| 9/16/2009 12:00:00 AM

Una de cada seis personas sufre de hambre

Un informe del Programa Mundial de Alimentos, revela que actualmente existen 1,02 mil millones de personas desnutridas en el mundo.

El informe revelado por el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, destapa que casi uno de cada seis personas no reciben suficientes alimentos para estar saludable y llevar una vida activa. El hambre y la malnutrición son el principal riesgo a la salud en el mundo. Más que el Sida, la malaria y la tuberculosis.


Entre las principales causas del hambre se encuentran los desastres naturales, los conflictos, la pobreza, la mala infraestructura agrícola y la explotación excesiva del medio ambiente. Recientemente, financieros y económicos han asegurado que las crisis han llevado a más personas a sufrir de hambre.


Así como el tipo obvio de hambre resulta de un estómago vacío. También existe el hambre oculta por las deficiencias de micronutrientes que hacen que las personas sean susceptibles a las enfermedades infecciosas. Además que perjudican el desarrollo físico y mental, reducen su productividad laboral y aumentan el riesgo de muerte prematura.


El hambre no sólo pesa sobre el individuo. También impone una carga económica destructora en los países en desarrollo. Los economistas estiman que cada niño cuyo desarrollo físico y mental es retraso en el crecimiento por el hambre y la desnutrición puede llegar a perder entre el 5% y el 10% de los ingresos de toda la vida.


Entre los ‘Objetivos de Desarrollo del Milenio’ de las Naciones Unidas se ha fijado para el siglo 21, reducir a la mitad la proporción de personas de hambre en el mundo es la parte superior de la lista. Considerando que se avanzó en la reducción del hambre crónica en la década de 1980 y la primera mitad de la década de 1990.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?