| 8/8/2008 12:00:00 AM

Un flojo primer semestre

La industria esperaba un menor ritmo de crecimiento, pero los niveles que alcanzaron son inferiores a lo previsto. La inflación y la falta de demanda siguen siendo los problemas más críticos que aquejan a los empresarios en el país.

Así quedó evidenciado en los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (Eoic), que la Andi realiza con Acicam, Acoplásticos, Andigraf, Anfalit, Camacol, Icpc y la Cámara Colombiana del Libro en el período enero-junio del 2008.

 

Según el documento, se esperaba un menor ritmo de crecimiento, pero los niveles actuales son inferiores a lo previsto, debido a que al cierre del primer semestre están ligeramente por encima del 1%.

De acuerdo con los resultados de la encuesta en el período entre enero y junio del 2008, comparado con el mismo lapso del 2007, la producción aumentó 1,2%, las ventas totales 0,6% y, dentro de estas, las ventas hacia el mercado interno aumentaron 1,5%.

Mientras actividades como alimentos, papel, otros químicos, cerámica no refractaria, productos metálicos y maquinaria de uso especial registran tasas por encima del 5%, sectores como bebidas, cuero, calzado, textiles, confecciones, sustancias químicas, vehículos automotores y autopartes han mostrado caídas durante el primer semestre del año.

En concordancia con la moderación en la actividad manufacturera, la utilización de la capacidad instalada en junio de 2008 se situó en 77%, nivel que es menor al 81,6% registrado en igual mes del año anterior y 80,8% al finalizar el 2007.

Con respecto a los indicadores de demanda, los niveles actuales se mantienen en los parámetros históricamente favorables que se observan desde principios del 2004. El 77,8% de la producción industrial califica los pedidos como altos o normales. Por su parte, los inventarios se mantienen bajos o normales, debido a que solamente el 26,2% de la producción califica sus existencias como altas. Según la agremiación de los industriales, no se puede desconocer que el panorama actual está menos despejado que hace un año cuando el 88% de la producción calificaba sus pedidos como altos o normales y solamente el 19% reportaba inventarios altos.

La situación más compleja de la coyuntura actual también se manifiesta en los indicadores de clima de los negocios de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta, los cuales si bien continúan por encima del promedio histórico, han perdido varios puntos con respecto a lo observado en 2006 y 2007. Mientras al finalizar el 2007 el 71% de los industriales calificaba la situación de la empresa como buena y el 40,3% contaba con mejores expectativas para el inmediato futuro, para junio de 2008 estos indicadores fueron 56,1% y 36,4%, respectivamente.

Inconvenientes más notorios
Uno de los problemas más críticos en la actual situación económica es el de la inflación. Según la Andi, resulta básico tratar de identificar en el sector industrial los principales factores que están incidiendo en los precios del sector. En esta dirección, en el mes de junio le preguntaron a los industriales sobre el aumento en los precios de sus productos y el incremento en los principales costos de producción.

En el primer semestre del año el 59,8% de las empresas aumentó sus precios y el 40,2% los mantuvo constantes o los redujo. En promedio los precios de los bienes finales de las empresas encuestadas aumentaron 5%. Con respecto a los factores de producción los mayores aumentos se dieron en materias primas y costos financieros, seguidos de servicios públicos, costos asociados al mercadeo y costos laborales 8,7%.

En cuanto a los obstáculos que perciben los empresarios en el desarrollo normal de su actividad, en junio de 2008 son en su orden: tipo de cambio, baja demanda, costo y suministro de materias primas, competencia en el mercado, contrabando y competencia desleal, bajos márgenes de rentabilidad, baja rotación de la cartera, falta de capital de trabajo y problemas de orden público.

“En la problemática industrial cabe anotar que en los últimos meses, el problema de falta de demanda ha venido ganando participación. Si bien este obstáculo mantiene un peso muy inferior al promedio histórico de 24%, es necesario mantener un estrecho monitoreo de esta variable”, asegura la agremiación de los industriales

Las estrategias
También se les preguntó a los empresarios sobre cuales estrategias están adoptando para el segundo semestre del año, con el objetivo de mantener y fortalecer su participación en el mercado. Estas pueden separarse en dos grupos.

La primera comprende las estrategias de competitividad empresarial, que tiene que ver con el caso del desarrollo de nuevos productos (35,8%), mejor servicio al cliente (16,5%), mayor eficiencia en costos (14,2%), aumentos en productividad (12,2%), inversión en tecnología e innovación (9,1%), uso más eficiente y mayores exigencias en la calidad de la materia prima (5,9%), aumentos en la calidad de los productos (5,5%) y ampliación de la capacidad instalada (2,8%).

Un segundo grupo de estrategias está dirigido a fortalecer la política de mercadeo y logística de las empresas. Es así como el 30,3% está fortaleciendo el área de mercadeo, por intermedio de una mayor inversión en publicidad, el posicionamiento de la marca y del canal propio, entre otras.

A lo anterior se suman la búsqueda de nuevos mercados tanto nacional como de exportación (27,2%), una estrategia de precios (12,2%), el fortalecimiento de la cadena de distribución y comercialización (9,8%) y una política de bajos inventarios (3,1%).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?