| 5/26/2017 1:08:00 PM

Banco de la República cede nuevamente y lleva su tasa a 6,25%

Por segundo mes consecutivo la Junta Directiva del Emisor redujo sus tasas en 25 puntos básicos por cuatro votos ante la evidente desaceleración económica y pese a que en abril la inflación bajo menos de lo esperado.

En la que fue la primera reunión del año con la Junta Directiva completa -tras la llegada del recién posesionado codirector José Antonio Ocampo-, el Banco de la República atendió a la súplica del Gobierno y la expectativa de la mayoría del mercado con una caída de 25 puntos básicos en su tasa de intervención.

El gerente del Emisor señaló que tanto el dato de inflación como sus expectativas presentaron pocos cambios en el último mes, mientras que los efectos que llevaron a la inflación al alza se continúan diluyendo tal como lo demuestra por ejemplo la inflación de alimentos.

Además, pese a que se espera un mayor crecimiento de la economía global, es incierto todavía el crecimiento de la demanda externa. A la vez, el crecimiento de Colombia durante el primer trimestre fue más bajo del esperado y los datos que se conocen hasta el momento indican que en el segundo trimestre también habría sido bajo.

Lea también: Proyecciones de crecimiento del PIB continúan deteriorándose

Por su parte el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, destacó que en la Junta Directiva hay consenso sobre la necesidad de bajar las tasas de interés para impulsar a la economía, pese a que hay diferencias sobre el nivel de ajuste y celebró la decisión de disminuir en 25 puntos los tipos de interés en esta ocasión.

Cárdenas reconoció nuevamente que el Gobierno no está satisfecho con el resultado del PIB en el primer trimestre y anunció que está preparando un paquete de medidas para impulsar la compra de viviendas de más de $100 millones “bajo la modalidad de todos ponen”.

El anuncio se hará la próxima semana, cuando se terminen de concertar las medidas que se hablaron esta semana con los presidentes de los bancos del paìs y el gremio de la construcción, Camacol.

El gerente Echavarría también admitió que el pronóstico de crecimiento para este año entre 1,8% y 2,5% es “una mala cifra” pero esperan que mejore con el tiempo y reiteró que es un resultado no tan malo al compararlo con la reacción de las demás economías de la región ante el choque externo. Sin embargo, el Emisor mantiene su pronóstico de 1,8% del PIB para este año.

Este mes el Dane publicó que la economía creció apenas 1,1% en el primer trimestre del año, tal como lo esperaban varios analistas pero con un dato que el mismo Gobierno reconoció como “malo” y que llevó a que el mercado redujera su expectativa de crecimiento para este año desde el 2% hasta 1,7%, inferior incluso al 1,8% con un rango entre 0,8% y 2,6% que espera el Banco de la República.

Puede interesarle: Banqueros ven “muy difícil” que se cumpla el pronóstico de 2,5% de PIB este año

Y poco antes de que se conociera el dato, el presidente de Asobancaria, dijo que el desempeño del primer semestre podría ser incluso inferior al de todo el 2016, que fue de 2%, por lo que los bancos ni siquiera están seguros de que este pueda ser el año de la recuperación y temen que se convierta en “el de la repetición”.

Incluso en las minutas de la Junta Directiva del Emisor en abril se reveló que los seis asistentes estuvieron de acuerdo sobre la presencia de excesos de capacidad instalada en la economía nacional, como consecuencia del “ajuste ordenado” de la misma ante los choques externos.

El Emisor también advirtió en ese momento que aunque la demanda interna tendría un mejor desempeño que el registrado en el 2016, gracias al crecimiento de la inversión, el consumo de los hogares aumentaría a un ritmo ligeramente inferior al del año anterior y el del Gobierno se aceleraría levemente.

Sigue el dilema: ¿inflación o crecimiento?

Luego de que el Banco de la República diera la sorpresa en abril al disminuir sus tasas de interés en 50 puntos básicos hasta 6,5%, la inflación también sorprendió con un registro superior al que se esperaba en abril.

Mientras el mercado esperaba una variación mensual de 0,38% con riesgos al alza, el Dane reveló el viernes que dicho dato llegó a 0,47% por lo que la inflación anual disminuyó tímidamente de 4,69% en marzo hasta 4,66% en abril.

Aunque el registro de inflación para el cuarto mes del año no es negativo para los analistas, sí demuestra que el indicador está desacelerando su caída y dado que se espera que incremente nuevamente en el segundo semestre, por lo que este año tampoco se cumpliría la meta de inflación del Banco de la República, tal como la misma autoridad monetaria admite tácitamente al asegurar que este año terminará cerca del 4%, para llegar a la meta de largo plazo de 3% en el 2018.

Ante el panorama, el presidente de la República y el ministro de Hacienda han sido insistentes en su petición al Banco de la República para que acelere la disminución de las tasas de interés y las lleve por lo menos hasta 5% al cerrar el primer semestre del año y a los bancos para que reflejen rápidamente la disminución de las tasas.

Incluso la Ocde dijo esta semana que “el crecimiento de la inflación ha pasado por el shock externo y la depreciación del peso, pero el Banco de la República ha trabajado muy bien y ya tiene la inflación muy cerca de la meta y por eso es muy natural que en los próximos meses tengamos más disminuciones de la tasa de interés”.

Lea también: Gobierno y banqueros discuten a puerta cerrada cuatro pilares del crecimiento

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.