| 2/12/2015 11:00:00 AM

Zonas francas off shore, ¿oportunidad para enfrentar la crisis?

El reciente descubrimiento de Orca, en la costa del Caribe colombiano, ratifica que son altas las probabilidades para el país de que existan en esa zona grandes yacimientos de hidrocarburos. Ese es por lo menos el consenso al interior de la industria.

Por esta razón, el nuevo decreto que permite la creación de zonas francas off shore para la industria petrolera se podría convertir en uno de los más importantes incentivos para la exploración en Colombia de los últimos años.

Según un análisis de la firma EY (antes Ernst & Young), “el decreto 2682 del 23 de diciembre de 2014, puede convertirse en una oportunidad para la exploración y explotación petrolera nacional”.

El análisis fue realizado por el experto Gustavo Lorenzo, Gerente Senior de Impuestos en EY Colombia. Según él, “existen estudios que indican que en la zona continental del mar territorial de nuestro país podrían existir recursos como petróleo y gas, entre otros más que se consideran atractivos para la explotación. Es una oportunidad, si las naciones logran reducir las tasas impositivas y arancelarias para importación de maquinaria que permita explotar estos recursos”, comenta Lorenzo.

Para él, esta clase de beneficios señalados en el decreto expedido en diciembre pasado por el Gobierno Nacional, es necesario no sólo por la actual coyuntura de precios, sino, adicionalmente, porque los proyectos off shore, pueden resultar hasta 15 veces más costosos que las actividades de exploración y explotación en territorio continental. “Además, países como México y Uruguay, entre otros, de la región están apoyando estas medidas para atraer o mantener la inversión extranjera en estos frentes”, aseguró.

Actualmente, la tarifa de renta de las zonas francas es del 15%. Si se aplica el CREE (cuyas tasas son de 5, 6, 8 y 9% en los años 2015, 2016, 2017, y 2018), la tarifa de renta para los proyectos off shore terminaría en 24%.

Esto representaría un beneficio cercano a los 15 puntos porcentuales, respecto de las tarifas que van a pagar las empresas que no están en zonas francas.

El decreto establece varias condiciones, pues sólo pueden convertirse en zonas francas petroleras off shore los proyectos que tengan firmado contrato con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), “con la perspectiva asignación del área en la que se van a realizar las exploraciones”, explicó Lorenzo.

Para Lorenzo el esquema diseñado es amplio, toda vez que “también podrán ser calificados como usuarios los contratistas y las demás personas jurídicas que ofrezcan los servicios de logística, compresión, transformación, licuefacción de gas y actividades directamente relacionados con el sector de hidrocarburos costa afuera”.

Dentro de los otros beneficios que incluyen las zonas francas, además de la tarifa de 15% para renta, está el de incorporar bienes de capital sin aranceles ni IVA.

El experto se mostró a la expectativa de una nueva reglamentación que desarrolle más ampliamente las posibilidades de las zonas francas petroleras off shore.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?