| 6/4/2016 12:01:00 AM

Transporte sostenible reduciría riegos ambientales y sociales: Cepal

Ante un inminente crecimiento poblacional y de emisiones de gases de efecto invernadero, el desarrollo de modelos de transporte sostenible es fundamental para reducir la huella ambiental, aumentar la eficiencia energética y acortar la brecha de desigualdad.

Durante el seminario ‘Cambio climático, gobernanza y movilidad en América Latina y el Caribe: ¿Hacia dónde nos movemos?’, expertos de varios países de la región latinoamericana se reunieron durante el mes de mayo en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago de Chile, donde uno de los principales temas hizo referencia al transporte sostenible.

Según los expertos, el desarrollo de los modelos de transporte sostenible permitiría reducir las emisiones de gases invernadero, acortar la brecha de desigualdad y aumentar la eficiencia energética.

En el seminario organizado por la Cepal, la Unión Europea y la  Cooperación Regional Francesa para América del Sur, se buscó apoyar el proceso del Grupo Consultivo de Alto Nivel sobre Transporte Sostenible de las Naciones Unidas, y reforzar los vínculos y las mejores prácticas entre los actores de la movilidad.

Lea también: ¿Qué países están utilizando menos autos para proteger el medio ambiente?

El Subsecretario de Transportes de Chile, Cristián Bowen, en tanto, llamó a los países de América Latina y el Caribe a vincular la sustentabilidad con la igualdad y recordó que, en la región, “las personas con menos recursos, son las que más deben desplazarse para llegar a sus trabajos”.

Por su parte, la Copresidenta del Grupo Consultivo de Alto Nivel sobre Transporte Sostenible de las Naciones Unidas, Carolina Tohá, recordó que la región es una de las más urbanizadas del planeta y que el auge económico que se ha presentado en años anteriores agravó un modelo de consumo “que está profundamente ligado con una mirada del transporte que no es sostenible”.

Posterior al seminario organizado por la Cepal, líderes de gobiernos nacionales y el sector privado, participaron en la Cumbre de Acción Climática de 2016, un evento de alto nivel patrocinado por el Banco Mundial y las Naciones Unidas, donde el tema del transporte sostenible también estaba presente.

“Si bien los desafíos de la lucha contra el cambio climático abarcan a numerosos sectores y requieren acciones en múltiples frentes, entre ellos la agricultura y la energía, el transporte es un área crucial para reducir la huella de carbono del mundo”, planteó el Banco Mundial.

“Vamos a esbozar aquí, en esta conferencia, los principios fundamentales de un plan para transformar los sistemas de transporte en el mundo”, dijo el presidente Kim durante su alocución en la apertura del encuentro.  “Lo hemos llamado ‘movilidad sostenible para todos’, lo cual significa trasladar a las personas y las mercancías de una manera accesible, eficiente y segura para ayudar a reducir la pobreza, disminuir las emisiones y aumentar la capacidad de adaptación al cambio climático”.

Durante la cumbre, también se señaló el papel de los gobiernos en el asunto; gobiernos son responsables de tener visión acerca del transporte y tomar acciones e implementar innovación para reducir su impacto.

¿Por qué se necesita un cambio de comportamiento?

Según el Banco Mundial, en la actualidad el transporte representa alrededor del 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Si las proyecciones son acertadas y en los próximos 35 años la población sobrepasará los 9.000 millones de habitantes, lo que se viene en materia ambiental es de gran preocupación.

De no tomar las medidas necesarias, las emisiones de transporte podrían aumentar en un 33% y el número de vehículos se podría duplicar en los próximos 15 años.

Cabe resaltar que este comportamiento no solo tiene consecuencias a nivel ambiental sino que también representa grandes amenazas de seguridad vial. Según cifras del Banco, los accidentes de tránsito causan alrededor de 1,3 millones de muertes al año y provocan lesiones a más de 50 millones de personas en todo el mundo.

Dado el déficit de infraestructura para el transporte, los países en desarrollo tienen la oportunidad de dar un salto importante a la adopción de estrategias de transporte multimodal que reduzcan la contaminación, el consumo de energía y la congestión y, al mismo tiempo, aumenten la seguridad vial e impulsen el crecimiento económico.

Sin embargo, esas decisiones se deben tomar de inmediato, teniendo en cuenta que las inversiones actuales son quienes determinarán los patrones de movilidad y emisiones de gases de efecto invernadero en el futuro.

“Si podemos aunar todos nuestros esfuerzos para hacer que la movilidad sea más sostenible, estaremos en posición de mejorar la vida de miles de millones de personas en todo el mundo, en términos de salud, medio ambiente y calidad de vida, y, al mismo tiempo, también poder combatir el cambio climático”, dijo Laura Tuck, vicepresidenta de Desarrollo Sostenible del Grupo Banco Mundial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?