| 1/7/2009 12:00:00 AM

Sin trabajo... y sin visa

Los extranjeros en Estados Unidos se están quedando sin empleo y sin la posibilidad de vivir en ese país. Hay gran preocupación por lo que pase.

Los extranjeros que se quedan sin trabajo deben buscar la forma de conseguir visas temporales que les permitan permanecer en el país y asesorarse con abogados acerca de cuánto tiempo pueden quedarse legalmente, buscando un nuevo empleo.

Algunos extranjeros con visa o permisos de trabajo están cambiando de empleo por considerar que el que tenían no les garantiza estabilidad. Quieren evitar a todo costo la posibilidad de quedarse sin trabajo y verse obligados a regresar a sus países. O poner en peligro la obtención del permiso de residencia permanente.

Caron Traub, una sudafricana de 38 años, entró en un estado de pánico cuando perdió su empleo como ejecutiva de una empresa que fabrica sobres. Traub planea casarse en abril con su novio canadiense, quien tiene la residencia permanente (green card, o tarjeta verde), pero teme ser obligada a irse del país antes de esa fecha y no poder regresar.

"Estoy muy preocupada", declaró Traub, quien solicitó una visa temporal que le permita permanecer en el país y buscar empleo.

Una cantidad no precisada de trabajadores extranjeros han perdido sus trabajos en medio de la recesión, que generó un desempleo del 6,7% en noviembre, el más alto en 15 años. Los expertos pronostican que la tasa de desempleo podría superar el 8% en el 2009.

Los extranjeros que se encuentran en el país con visas válidas que los autorizan a trabajar pueden cobrar seguros de desempleo si satisfacen todos los requisitos del estado en que viven, según el Departamento de Trabajo.

Casi medio millón de profesionales extranjeros trabajan en Estados Unidos con visas tipo H-1B o han solicitado la residencia permanente con el auspicio de sus empleadores, de acuerdo con Stuart Anderson, director ejectivo de la National Foundation for American Policy, un organismo de investigación de Arlington, Virginia. Muchos de ellos vinieron a Estados Unidos a estudiar y viven aquí desde hace años.

Aquellos que se quedan sin trabajo podrían regresar a sus países de origen o emigrar a países con leyes migratorias más blandas, donde probablemente haya buena demanda de profesionales capacitados en el campo de la tecnología y le ingeniaría electrónica, indicó Anderson.

"Hay gente llamada a crear sus propias empresas en Estados Unidos que probablemente terminen creándolas en otros países", agregó.

Las empresas estadounidenses están obligadas a informarle al servicio de inmigración cuando un extranjero que tiene una visa temporal deja de trabajar para la firma, pero el gobierno no lleva la cuenta de los profesionales que son licenciados por razones económicas, informó el portavoz del servicio de inmigración Bill Wright. Agregó que hay muchas razones por las que alguien puede dejar un trabajo, tanto en tiempos de bonanza económica como en épocas malas, incluido, por ejemplo, el haber conseguido un trabajo mejor.

Abogados de inmigración dicen que están recibiendo cada vez más llamadas de profesionales extranjeros que se quedaron sin trabajo, especialmente en el campo de los servicios financieros.

Cyrus Mehta, abogado de Nueva York especializado en temas de inmigración, dice que a lo largo del último año recibió una llamada por semana de un extranjero que se quedó sin trabajo.

Carmita Alonso, del estudio de abogados de inmigración Fragomen, Del Rey, Bernsen & Loewy, afirmó que desde fines del 2007 trabajó con al menos 100 clientes en esa situación. "Esto es lo peor que hemos visto en bastante tiempo", expresó, aludiendo al desempleo entre los profesionales extranjeros.

Tras la desaparición de numerosos portales de internet en el año 2000, muchos especialistas en alta tecnología se quedaron sin trabajo y algunos extranjeros regresaron a sus países. Esta vez, según los abogados de inmigración, los problemas comenzaron en el sector financiero y arrstraron a numerosas industrias y empresas tecnológicas, que también están eliminando plazas laborales.

Uno de los problemas más graves que enfrenta un extranjero con visa que se queda sin trabajo es que, en teoría, debe irse del país de inmediato. Las empresas deben suministrarle un pasaje para que salga del país. Sólo pueden quedarse si tramitan rápido otra visa, como una visa de turista por seis meses, que les dé tiempo de preparar la mudanza o conseguir otro trabajo.

Los extranjeros que intentan conseguir el permiso de residencia permanente encaran distintos desafíos. Si fueron licenciados por razones económicas, pueden quedarse en el país y buscar otro trabajo, pero deben conseguirlo antes de que las autoridades consideren sus casos, algo que puede tomar meses o años, dependiendo de lo avanzado que esté el proceso. Pero algo está claro: si alguien no tiene empleo, no se le concederá la residencia permanente.

Harsh Dharwad, un ingeniero electrónico de 31 años de la India, dijo que en cuanto la empresa de repuestos de automotor en la que trabajaba en Alabama comenzó a despedir gente, se mudó a California con su esposa y su hija de un año.

"Fue una decisión difícil, pero no quería correr el riesgo de ser despedido y quedar en una situación insostenible", afirmó Dharwad, quien ahora trabaja para una firma de aparatos médicos.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?