| 12/20/2013 12:00:00 AM

Emisor dejó tasas de interés quietas

El Gerente General del Banco de la República, José Darío Uribe, señaló que la Junta decidió mantener la tasa de intervención en 3,25%.

En línea con las expectativas del mercado financiero colombiano, la Junta Directiva del Banco de la República decidió mantener las tasas de interés inalteradas en 3.25%.

De acuerdo con el gerente general del Emisor, José Darío Uribe, la nueva información sugiere que la economía mundial se recupera de forma lenta y algo mejor a lo previsto.

Por ello, lo más prudente es evaluar los avances y hacer una pausa ante los posibles efectos de los próximos meses.

Cabe anotar que en Estados Unidos la Reserva Federal anunció que en el mes de enero comprará un monto inferior de activos financieros y ratificó su compromiso de mantener el actual nivel de tasa de interés por un periodo prolongado.

Los términos de intercambio bajaron en octubre pero continúan en niveles altos. No se espera un alza de términos de intercambio, en un escenario de recuperación pausada de la economía global y de mejores condiciones esperadas de oferta mundial de petróleo, explica el comunicado del banco.

El gerente puntualizó que en Colombia, el crecimiento económico del tercer trimestre fue superior al estimado, debido principalmente al dinamismo de la construcción.

El gasto público se aceleró y el consumo de los hogares creció a buen ritmo. Las exportaciones tuvieron un crecimiento bajo e inferior al de las importaciones. En lo corrido del año a septiembre el crecimiento del PIB (3,9%) fue similar a lo proyectado por el equipo técnico del Banco de la Republica.

Para el cuarto trimestre de 2013, los indicadores de confianza del consumidor, de expectativas económicas, de comercio al por menor y de ventas de automóviles, sugieren que el consumo de los hogares crece a buen ritmo, señaló.

La aceleración en el crédito hipotecario también indica una dinámica favorable en la inversión en edificaciones. Por el lado de la oferta, en octubre la industria sin trilla de café volvió a descender (-0,1%) aunque a un menor ritmo que el registrado un mes atrás.

Con los anteriores resultados, el equipo técnico no modificó el rango estimado de crecimiento para todo 2013 (entre 3,5% y 4,5%), el cual contiene 4,1% como cifra más probable.

Esto significa que el crecimiento económico en el segundo semestre será considerablemente mayor al observado en el primero.

En noviembre el crecimiento del crédito total se desaceleró, aunque continúa siendo superior al aumento del PIB nominal.

La mayoría de tasas de interés nominales de crédito se redujeron en el mes. En términos reales se mantienen por debajo de sus promedios históricos (exceptuando las de tarjetas de crédito) e impulsan el crecimiento económico.
La inflación anual al consumidor en noviembre se situó en 1,76%, cifra inferior a la esperada.

Este hecho fue explicado principalmente por una desaceleración en la variación anual de los precios de los regulados y de los alimentos. El promedio de inflaciones básicas se mantuvo estable en 2,46%.

Las expectativas de inflación a un año de los analistas económicos, así como las derivadas de los papeles de deuda pública con plazos menores a cinco años se mantuvieron relativamente estables y se sitúan por debajo de 3%.
En resumen, se prevé que el crecimiento económico en 2013 sea similar al observado en el año anterior.

Las tasas de interés se mantienen en niveles que estimulan el gasto agregado de la economía. Hecha la evaluación del balance de riesgos, la Junta Directiva consideró apropiado mantener inalterada la tasa de interés de referencia.

La Junta seguirá haciendo un cuidadoso monitoreo del comportamiento y proyecciones de la actividad económica e inflación en el país, de los mercados de activos y de la situación internacional. Finalmente, reitera que la política monetaria dependerá de la información disponible.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?