| 2/1/2012 7:00:00 AM

¿Y la calidad del empleo que se está generando?

La tasa de desocupación de diciembre de 2011, es la más baja de los últimos diez años. En un año 802.000 personas encontraron trabajo. Sin embargo la fiesta no es para todo el mundo. Hay ciudades en las que la calidad del trabajo no es la mejor. Algunas presentan reducciones en los desempleados, pero crecen de forma sustancial en informalidad y labores sin remuneración.

Mientras que en 2010 habían 19,2 millones de personas con trabajo, el consolidado del Dane en todo 2011 indica que se registraron 20 millones empleados, lo que representa una variación anual del 4,2%. De acuerdo con la entidad de las 24 principales ciudades del país, solo cuatro (entre enero y diciembre) lograron tasas de un dígito, que son Bucaramanga, Bogotá, Barranquilla y San Andrés. En ese periodo los trabajadores sin remuneración crecieron 33% y el trabajador cuenta propia aumentó 6,2%, lo que da cuenta de la calidad del empleo que se está generando.

La razón de esta situación es que las tasas que más crecen son las de trabajadores cuenta propia y personas que se emplean sin remuneración. A pesar de que la tasa Global de Participación, es decir el número de personas que salen a busca empleo, se ha reducido un poco, las cifras del Dane, en el segmento de inactivos demuestran que cada vez hay menos personas dedicadas a oficios del hogar (dato que cayó 2,1%) y a estudiar (reducción de 12,6%), mientras que el factor que más crece es el de personas que se pensionan o que deciden salirse del mercado laboral.

El propio Ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, señaló que en la actualidad los jefes de hogar tienen mejores remuneraciones que antes y que esto ha permitido que el conyugue y los hijos se dediquen a otros oficios y no a buscar empleo.

Panorama nacional

Los problemas más graves siguen siendo para Quibdó, Popayán y Armenia, que tienen una tasa de desocupación de un 7,8% aproximadamente, por encima del promedio nacional. Mónica Parra, investigadora asociada de Fedesarrollo asegura que la raíz del problema es la centralización en ciertos aspectos y que tener cifras de un dígito no puede ser la panacea, pero hay que poner especial atención en el rezago de algunas regiones y de la creación de empleo digno.

Al comparar las cifras de diciembre de los últimos cinco años se observa que su tasa de desocupación ha estado entre el 14% y 17%. Rodrigo Estrada Reveiz, presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Armenia, asegura que los problemas más graves de la ciudad siguen siendo la reducción en la producción de café, y por esta razón la tasa de empleo en la ciudad no baja, debido a que hay una alto número de personas del campo que se desplazan a la zona urbana. El ejecutivo dijó que en las pasadas administraciones no existió una política clara para combatir este tema.

“Ahora estamos conversando con los vendedores ambulantes y queremos crear zonas azules, que son lugares especiales en el centro para contratar a los vendedores en vigilancia de los carros y así beneficiar a toda la comunidad”, dijo.

Estrada dijo que todavía los proyectos grandes de turismo no están generando los puestos de trabajo que se esperaban.

Hay ciudades que a pesar de estar por debajo del total nacional tienen problemas más preocupantes como Barranquilla, incluso hasta un estudio del Banco de la República demuestra que casi la mitad de los puestos de trabajo que se están generando corresponden a cuenta propia. Por ejemplo en el último trimestre del año el crecimiento de los ocupados es de 6,7 puntos porcentuales y el 7,3 a los informales.

Una situación similar se está dando en Pasto en donde los trabajadores sin remuneración están creciendo a tasas similares a los empleados formales. Cúcuta es uno de los casos más críticos.

Uno de los casos con mayor éxito es Medellín. Las cifras demuestran que la mayoría del crecimiento en la ocupación es por los empleos formales en el sector privado, lo que ha sido una constante en ese sentido. Bucaramanga es otro buen ejemplo. Es la ciudad donde se registran mayores tasas de creación de empresas.

Manizales y Montería tiene cifras un poco más equilibradas, los empleados formales son los que más contribuyen en la fuerza laboral.

En Bogotá un buen porcentaje del crecimiento de ocupados se dio por los trabajadores cuenta propia. En Cartagena la contribución a la tasa de ocupados, de los trabajadores con empleo formal (con todas las prestaciones) es apenas del 2%.

Para el vice ministro de Empleo, Mauricio Olivera, la reducción en el desempleo se dio gracias al fuerte crecimiento económico, especialmente en el tercer trimestre del año. En efecto, la economía creció 7,7% real en ese lapso, la tasa de crecimiento más alta en años recientes, con una tasa de desempleo fue de 9,3% en el mismo trimestre.

“Para el 2012 el Ministerio del Trabajo está diseñando políticas activas de empleo, buscando acelerar esta reducción del desempleo. Estas políticas tienen en cuenta la dinámica del mercado laboral a nivel regional, la formalización para generar un trabajo digno, y la formación para el trabajo”, dijo Olivera en un comunicado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?