| 5/1/2012 3:00:00 PM

Tasa de desempleo no bajará en el corto plazo

La situación global del empleo es extremadamente alarmante y no da señales de recuperación en el futuro próximo, dice la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El “Informe sobre el Trabajo en el Mundo 2012: Mejores Empleos para una economía mejor” de la OIT señala que si bien el crecimiento económico se ha reactivado en algunas regiones, la situación no mejorará en el corto plazo

Si bien el crecimiento económico se ha reactivado en algunas regiones, la situación global del empleo es extremadamente alarmante y no da señales de recuperación en el futuro próximo, dice la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El "Informe sobre el Trabajo en el Mundo 2012: Mejores Empleos para una economía mejor" de la OIT señala que aún siguen faltando 50 millones de empleos a nivel mundial comparado con la situación que existía antes de la crisis. También advierte que está surgiendo una nueva y aún más problemática fase de la crisis mundial del empleo.

Primero , esto se debe al hecho que muchos gobiernos, en particular en las economías avanzadas, le han dado prioridad a la combinación de austeridad fiscal y drásticas reformas laborales. El informe sostiene que este tipo de medidas están produciendo consecuencias devastadoras en los mercados laborales en general, y en la creación de empleo en particular. Tampoco han logrado, en general, reducir el déficit fiscal.

“La excesiva importancia que muchos países de la eurozona le están dando a la austeridad fiscal está profundizando la crisis del empleo y podría incluso conducir a otra recesión en Europa”, dijo Raymond Torres, Director del Instituto Internacional de Estudios Laborales y principal autor del informe.

“Los países que invirtieron en políticas de creación de empleo han logrado mejores resultados en términos económicos y sociales”, agregó Juan Somavia. “Muchos de estos países se han vuelto más competitivos y han superado la crisis mejor que aquellos que siguieron el modelo de austeridad. Podemos estudiar detalladamente a estos países y extraer lecciones”.

Segundo, en las economías avanzadas, muchas personas que buscan trabajo están desmoralizadas y están perdiendo sus competencias, lo cual afecta sus oportunidades de encontrar trabajo. Además, las pequeñas empresas tienen un acceso muy limitado al crédito, lo cual contribuye a deprimir las inversiones e impide la creación de empleo. En estos países, en particular en Europa, la recuperación del empleo no está prevista antes de finales de 2016, salvo que las medidas políticas cambien radicalmente su curso.

Tercero, en la mayoría de los países avanzados, muchos de los nuevos empleos que surgen son precarios. Las formas no convencionales de empleo están incrementando en 26 de las 50 economías para las cuales se dispone de datos.

Sin embargo, algunos países han logrado generar empleos y al mismo tiempo mejorar la calidad del trabajo, o al menos uno de sus aspectos. Por ejemplo, en Brasil, Indonesia y Uruguay las tasas de empleo han aumentado y la incidencia de trabajo informal ha disminuido. Esto se debe a la introducción de políticas sociales y laborales adecuadas.

- Las tasas de empleo incrementaron sólo en 6 de las 36 economías avanzadas desde 2007: Austria, Alemania, Israel, Luxemburgo, Malta y Polonia.

- Las tasas de desempleo juvenil aumentaron en cerca del 80 por ciento de los países avanzados y en dos tercios de los países en desarrollo.

- La tasa de pobreza aumentó en la mitad de las economías desarrolladas, y en un tercio de las economías en desarrollo, mientras que la desigualdad aumentó en la mitad de los países desarrollados y en un cuarto de las economías en desarrollo.

- En promedio, más de 40 por ciento de las personas que buscan trabajo en las economías avanzadas permaneció sin trabajar durante más de un año. La mayoría de las economías en desarrollo muestra una disminución de las tasas de desempleo e inactividad a largo plazo.

- El trabajo a tiempo parcial involuntario aumentó en dos tercios de las economías avanzadas. El trabajo temporal también aumentó en más de la mitad de estos países.

- La proporción de empleo informal se sitúa en más de 40 por ciento en dos tercios de los países emergentes y en desarrollo.

- En 26 de los 40 países de los cuales se dispone de datos, la proporción de trabajadores protegidos por un acuerdo colectivo disminuyó entre 2000 y 2009.

- El 28 por ciento de un número seleccionado de países emergentes y en desarrollo implementaron políticas para reducir beneficios sociales durante la crisis, comparado con 65 por ciento en las economías avanzadas.

- La inversión global, que alcanzó 19,8 por ciento del PIB en 2010, permanece 3,1 puntos porcentuales por debajo del promedio histórico, con una tendencia descendente más pronunciada en las economías avanzadas. En todas las regiones, la crisis mundial ha tenido un impacto desproporcionado sobre las inversiones en pequeñas empresas.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?