| 7/29/2016 10:44:00 AM

Desempleo se ubicó en 9,8% durante el primer semestre de 2016

En junio, la tasa de desempleo se ubicó en 8,9%, lo que representó un aumento de 0,7% con respecto a junio de 2015, y una disminución de 3,0% con respecto a enero del presente año,  según reveló el Dane.

Con respecto a mayo, la tasa de desempleo incrementó en 0,1%, lo que indica un comportamiento relativamente estable durante el segundo trimestre del año. Durante el trimestre abril-junio la tasa de desempleo se ha mantenido entre el 8,8% y el 9%.

La tasa de desempleo promedio durante el primer semestre del año se ubicó en 9,8% y en los últimos dos meses se ha mantenido por debajo del 9%.

La tasa registrada en junio, estuvo acompañada por una tasa de participación de 64,6% y una tasa de ocupación de 58,8% que se mantienen estables.

Fuente: Dane, cálculos Dinero

Según el Dane, en los centros poblados y las zonas rurales dispersas, para el segundo trimestre del año, la tasa de desempleo se ubicó en 5,2%, con una participación de 60,4% y ocupación de 57,2%. En el mismo trimestre de 2015 la tasa de desempleo fue de 5,0%.

En este trimestre, el número de personas ocupadas en el total nacional fue 22,1 millones. Las ramas de actividad económica que concentraron el mayor número de ocupados fueron: comercio, hoteles y restaurantes y servicios comunales.

Sin embargo, en el periodo abril-junio las ramas de mayor crecimiento, frente al mismo periodo de 2015, fueron construcción (5,7%), seguida por agricultura (3,8%) y actividades inmobiliarias (2,5%).

Variación de empleo según rama de actividad (abril - junio)

Fuente: Dane

Las tasas de desempleo más bajas se registraron en Cartagena con 8,2%, Barranquilla con 8,5% y Bogotá con 8,5%. Las ciudades con tasas de desempleo más altas en el trimestre fueron Quibdó con 17,8%, Cúcuta con 14,9% y Armenia con 14,6%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?