| 12/7/2007 12:00:00 AM

Buena relación costo a comodidad

Buena relación costo a comodidad
"Vea mi balcón", dice Claudine Boudeaud, una verdadera conocedora del mundo que vivió en Londres, Sao Paulo, Buenos Aires, Ginebra y Houston, entre tres y cinco años en cada sitio y que regresó a instalarse de nuevo en Cali en 2002. Detrás de los ventanales de su apartamento hay un sembrado de matas mantenidas con el mayor cuidado. "Tener algo así es impensable en Europa", dice. La vegetación, la paleta de verdes que rodea a los caleños, fue una de las cosas que la hizo volver y que la mantiene en la capital del Valle.

Lo que más aprecia de la ciudad es su relación tan favorable entre lo que le cuesta vivir allí y los beneficios que recibe. Entre los beneficios están, además de la cercanía con sus familiares, la amabilidad de la gente, el clima "que no tiene ninguna otra ciudad", los clubes sociales y la ayuda en casa que le permite trabajar.

¿Qué le falta? Seguridad. Claro, no cree que sea un problema exclusivo de Cali. "En Buenos Aires me encañonaron y en París me arrancaron la cartera". Pero percibe que la ciudad es muy desordenada. "No hay gobernabilidad", dice de una manera que parece ser la versión políticamente correcta de 'no hay gobierno con visión'. También le falta una vida cultural más fuerte y un mejor tráfico. Las vueltas que hace unos cinco años le tomaban 25 minutos, ahora le demandan una hora por los desplazamientos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.