| 2/22/2013 4:23:00 PM

Ventas de comercio crecieron, pero no tanto

En 2012 las ventas reales del comercio minorista registraron un crecimiento de 3,0% con respecto a 2011, cuando crecieron 10,4%.

Excluyendo el comercio de vehículos automotores y motocicletas, el aumento fue 4,2% respecto del año precedente.

Las líneas de mercancías que presentaron mayores crecimientos fueron: equipo de informática, hogar (18,3%), artículos de ferretería, vidrios y pinturas (7,9%), calzado, artículos de cuero y sucedáneos del cuero (7,0%), y productos de aseo personal, cosméticos (6,2%).

El personal ocupado promedio del comercio minorista presentó un aumento de 5,7% respecto del año anterior. Este resultado obedece al aumento en la contratación de personal permanente (11,1%) y a la disminución en la vinculación de personal temporal a través de agencias (-11,0%) y de temporal directo (-0,9%).

¿Qué pasó en diciembre?
En el último mes de 2012, las ventas del comercio minorista crecieron 3,3% con respecto al mismo mes del año anterior, cuando habían aumentado 7,4%. Excluyendo el comercio de vehículos automotores y motocicletas, la variación de las ventas reales en diciembre de 2012 fue 2,9%.

Las líneas de mercancías que explican este resultado son: equipo de informática, hogar (24,0%), vehículos, automotores y motocicletas (5,6%), calzado, artículos de cuero y sucedáneos del cuero (4,9%); y alimentos y bebidas no alcohólicas (1,9%). Estos cuatro grupos aportaron 2,5 puntos porcentuales a la variación de diciembre.

El incremento de 5,3% registrado por el personal ocupado durante este mes, se explica por el aumento en la contratación de personal permanente (11,0%), personal temporal a través de agencias (2,9%) y la disminución en la vinculación de personal temporal directo (-8,3%).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.