| 4/30/2013 7:46:00 AM

Y de valorización... nada

Nuevamente el Concejo de Bogotá y la Alcaldía Mayor no lograron una concertación sobre el cobro de la valorización. La corporación dijo no al cupo de endeudamiento y a la derogatoria del acuerdo 180.

Ante la negativa del Concejo de Bogotá de aprobar la derogación del acuerdo 180 del cobro de valorización y de la propuesta de financiar las obras por cupo de endeudamiento, el secretario de Hacienda, Ricardo Bonilla, aseguró que la Administración insistirá al cabildo con los proyectos.

“El próximo 2 de mayo, la administración se compromete a volver a radicar los mismos dos proyectos y a continuar el trabajo que se viene haciendo”, dijo el Secretario. Ese mismo día, la Administración Distrital radicará el Plan de Ordenamiento Territorial.

Fueron cerca de 12 horas de debate en el que, lo que hacía unas semanas parecía un buen acercamiento a la concertación, terminó por hundirse la propuesta de cupo de endeudamiento por $4,3 billones y la derogación del acuerdo 180 del 2005 de la valorización.

Sin embargo, Ricardo Bonilla dijo que de haber aprobado el acuerdo en la jornada de ayer, no habría llegado a los mejores términos y señaló que “lo que estamos completamente seguros, es que el acuerdo de ciudad esta muy cerca, supremamente cerca, creemos que si se hubiera podido llevar hasta el 30 de abril, ese mismo día se hubiera podido lograr, pero todavía faltan cosas por afinar y eso puede dañar todos los términos del acuerdo”.

Una vez terminada la sesión, el pasado lunes, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, afirmó en su cuenta de Twitter que su Gobierno “volverá a insistir en la derogatoria de los cobros de valorización, por su inconveniencia en momentos de desactivación económica”.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?