| 7/15/2015 5:00:00 AM

¿Sería mejor o peor que la economía crezca menos en 2015?

El debate de política y entre las autoridades tiene mayor importancia por los desequilibrios y los riesgos que ellos podrían suponer para la economía. Algunos datos empiezan a sugerir menos crecimiento según como avanza el año.

La última encuesta sobre la situación del crédito en Colombia realizada por el Banco de la República sugiere que la demanda de crédito en el segundo trimestre del año ha disminuido según las entidades crediticias. Esa menor demanda se ha sentido más en las Cooperativas y es menos fuerte pero igual estaría ocurriendo en las Compañías de Financiamiento Comercial. En el caso de los bancos, la demanda de crédito viene bajando pero en su balance permanece positiva.

El balance de respuestas del crédito de consumo estaría en territorio negativo por primera vez desde finales del 2013 y comienzos del 2014. La serie suele ser volátil pero en episodios pasados ha recogido muy bien las tendencias de demanda de crédito y es un indicador que ha anticipado el desempeño anual de la cartera.


Fuente: Banco de la República

Los resultados de la encuesta podrían sugerir lo que otros datos vienen también indicando. El consumo privado se viene moderando según como avanza el año.

La importancia radica no solo en el peso del consumo privado en el producto interno bruto (PIB), de casi 66%; sino también porque en el primer trimestre creció 3,9%, muy por encima de la economía.

Esos otros datos son aun preliminares para el trimestre. Por ejemplo las ventas al por menor que retrocedieron en abril 1%. Si bien, Alexander Riveros, Economista Senior de Bancolombia, advierte que “en mayo hubo dos días hábiles menos que frente a 2014 lo que podría afectar positivamente al comercio y negativamente a las actividades de producción”, el dato de mayo será una guía adicional.

Las importaciones de consumo, también de abril, sugieren la misma desaceleración que las ventas del comercio minorista. Sin embargo, hay que esperar si los reportes de mayo confirman la tendencia. Eso hace muy oportuna la encuesta que si cubre todo el segundo trimestre.

La encuesta sugiere que las entidades financieras han aumentado en forma significativa las exigencias para prestar créditos de consumo, especialmente en 2015. Eso no quiere decir que si tuvieran hoy recursos excedentarios las entidades de crédito no desearían prestar especialmente para consumo, pero sugiere que les preocupa la capacidad de pago, la actividad de los clientes y el nivel de capital de los mismos.

Un menor consumo estaría en línea con la visión de Instituto de Finanzas Internacionales con sede en Washington que sugiere que incluso con los estímulos públicos el crecimiento de 2015 no va a ser el que quisiera mantener el gobierno.

Por otra parte, Fenalco ha reportado que junio fue positivo para los comerciantes. El 38% de los consultados señó que las cantidades aumentaron frente a las del mismo mes del 2014, para el 42% fueron similares y el 20% hubo disminución. El gremio también ha atribuido el buen reporte a los efectos del Cyberlunes al comenzar dicho mes.

Sin embargo, para el Banco de la República sería deseable un menor crecimiento si ello ayudase a aliviar los desequilibrios externos de la economía. Ese es el creciente debate de política ¿sería mejor o peor crecer menos? En Chile el gobierno ha aceptado que es mejor por ahora crecer menos.

**

El FMI se sumó a quienes ya habían previsto un más bajo crecimiento en Perú, Chile y Colombia este año. Las nuevas previsiones de Colombia al 3 %, Perú 3,2 % y Chile 2,5 % bajan frente a las presentadas en abril, cuando se dijo que serían 3,5%, 3,8% y 2,7%. Lo mismo hizo para 2016, bajando a Colombia de 3,7% a 3,3%. Con ello el único por encima de 3,5% para este año y el próximo es el gobierno colombiano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?