| 11/25/2009 7:30:00 AM

Viene otra bonanza arrocera

Las últimas noticias muestran que la probabilidad de aumento en el precio del arroz es más alta cada vez. La caída en los inventarios en el mundo y la mayor demanda de India y Filipinas, harán que el precio aumente.

El último informe de la FAO, en septiembre, presentaba una estimación preliminar de existencias para el 2010, y apuntaban a una caída del 3% a 117,4 millones de toneladas. Las reservas tendrían que ser reducidas para cubrir el déficit de producción previsto en 2009.

India, el segundo mayor productor y consumidor de arroz, anunció la semana pasada que necesitarían importar 5 millones de toneladas métricas el próximo año, debido a la pérdida del 18% de su cosecha por efecto de una sequía este año.

Así mismo, anunciaron que la producción en la cosecha de enero, puede caer a 12 millones de toneladas, de aproximadamente 15 millones de toneladas del año anterior, debido a las pérdidas causadas por las recientes inundaciones en el sur del país.

El aumento de las importaciones de la India aumentará la competencia por los suministros en el extranjero y puede empujar precios mundiales más altos.

Las presiones son más fuertes si se considera que Filipinas anunció que debido a los cambios climáticos del último mes, sus importaciones aumentarán en un 10% aproximadamente.

Después de estos anuncios, los precios de los futuros de arroz con entrega en enero aumentaban casi un 1% a U$15,32 por cada 100 libras, y el precio del arroz tailandés de exportación, que es el de referencia en la región, aumentaba un 6,9%, de US$525 a US$561 por tonelada.

En este orden de ideas la tendencia del precio internacional del arroz, será al alza durante un buen tiempo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?