| 11/29/2011 5:40:00 PM

Zona euro estudia préstamos a bancos centrales, como último recurso

La zona euro estudia la opción de ayudas financieras de emergencia para Italia y España, empleando dinero de los bancos centrales para aumentar los recursos del Fondo Monetario Internacional, aunque sólo como último recurso, dijeron el martes funcionarios del bloque.

Italia sufrió para vender bonos a 3 años el martes, y tuvo que ofrecer casi un 7,89 por ciento, una rentabilidad histórica desde la introducción del euro, para vender los 7.500 millones de euros en oferta.

Con Alemania oponiéndose a la idea de que el Banco Central Europeo actúe como prestamista de última instancia, las crecientes dificultades de Italia para financiarse a niveles sostenibles han avivado las expectativas de que tenga que acudir a la UE o al FMI en busca de ayuda.

Sin embargo, no está claro si habrá suficientes recursos para rescatar a la tercera economía de la zona euro, si no se establece un mecanismo de financiación especial.

"Si Italia se complica, los países de la zona euro pueden decidir si incrementar los recursos del FMI para que este provea el dinero del rescate, y pueden hacerlo a través de los bancos centrales nacionales, que simplemente tendrían que imprimir dinero", dijo una fuente senior de la zona euro.

Otro funcionario del bloque dijo que los préstamos podrían conducirse hacia el FMI a través de su nuevo mecanismo de préstamo, mientras que el ministro holandés de finanzas, Jan kees de Jager, dijo que también podría contemplar un incremento en los derechos especiales de giro del FMI, que se emplean en las reservas de los bancos centrales.

Los costos de financiación de Italia y España, la cuarta economía del bloque, se han disparado porque los mercados están preocupados por el alto endeudamiento y lento crecimiento, y las dudas sobre su capacidad para ejecutar reformas que resuelvan el problema.

La única institución que podría suministrar fácilmente el dinero necesario para rescatar cualquier país de la zona euro es el BCE, pero las leyes de la UE prohíben que este financie directamente a los estados. Sin embargo, permite que el BCE le preste al FMI.

El BCE ha estado comprando deuda española e italiana en el mercado secundario de bonos, pero no lo suficiente como para marcar una diferencia.

Los banqueros quieren ver a los países que reciban ayuda implementar estrictamente los programas económicos que la ayuda lleva aparejada, que los Gobiernos pongan en marcha rápidamente el fondo de rescate del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), y que mejoren su gobernanza económica.

"Deberíamos empezar con el FEEF", añadió un banquero de la zona euro.

Si el déficit de presupuestos nacionales está controlado por la UE, haría imposible que la deuda de ningún miembro subiera en exceso, lo que también implicaría que ningún país entraría nunca en cesación de pagos, dijeron varios altos cargos de la zona euro.


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?