| 12/19/2014 1:04:00 PM

Emisor mantuvo inalteradas tasas de interés en 4,5%

Durante la última reunión de política monetaria del 2014, la Junta Directiva del Emisor también determinó la cancelación del programa de acumulación de reservas internacionales que sostuvo durante todo 2014.

La Junta Directiva del Banco de la República resolvió en el marco de la última reunión de 2014, que la tasa de interés de intervención que regirá en Colombia para el primer mes de 2015, será de 4,5% tal como se sostuvo durante los últimos meses de 2014.

El principal mecanismo de intervención de política monetaria usado por el Banco de la República para afectar la cantidad de dinero que circula en la economía, consiste en modificar la tasa de interés mínima que cobra a las entidades financieras por los préstamos que les hace, o la tasa de interés máxima que paga por recibirles dinero sobrante.

En esta decisión, la Junta tomó en consideración principalmente los siguientes aspectos:

• Los precios internacionales del petróleo han caído considerablemente y se encuentran en niveles no observados desde 2009. Dicha disminución refleja aumentos en la oferta, menor demanda y mayor fortaleza del dólar. La incertidumbre sobre la cotización futura de este bien básico es elevada.

• La caída en el precio del petróleo y el incremento en las cotizaciones internacionales de algunos alimentos que importa Colombia han generado un deterioro en los términos de intercambio del país. Ello afecta negativamente el crecimiento del ingreso nacional.

• Las monedas de varios países emergentes siguen depreciándose, sus primas de riesgo país han subido y el precio de los activos financieros ha caído. La tasa de cambio peso-dólar ha subido considerablemente y mostrado una fuerte volatilidad.

• El desempeño de la actividad económica mundial sigue débil. La economía de los Estados Unidos continúa recuperándose mientras que la zona del euro y Japón mantienen un bajo crecimiento. El crecimiento del producto en los principales países emergentes sigue desacelerándose o presenta aumentos históricamente bajos. Es factible que la recuperación de nuestros socios comerciales en 2015 sea, en promedio, más débil que lo estimado en meses anteriores.

• En Colombia, el crecimiento del PIB del tercer trimestre de 2014 (4,2%) resultó inferior al previsto (4,6%). Los resultados de confianza del consumidor, del comercio al por menor, de ventas de automóviles y de crédito de consumo sugieren que la demanda interna sigue dinámica. Por otra parte, otros indicadores por el lado de la oferta, como la industria y la producción de petróleo, registran aumentos anuales bajos.

• La inflación al finalizar 2014 se situará en la mitad superior del rango meta. La desviación respecto al punto central de 3% es temporal y se explica fundamentalmente por la corrección de caídas transitorias en algunos precios en el pasado y por aumentos temporales en otros. La inflación básica se sitúa por debajo del 3% y se espera que la inflación general converja a dicho valor.

• La depreciación del peso se ha traspasado parcialmente al IPC de transables sin alimentos ni regulados. La volatilidad de la tasa de cambio y posibles correcciones de su nivel pueden limitar dicho traspaso. Adicionalmente, si la depreciación se modera, es de esperar que la transmisión continúe, pero sin efectos significativos sobre las expectativas de inflación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?