| 2/15/2012 7:00:00 AM

Telmex enfrenta dura investigación de la Contraloría

La Comisión Nacional de Televisión debe responder por $80.000 millones, porque existen dos procesos fiscales por irregularidades y falta de control en cobro de licencias y tarifas de compensación. En el país no se sabe a ciencia cierta cuántos usuarios de televisión por cable existen. La empresa más cuestionada es Telmex.

En el 2010 la Contraloría emitió un control de advertencia a la Comisión Nacional de Televisión, porque no se estaba cobrando la licencia por operar, (entregada en 2007) por esta irregularidad se abrió una investigación por detrimento patrimonial por $40.800 millones. Recursos que hasta la fecha no se han pagado.

Esta investigación cobija a GlobalTV Comunicaciones, EPM, SuperCable, Telmex y Telecomunicaciones SAS.

Adicionalmente hay unas tarifas por compensación que no se están cobrando de manera adecuada.

“Las tarifas son lo que deben pagar los concesionarios por explotar una concesión. No se están pagando de manera igualitaria, no hubo estudios, no hubo ningún análisis para establecer la tarifa. Estamos hablando de un detrimento de $41.000 millones”, explicó Nelson Izáciga, contralor delegado de Infraestructura.

El ente de control recibió denuncias que señalan que existe un sub reporte por parte de los concesionarios. Los cable operadores deben pagar por cada usuario un valor cercano a los $700, “creemos que muchos se están beneficiando porque van a pagar menos. Es un tema delicado porque cuando se presentan los reportes a la Comisión se trata de documentos públicos, sobre los cuales pago tributos nacional es como IVA, impuesto sobre la renta, industria y comercio”, aseguró el funcionario.

Por su parte Telmex, envió un comunicado en el que señala que “hasta la fecha la Compañía no ha recibido ninguna notificación ó comunicación por parte de la Contraloría General de la República, al respecto de dicha investigación por lo cual no puede pronunciarse. Telmex Colombia, compañía respetuosa de las leyes colombianas estará atenta a colaborar con el requerimiento al que hubiere lugar”.

La entidad tiene indicios claros que ellos mismos han verificado en la página web de la CNTV, se han declarado como usuarios de los servicios vs los que efectivamente se están pagando, porque como están las cosas no se sabe con certeza cuántos usuarios existen con este servicio.

Si la entidad no presenta los documentos que soporten los verdaderos usuarios se vera enfrentada a un proceso de responsabilidad fiscal por un detrimento patrimonial de $36.000 millones. Además la Dian también alista una investigación por una posible evasión de impuestos. “Acá se también se está analizando la falsedad en documentos”.

A raíz de esta situación la Contraloría tomó la decisión de revisar los reportes de todas las empresas que prestan estos servicios.

Ante la gravedad de esta situación Izáciga pidió que se realice una revisión jurídica de las consecuencias de este incumplimiento, porque podría incluso revocarse la licencia de operación a los operadores investigados.

El Director de la CNTV, Jaime Andrés Estrada, dijo que de acuerdo con el reporte actual de los operadores de tv por suscripción, la Comisión Nacional de Televisión ha determinado que la penetración de este servicio en el mercado es del 31%. “No obstante, existen indicios de que esta penetración podría estar en un nivel superior, lo cual podría generar un posible detrimento de los recursos con los que se financia la televisión pública”.

Señalan que la auditoría contratada con el consorcio BDO-ASITEC, deberá corroborar la información suministrada por los operadores de televisión por suscripción con otros entes estatales, tales como la Dian, la Superintendencia Financiera, y con las entidades y fuentes legales de información públicas y privadas que se estimen convenientes y que la CNTV considere necesarias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?