jurídica.

Según Plata, también fue importante el crecimiento de 4,7% de los flujos de inversión extranjera en el cuarto trimestre del año, periodo en que el monto llegó a US$2.513 millones. “Estos logros son una evidencia clara de la confianza que siguen depositando los inversionistas en Colombia, y ratifica la percepción que ya se tenía con el comportamiento de los spreads de la deuda”, resaltó el titular de la cartera de Comercio.

Para el periodo en referencia, la inversión extranjera en el sector petrolero (US$3.571 millones), creció 7,1%. También fue importante la variación en minas y canteras (incluye carbón) – US$2.116 millones-, para un crecimiento de 92,3% con respecto al año anterior. El sector de Comercio, restaurantes y hoteles, que alcanzó US$1.029 millones, registró un incrementó en 28,2%; le sigue transporte, almacenamiento y comunicaciones, con la suma de US$746 millones, que se tradujo en un incremento de 80%.

Perspectivas para este año
Según Plata, este año resulta incierto en cuento a inversión extranjera se refiere debido a que en primer lugar, la crisis mundial está impactando en un creciente número de economías, lo que hace que los proyectos de inversión se aplacen hasta tener unas perspectivas más claras.

En segundo lugar, sostiene el Ministro, las matrices de empresas grandes están realizando replanteamientos de sus estrategias para afrontar la crisis y parte de las medidas que están adoptando incluyen la canalización de recursos hacia sus sitios de origen, lo que implica suspensión temporal de proyectos que tenían en economías subdesarrolladas.

En tercer lugar, si la crisis se profundiza o algunas economías emergentes incumplen con sus compromisos de deuda, hay alta probabilidad de un efecto “vecindario” en el cual se pierda la diferenciación entre economías que hasta ahora se ha logrado, explica el titular de la cartera de Comercio.

“No obstante, el gobierno ha incrementado los esfuerzos orientados a la atracción de inversión extranjera, tarea en la cual son especialmente útiles la nueva legislación de zonas francas y los contratos de estabilidad jurídica. De hecho, hasta la fecha se han aprobado 47 zonas francas, en las cuales se realizarán inversiones por un monto de US$5.573 millones y generarán 42.145 empleos directos de alta calidad”, concluyó Luís Guillermo Plata.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?